Ir a versión MÓVIL

lahoradigital.com
La victoria de los demócratas en Georgia deja a Biden a un paso de la Casa Blanca
Ampliar
(Foto: Europa Press)

La victoria de los demócratas en Georgia deja a Biden a un paso de la Casa Blanca

viernes 06 de noviembre de 2020, 14:09h

El final del recuento de votos de las elecciones americanas se acerca y el candidato demócrata Joe Biden está a un paso de la Casa Blanca y de alejar del poder al polémico y tóxico actual presidente, el republicano Donald Trump. En las últimas horas el conteo de papeletas por correo en el Estado de Georgia ha situado a Biden por delante de su contrincante lo que le daría 11 votos electorales que le sitúan ya en 269, a uno de los anhelados 270 lo que le convertiría automáticamente en presidente electo. Por su parte, Donald Trump intensifica sus ataques al proceso electoral y arremete contra la propia democracia americana poniendo en entredicho el proceso electoral, eso sí, sin una sola prueba. Son tantas sus mentiras que las propias cadenas de televisión americanas contaron anoche la emisión de su comparecencia para no difundir tantas falsedades.

El candidato demócrata Joe Biden está a un paso de poder llegar a la Casa Blanca y convertirse en el próximo presidente del país. En las últimas horas, han proseguido el recuento de las últimas papeletas del voto por correo en Pensilvania, Carolina del Norte, Georgia, Arizona y Nevada lo que acerca a los demócratas a la victoria. En el Estado de Georgia, donde Trump ganó el voto presencial, su contrincante ha conseguido enjugar la ventaja y ya está por delante del republicano. A falta de volcar el 1% de los sufragios, si se confirma esta victoria para los demócratas estarían a solo un voto electoral de la victoria.

Los principales medios de comunicación americanos y las televisiones, incluso la más cercana a Trump, Fox News, confirman que Biden está por delante en el Estado de Georgia y que finalmente se adjudicará sus 11 votos electorales. Esto sería ya el golpe definitivo para Trump que en las últimas horas ha vuelto a comparecer en público para culpar a sus rivales, a los medios, a las grandes corporaciones… de una especie de complot para ‘robarle’ las elecciones.

El actual presidente se encamina a una deriva autoritaria y ya habla abiertamente de ‘votos legales’, es decir, los que le favorecen, y de ‘votos ilegales’, los que corresponden al partido demócrata. Pero no presenta ni una sola prueba que demuestre siquiera una sombra de duda sobre el proceso electoral y el voto por correo. Son tantas sus falsedades que las grandes cadenas de televisión americanas decidieron cortar la emisión de la comparecencia de Trump por entender que no podían servir de instrumento para que el presidente americano esparciera sus falsedades y mentiras. Periódicos como The New York Times o el Washington Post arremeten con dureza contra el republicano por atacar la misma democracia americana, una de las más antiguas del mundo.

A medida que se van abriendo votos, Trump se radicaliza más y está llevando al país a una situación peligrosa ya que se están empezando a producir las primeras manifestaciones en las calles de varias ciudades del país. Por un lado, los partidarios de Trump han salido para ‘defender’ la victoria de su líder y algunos no han dudado de portar sus armas como muestra del desafío que están dispuestos a acometer. Y por otro lado, los demócratas están pidiendo la finalización del recuento para conocer cuanto antes quién será el próximo presidente.

Joe Biden, también ha salido a hablar de forma pública en las últimas horas. Pero a diferencia de Trump, se ha mostrado paciente y esperanzado en que el final del recuento servirá para ratificar su enorme victoria. No en vano, ya es el candidato más votado de la historia, incluso por encima de Obama, al aglutinar más de 72 millones de votos.

Y mientras tanto, el mundo espera impaciente para ver el resultado final de este proceso electoral que tiene implicaciones en casi todos los países del mundo. En el seno de la Unión Europea se espera y se desea un triunfo del demócrata para normalizar las relaciones con el gigante americano y acabar de una vez por todas con la política de aislamiento levantada por Trump y también para terminar con los aranceles comerciales del republicano. En España, la ministra de Asuntos Exteriores, González Laya, no se quiso pronunciar hasta saber el resultado final, pero no esconde que para España y sus intereses es mejor que Trump desaparezca de la escena lo que significa una nueva oportunidad para mejorar las relaciones bilaterales con la futura administración liderada por Biden.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios