lahoradigital.com
Edición testing    28 de noviembre de 2020

Abolicionismo

Hacia la abolición de la prostitución

Ponemos el foco en la Jornada de la Escuela de pensamiento feminista Elena Arnedo “Hacia la abolición de la prostitución”, que se ha celebrado en la sede de Ferraz, y cuya inauguración ha corrido a cargo de la secretaria de Igualdad y vicepresidenta primera del Gobierno, Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo.

“Denunciar lo que nos hacen a las mujeres” y describir “con toda su crudeza de qué hablamos cuando hablamos de pornografía”. Esas son las razones por las que las Towanda Rebels, el tándem de feministas abolicionistas conformado por Teresa Lozano y Zúa Méndez, pone en marcha #HablemosDeNopor, la campaña de concienciación que pretende mostrar a la industria “que gana millones a costa de cosificar y mercantilizar los cuerpos de las mujeres y la sexualidad. Nos dicen que el porno es ficción, que es cine, que es una expresión cultural… pero no es cierto”, explican. Por ello las activistas lanzarán 12 vídeos y harán 5 directos con reputadas expertas para mostrar la misoginia de dicha industria y hacer pedagogía feminista.

Varias supervivientes abolicionistas de diferentes países se reúnen en el congreso Mundial de Madrid contra la explotación sexual donde explican sus testimonios estremecedores y se enfrentan a la verdad de sus trágicas experiencias. En este Congreso, se hace un llamamiento y se solicitan avances y retos para avanzar en el futuro luchando contra esta explotación sexual que acaba con los derechos de miles de mujeres y niñas cada día.

Este viernes se ha filtrado al periódico El País, un borrador del Gobierno de Pedro Sánchez para llevar al Congreso de los Diputados un Proyecto de Ley Integral contra la trata de seres humanos, en especial con fines de explotación sexual, que incluye multas y penas de cárcel para clientes de la prostitución y para aquellos que se lucran con esta actividad ilícita.

El día parecía tranquilo: no llueve, no habrá atasco. Todo pinta bien.

Abrir Twitter y todo se complica: los de Son nuestros hijos han lanzado una campaña en la que, a fuerza de dinero, intentan blanquear su compra de bebés, y además de empapelar de pasquines las calles de Madrid y Barcelona, nos muestran un video, que es todo amor altruista y candidez reproductora. Mujeres que ofrecen, con su mejor sonrisa y sin empacho, sus vientres para satisfacer ese deseo irrefrenable que sienten algunas parejas, heteros y no heteros, de perpetuar su estirpe genética.

En las últimas semanas hay una palabra que, para alegría de las feministas, se ha instalado con fuerza en el ideario colectivo. El término abolicionismo, en franco desuso por la poca utilidad que le había dado la mayoría de seres hablantes hasta la fecha, ha irrumpido en conversaciones, periódicos, juzgados de alto copete, tertulias televisivas y radiofónicas, y por supuesto, ha invadido las redes sociales, hasta ser uno de los puntos neurálgicos de las manifestaciones del 25N hace apenas unos días.

El tribunal señala que no es posible la celebración de un contrato de trabajo cuyo objeto sea la prostitución por cuenta ajena. Sin embargo rechaza pronunciarse sobre la solicitud de disolución del sindicato

El pasado 8M más de 6500 feministas, a título individual y desde distintos colectivos y organizaciones, firmamos un manifiesto declarándonos abolicionistas de la prostitución. El feminismo ha sido abolicionista desde su raíz.

Amelia Tiganus y la movilización por la abolición en España

Tres días después del 8M, Amelia Tiganus salió en televisión. A solo tres jornadas de la mayor movilización feminista global de la historia, a la que las mujeres en España acudieron en masa, esta mujer nacida en Rumanía en 1984 y residente en Euskadi llegaba a los hogares desde el “Salvados” de Jordi Évole. “Me vendieron por 300 euros a un proxeneta español”, dijo entonces.

  • 1