lahoradigital.com
Edición testing    31 de octubre de 2020

Adelante Andalucía

No hay día en que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dedique todo tipo de calificativos sin pensar en sus consecuencias. En esta ocasión, la dirigente popular cargó en una entrevista en Telecinco contra la primera región de España en cuanto a población se refiere, actualmente gobernada por su formación, al defender que, a diferencia de Andalucía, "en Madrid la gente no quiere vivir subvencionada" y, por ello, "viene lo mejor de España".

La formación ultraderechista se ha hecho la Presidencia de la comisión de reconstrucción de Andalucia, pese a haber sido la única formación que votó en contra de su creación. Los socios del Gobierno andaluz le han entregado a Vox este cargo con sus votos, con tal de tejer lazos con el partido que permitió su investidura. La oposición, Partido Socialista y Adelante Andalucía, se han mostrado muy críticos con ésta decisión y se han levantado de la comisión.

Este pasado domingo se han manifestado en Sevilla Granada, Cádiz y Málaga aproximadamente 7.250 personas según la Delegación del Gobierno en Andalucía. La manifestación fue convocada por las mareas blancas y ha sido apoyada por diversas organizaciones.

13.800 euros de multa ha sido finalmente la condena que ha impuesto la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla al empresario y exvocal de la Cámara de Comercio de Sevilla, Manuel Muñoz Medina, por los hechos acontecidos el 20 de diciembre de 2016, en un acto celebrado en la propia Cámara de Comercio, cuando este se dirigió a la coodinadora general de Podemos Andalucía (y candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por Adelante Andalucía en las pasadas elecciones de 2018), Teresa Rodríguez, y simuló besarla.

Adelante Andalucía, formada por Podemos Andalucía, IULV-CA, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, se suma al Grupo Izquierda Confederal en el Senado junto a Más Madrid, En Comú Podem, Mès y Compromís. Desaparece así el grupo de Unidas Podemos en la Cámara Alta en un momento de bloqueo político nacional, con las negociaciones rotas para la investidura del candidato a la presidencia del Gobierno propuesto por el Rey, el socialista Pedro Sánchez, que dará comienzo el próximo lunes.

El primer presidente de la Junta de Andalucía, que no es socialista, ha sido elegido este 15 de enero gracias a los votos de Ciudadanos y el grupo de extrema derecha, Vox. Juanma Moreno Bonilla ha salido elegido con un total de 59 votos de los 109 del Parlamento andaluz, frente a los 50 de Psoe y Adelante Andalucía. Mientras en Europa, los partidos democráticos, incluso los conservadores y liberales, forman un muro de contención frente a la extrema derecha, en España, el PP y Cs, no solo lo blanquean sino que se radicalizan con ellos. A tenor de las declaraciones del portavoz del partido ultra, Francisco Serrano, que afirma "Andalucía sale de una especie de dictadura comunista que se dedica a la kale borroka" en alusión a las manifestaciones feministas contra las pretensiones ultras de abolir los derechos de las mujeres.

Marta Bosquet, diputada por Ciudadanos, es la nueva presidenta de la cámara regional andaluza que ha recibido los votos de su partido, del PP y de Vox en virtud al acuerdo alcanzado por las tres formaciones de derechas andaluzas. Es la segunda vez en la historia de la Autonomía que un diputado que no es del PSOE preside la cámara regional andaluza. La primera, la protagonizó Diego Valderas, de Izquierda Unida entre 1994 y 1996.

El PP y Ciudadanos han anunciado un acuerdo por el que el partido Naranja presidirá la mesa del Parlamento regional y el Partido Popular ostentará la presidencia de la Junta de Andalucía. Dicho acuerdo solo es posible gracias a los votos de la ultraderecha de Vox a la que cederán un asiento en en la mesa de la cámara autonómica. Adelante Andalucía decide esta misma tarde si apoya o no dicho acuerdo. El PSOE se niega en rotundo a rubricar ese pacto y afean a Albert Ribera su descarado blanqueo de la extrema derecha.

El secretario general de Podemos ha animado a la formación naranja a romper con PP y con Vox y valorar una opción alternativa que pasa por pactar con el PSOE, una posibilidad que ellos están dispuestos a permitir.

Finalizaba hace un mes mi artículo expresando mi deseo de que el voto ciudadano de los andaluces sirviera para cerrar el parlamento andaluz a la extrema derecha. Sería ese resultado la premonición de que en el mes de mayo esa ideología xenófoba, centralista y antidemocrática saldría de España camino del cementerio electoral metida en una urna a modo de féretro.

Los andaluces y andaluzas acuden a las urnas este domingo con el primer puesto relativamente claro. La incógnita está en cómo se configurarán los apoyos, con la segunda, tercera y cuarta fuerzas políticas, a partir del lunes 3 de diciembre. La duda está en si Adelante Andalucía sorpassa al Partido Popular, e incluso si Ciudadanos se coloca por delante del partido de Pablo Casado, y si Teresa Rodríguez finalmente intentará que las izquierdas se unan y conformen un Gobierno frente a una más que posible triple alianza de la derecha, incluyendo los votos del ultra derechista partido xenófobo, homófogo y misógino, VOX.

Teresa Rodríguez y Antonio Maillo llenaron ayer en su acto en Almería asegurando que no está todo decidido de cara a las elecciones del próximo 2 de diciembre. Acompañados de los cabezas de lista por esta provincia calificaron de “fracaso” las políticas del Gobierno de Susana Díaz. El sitio elegido, la Escuela Municipal de Música, se llenó por completo e incluso la propia Rodríguez tuvo que improvisar un mitin en la puerta para las personas que habían tenido que quedarse en la puerta.

Ante unas 500 personas, en Sevilla, Adelante Andalucía dio comienzo a la campaña electoral del 2 de diciembre. La coalición integrada por Podemos, Izquierda Unida y otras fuerzas de la izquierda andaluza, como el Partido Andalucista y Primavera Andaluza empieza así la batalla por ser alternativa a Susana Díaz.

Tras cuarenta años de gobiernos socialistas, Susana Díaz está segura de que el Psoe volverá a gobernar Andalucía aunque tendrá que negociar con otro partido de apoyo o con la abstención de alguno de ellos. Es altamente improbable que los tres partidos de la oposición, PP, Ciudadanos y Podemos se unan contra la presidenta andaluza.

El casi empate técnico en la segunda posición en los comicios al Parlamento de Andalucía anticipa la victoria de Susana Díaz que, pese a caer sus resultados, podrá elegir con quién negocia sus leyes o a quién integra en su Gobierno.