lahoradigital.com
Edición testing    9 de marzo de 2021

Vox

la formación que lidera Pablo Iglesias, Unidas Podemos, presentó una Proposición no de Ley solicitando la eliminación de mensajes de odio a través de redes sociales por parte de diferentes grupos de opinión. A pesar del voto en contra por parte del PP y Vox, el Congreso de los Diputados ha aprobado la propuesta para instar a las autoridades para que aumenten la vigilancia y la eliminación inmediata de mensajes de odio.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a jugar su juego de la negación, dice que brinda su apoyo al Estado de Alarma, siempre que este no dure más de ocho semanas y que se apruebe un marco legal que permita la modificación de la Ley Orgánica 3/86 en materia de Salud Pública. Lo cual, en román paladino es tanto como decir que no lo va a apoyar puesto que el Ejecutivo viene descartando la modificación de la ley de Sanidad Pública, alegando que la Constitución alberga la más eficaz de las medidas jurídicas para hacer frente a un estado de emergencia sanitaria como el actual: El Estado de Alarma. Por tanto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, reafirma su posición insistiendo en la necesidad de seguir las directrices establecidas por los expertos. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional.

Acabado el esperpento que el fascismo y sus amigas, las “derechitas cobardes” han representado en el Parlamento español tengo que decir que se confirman mis temores y advertencias; VOX, como hoy se llaman los fascistas españoles, ha protagonizado una brillante jugada propagandística consiguiendo dos días de protagonismo mediático indiscutible y algo peor: dos días lanzando impunemente soflamas y “pensamientos” abiertamente fascistas con las que la Brunete Mediática tendrá munición abundante para seguir reventando España y su Gobierno legítimo en las próximas semanas.

La moción de censura de Vox acabó con Santiago Abascal vapuleado y noqueado y con el líder del PP, Pablo Casado, como el gran triunfador de los dos días de intenso debate. La ruptura de los populares con la ultraderecha se celebra en Madrid y en Bruselas, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez espera a que las palabras se conviertan en hechos. No es la primera vez que el máximo dirigente del PP arremete contra la extrema derecha para después seguir ‘bailando’ al son de los desvaríos populistas de los de Abascal. No habrá que esperar mucho para saber qué hay de cierto de la nueva estrategia, en las próximas semanas socialistas y populares deberían desbloquear la urgente renovación de los órganos constitucionales.

El ministro afirma que la moción de censura de Vox no ha hecho más que beneficiar al Gobierno, pues deja en evidencia al tipo de oposición que hay: "una alternativa muy tenebrosa”.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se muestra contrariado ante el concepto de "toque de queda" propuesto por la Comunidad de Madrid, y lo define como una medida "hostil" e innecesaria. En su intervención en el programa La hora de la 1, ha querido señalar la urgencia de la renovación del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ, así como la aplicación de normativas acordes a la situación sanitaria. Ábalos ha lamentado la difusión de una fotografía en la que se le observa fumando en el patio del Congreso, acusando de ser una artimaña política del grupo Vox.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado su satisfacción ante la negativa del PP en la votación de la moción de censura a Pedro Sánchez. Pese a ello, Lastra exige al líder popular, Pablo Casado, su distanciamiento de la “ideología del odio” propulsada por el partido ultraderechista de Santiago Abascal, como la única alternativa válida para proteger a la democracia.

El partido de Santiago Abascal ha cosechado un fracaso sin paliativos en el Congreso de los Diputados a su moción de censura que proponía sustituir al Gobierno actual por otro Ejecutivo liderado por los ultraderechistas. Sólo los 52 diputados de la extrema derecha han apoyado la moción que ha tenido el peor resultado de la democracia al recibir el no rotundo de 298 diputados que representan a 15 grupos políticos distintos sustentados en 20.850.736 votos de los españoles y españolas en las elecciones de noviembre de 2019. Pedro Sánchez se ha mostrado satisfecho del desarrollo de la moción y se ha alegrado de que el PP, al menos por una vez, haya hecho frente a los ultras con los que a su vez, sustenta sus gobiernos regionales en Madrid, Andalucía y Murcia.

El líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha sido el autor de uno de los discursos más celebrados este jueves en el Congreso de los Diputados, donde incluso ha tenido buenas palabras hacia el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, tras hacerse oficial su ruptura con la ultraderecha gracias a su 'no' a la moción de censura planteada por Santiago Abascal y los suyos contra el Ejecutivo de coalición.

