lahoradigital.com
Edición testing    5 de julio de 2020

Angela Merkel

El Gobierno alemán de Angela Merkel ha aprobado un paquete de estímulos por valor de 130.000 millones de euros para apoyar a la economía del país a recuperarse de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Entre las medidas aprobadas se encuentran la reducción del IVA, o un bono a las familiar con hijos.

Steffen Klusmann, redactor jefe del medios más prestigiosos del país, ha escrito un artículo muy duro en el que critica la postura de Alemania sobre la emisión de los “coronabonos” y señala directamente a la canciller, Angela Merkel. Según el periodista,“el rechazo alemán de los eurobonos es insolidario, mezquino y cobarde”. Der Spiegel es una de las más prestigiosas publicaciones del mundo, tiene en su haber no haber tenido que desmentir, salvo una o dos veces, en su historial ninguna información emitida.

El primer ministro húngaro Viktor Orbán, ha aprovechado la situación generada por la pandemia de la Covid-19 para otorgarse plenos poderes. Esto ha llevado a los conservadores europeos a pedir su expulsión de su grupo parlamentario, pero ni el Partido Popular de España, ni la CDU alemana lo ha ratificado.

España, Italia y otros países de Sur de Europa creen necesario emprender una política de reactivación de la economía mediante la emisión de eurobonos –llamados también coronabonos-. Enfrente, los Estados del norte, representados por Alemania, Países Bajos y Finlandia, se niegan a lo que ven como una “mutualización de los costes”. España e Italia fuerzan una nueva reunión del Consejo de Europa. Antonio Costa, de Portugal llegó a considerar "repugnante" la postura de los países de centro y norte Europa.

La dimisión diferida de la presidenta de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK para amigos, colegas y medios), y su renuncia a la candidatura para la Cancillería en 2021 ha abierto una crisis más en Alemania. Que podría no ser la última, si se quiebra la endeble GROKO (Gross Koalition) y se precipita el adelanto de las legislativas.

El candidato liberal Thomas Kemmerich se convirtió esta semana en el presidente del Estado Federal de Turingia (Alemania) gracias al apoyo del partido de Angela Merkel, la CDU, y también a los votos del partido nazi Alternativa para Alemania (AfD). La rotura del cordón sanitario a la ultraderecha ha supuesto un escándalo político de primera magnitud. Todos los partidos consideran inaceptable que un primer ministro regional gobierne con el apoyo de los ultras. La canciller alemana, Angela Merkel, considera que esto ha sido “un mal día para la democracia” y su partido ya trabaja para forzar la repetición electoral antes de que nadie gobierne de esta manera. Por su parte, el propio Kemmerich ha anunciado que renuncia al cargo.

Mientras que los demás asuntos siguen siendo fuente de tensiones, la Amazonia parece ser un punto, quizás el único, de convergencia. Según ha adelantado el presidente francés y anfitrión del encuentro, Emmanuel Macron, lo que se busca es una vía para ayudar a Brasil y los demás países afectados “lo antes posible”. Una ayuda inmediata pero, también, a largo plazo con el objetivo de “reforestar” las vitales zonas devastadas.

Para Pedro Sánchez el nombramiento de Josep Borrell como Alto Representante para la Política Exterior Europea, es una excelente noticia. En cuanto a los acuerdos conseguidos en la UE, tras 48 horas casi ininterrumpidas de negociación, Sánchez se considera satisfecho con los resultados. Al ser preguntado, en Bruselas, sobre la investidura y las posturas de Rivera o Iglesias, Sánchez ha contestado a los periodistas, que “para negociar se requieren dosis de generosidad y responsabilidad que benefician a todos”.

La nueva secretaria general de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, ha indicado este domingo que tiene previsto revisar las políticas migratorias impulsadas por la anterior líder del partido y actual canciller alemana, Angela Merkel, de cara a las elecciones europeas de 2019.

A las once de la mañana de este domingo repicaron las campanas en toda Francia. Igual que hace cien años. A las 11, del día 11, del mes 11, concluían cuatro años de guerra gracias a un armisticio firmado en plena noche en un vagón de tren estacionado al norte de París, en medio del bosque de Compiègne.

Las dos últimas semanas su partido ha cosechado dos castigos electorales en las elecciones a nivel regional en Hesse y en Baviera

  • 1