Unidas Podemos ha elegido a cuatro mujeres para tomar la palabra frente a la moción de censura de Vox al Gobierno de España. Lo ha hecho con un claro mensaje: "Defender los derechos de las mujeres frente al machismo extremista de Vox". Asegurando que pretenden que España camine "hacia una republica feminista". Además, ha afeado a la formación liderada por Santiago Abascal que su proyecto se base en el odio, defendiendo los privilegios de unos pocos, "ciego a la violencia machista e incluso a la ciencia que avisa del cambio climático y, sobre todo, alejado de la España real a la que dice defender".

El presidente del Gobierno ha desmontado el mitin político de Santiago Abascal, el ‘candidato a presidente’ de la fracasada moción de censura de Vox en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez, además, ha rebatido todos y cada uno de los argumentos de la ultraderecha a quien ha acusado de “utilizar la Constitución democrática para promover un acto de propaganda de un mensaje de odio, furia y choque”. Y, además, ha exigido a Pablo Casado, líder del PP que deje de engordar a la ultraderecha que solo busca “dividirnos, provocarnos y enfrentarnos. Esta es y no otra la razón última de su moción de censura”. La mayoría de partidos políticos han recriminado a Abascal que gaste recursos del Estado y el tiempo de los dirigentes, en actos tan vacuos e inútiles.

El estudio demoscópico del Centro de Investigaciones Científicas del mes de octubre sigue manteniendo en primer lugar al PSOE en intención de voto, con un 30,8%. Muy por detrás se sitúa el PP, con unas previsiones que le darían el respaldo del 18,9% de los votos. Vox recupera la tercera posición, con el 12,5% de los apoyos que supera a Unidas Podemos, con el 11,7% de los sufragios. Estos porcentajes, traducidos a escaños, permitirían a las formaciones del Gobierno de coalición alcanzar los 172 diputados, rozando la mayoría absoluta. Sin embargo, la suma de PP y Vox se quedaría en 122 escaños, menor a lo que sacarían los socialistas en solitario.

Las sesiones de control al Gobierno se han convertido en un verdadero campo de batalla en el que la Oposición arroja todo tipo de acusaciones, e incluso descalificativos, al Ejecutivo. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sabe siempre salir al paso, aunque quizás este miércoles haya sido una de sus mejores intervenciones en el Congreso de los Diputados, con la calma, mesura y gracia que le caracteriza, abogando incluso a poner en práctica el 'fratelli tutti' (todos hermanos) por el que aboga el Papa Francisco en su tercera encíclica, publicada la semana pasada.

Santiago Abascal, líder de Vox, lleva adelante el plan de presentar una moción que defenderá en el Congreso su candidato a las elecciones de la Generalitat, Ignacio Garriga, los próximos 21 y 22 de octubre. A pesar de que ningún otro partido le apoya, el grupo ultra opina que esta "ésta es la mejor forma de hacer oposición” contra un Gobierno que consideran “ilegítimo” y proponen a Abascal como el candidato idóneo para gestionar la crisis del coronavirus. El resto de grupos, considera que la prioridad ahora es la lucha contra el virus. Incluso sus socios de la derecha, PP y Ciudadanos, han criticado esta moción aunque el PP es el único partido que no se pronuncia sobre su voto en aras de continuar su pulso contra el Ejecutivo central y podría optar por la abstención.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha rechazado la solicitud de Vox de suspender las últimas medidas tomadas en Madrid para frenar la expansión de la COVID-19. Una solicitud que se avala en la falta de “evidencias científicas” y en la carencia del consentimiento judicial. Se prevé que mañana el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid recoja el consentimiento judicial para su aplicación.

El Ayuntamiento de Madrid ha retirado la calle del líder republicano Indalecio Prieto, a causa de la propuesta presenta por Vox, haciendo alusión a la Ley de Memoria Histórica. José María Álvarez del Manzano, quien fuese alcalde de la Comunidad de Madrid durante esta inauguración, ha expresado su estupefacción ante la retirada. Con el apoyo del Partido Popular y Ciudadanos, se prevé que esta petición presentada por Santiago Abascal suponga la retira de otras calles a líderes de la Guerra Civil, como la calle Francisco Largo Caballero.