lahoradigital.com
Edición testing    2 de marzo de 2021

Vox

¿A quién le importan las elecciones americanas cuando en casa está enfermando y muriendo gente y se están cerrando locales para siempre y miles están rellenando formularios para pedir una ayuda o haciendo cola para conseguir un poco de comida? Trump es solo un nombre, una palabra que suena a golpe de tambor lejano. Pues bien, esta mañana, leyendo The Guardian, Trump me sonó en la mente con la fuerza de decibelios insoportables para el oído humano. Trump me sonó a golpe mortal contra el virus que asola el mundo, contra todos los negocios, grandes y pequeños, contra todas las ayudas, contra todas las colas. Trump me sonó a la solución de todos los problemas de la tierra por la vía de la muerte. Ayer, Donald Trump comunicó a su gabinete su intención de atacar las instalaciones nucleares de Irán antes de dejar la presidencia.

Es la polémica de la semana en la capital, y no es para menos. Dirigentes del Partido Popular, encabezados por la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, han jaleado las redes sociales y a su militancia atribuyendo el destrozo del cruceiro de Madrid a un ataque de odio contra los cristianos. Sin embargo, la realidad parece del todo diferente: fue un accidente. ¿Seguirá adelante Abogados Cristianos con su querella? ¿Se retractará Vox al respecto?

Los socialistas madrileños han presentado una querella criminal contra el concejal popular de Chamberí, Javier Ramírez, al que consideran “máximo responsable” de los destrozos causados en la placa en honor a Largo Caballero, que fue retirada a martillazos la semana pasada. La querella se extiende a la coordinadora del distrito, Cristina Goncer, y al director de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid, Luis Lafuente. Los socialistas consideran que se ha cometido un delito de prevaricación y otro contra la memoria histórica por la sustracción de la placa y el consiguiente destrozo de la misma. Esta batalla comenzó hace más de un mes cuando el partido de ultraderecha Vox presentó una moción para retirar todas las calles y símbolos en memoria de Indalecio Prieto y Largo Caballero que, según un centenar de historiadores, se basa en “viejos y desacreditados clichés pseudohistóricos de la propaganda franquista”. No obstante, tanto el PP como Ciudadanos decidieron unirse de nuevo a la ultraderecha y sacar adelante la moción. Pepu Hernández, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, pedía a los partidos “que se desliguen de la ultraderecha de Vox, que ahí no está la Memoria que tenemos que reconocer todos los españoles, y que abandonen, de una vez por todas, esa política de trinchera, de atacar a la memoria de todos los españoles y reconozcan el grave error que están cometiendo” y recordaba que no se puede “destrozar a martillazos la memoria de todos”.

Los partidos políticos PP y Vox intentan mostrar que su postura en la moción de censura planteada hace dos semanas contra el Gobierno del PSOE tiene más apoyo entre sus afiliados. Mientras que Vox contaba con la ayuda del PP en su intento de acabar con Pedro Sánchez, los populares vieron la ocasión perfecta para romper relaciones con Vox, Abascal y la ultraderecha. Este hecho generó un enfrentamiento en el Congreso de los Diputados que, dos semanas después, se ha traducido en una guerra de cifras sobre el aumento de afiliados que ambos partidos aseguran haber ganado.

El Congreso de los Diputados ha celebrado este martes un acto conmemorativo en honor al presidente de la II República, Manuel Azaña. Con motivo del 80 aniversario de su muerte, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha recordado el papel “reconciliador” de Azaña destacando la ausencia de la formación política Vox en este acto.

“Si no sabes hacia qué puerto zarpa tu barco, ningún viento te será favorable”, más de dos mil años tiene esta frase de Séneca y es tan actual como lo fue en la Roma imperial. Nuestra generación, aquellos que estamos atravesando este Rubicón, lo debemos hacer admitiendo una situación existente «per se» , que existe y punto. No podemos ni debemos entrar en el capítulo de los negacionistas y en quienes piensan que “esto es un cuento”. La ignorancia es tan atrevida que lo peligroso es que sea contaminante; y eso no, porque con un virus nos vale.

“Me gustaría tener un Ministerio Fiscal más transparente, moderno, del siglo XXI, comprometido, internacionalizado y especializado, una Fiscalía donde los cargos de responsabilidad no sean solo de hombres”.

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha concedido una entrevista a ElDiario.es e infoLibre en la que se ha pronunciado sobre varias polémicas. La ex ministra no se esconde y busca el escrutinio de la ciudadanía sobre su paso por este puesto. Habla sobre Cataluña y la necesidad de reformar el delito de sedición para evitar “formas de atentar con la democracia”. También se pronuncia sobre la reforma del Poder Judicial presentada por los partidos, Psoe y UP, que tendrá que “derivar del consenso” aunque señala que existe una “anomalía del sistema constitucional” que ha permitido el bloqueo del PP en la renovación del CGPJ, caducado desde hace dos años. No se pronuncia sobre el futuro de las posibles imputaciones de Pablo Iglesias y el Rey emérito y defiende una Ley contra la Violencia de Género que no debería suponer ya una “disputa política” para el partido de ultraderecha Vox.

La Comisión de seguimiento y evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo ha sometido a votación la revisión del sistema de pensiones. Una medida que ha sido aprobada por mayoría absoluta, pese a contar con la negativa de Vox y las abstenciones de EH-Bildu y Esquerra Republicana. Este sistema de pensiones centrado en el retraso de la jubilación, la elección de los mejores años de cotización y la recuperación del IPC para fomentar la subida de estas pensiones deberá someterse a una nueva votación en noviembre ante el Pleno de la Cámara para su aprobación.

la formación que lidera Pablo Iglesias, Unidas Podemos, presentó una Proposición no de Ley solicitando la eliminación de mensajes de odio a través de redes sociales por parte de diferentes grupos de opinión. A pesar del voto en contra por parte del PP y Vox, el Congreso de los Diputados ha aprobado la propuesta para instar a las autoridades para que aumenten la vigilancia y la eliminación inmediata de mensajes de odio.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a jugar su juego de la negación, dice que brinda su apoyo al Estado de Alarma, siempre que este no dure más de ocho semanas y que se apruebe un marco legal que permita la modificación de la Ley Orgánica 3/86 en materia de Salud Pública. Lo cual, en román paladino es tanto como decir que no lo va a apoyar puesto que el Ejecutivo viene descartando la modificación de la ley de Sanidad Pública, alegando que la Constitución alberga la más eficaz de las medidas jurídicas para hacer frente a un estado de emergencia sanitaria como el actual: El Estado de Alarma. Por tanto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, reafirma su posición insistiendo en la necesidad de seguir las directrices establecidas por los expertos. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional.

Acabado el esperpento que el fascismo y sus amigas, las “derechitas cobardes” han representado en el Parlamento español tengo que decir que se confirman mis temores y advertencias; VOX, como hoy se llaman los fascistas españoles, ha protagonizado una brillante jugada propagandística consiguiendo dos días de protagonismo mediático indiscutible y algo peor: dos días lanzando impunemente soflamas y “pensamientos” abiertamente fascistas con las que la Brunete Mediática tendrá munición abundante para seguir reventando España y su Gobierno legítimo en las próximas semanas.

La moción de censura de Vox acabó con Santiago Abascal vapuleado y noqueado y con el líder del PP, Pablo Casado, como el gran triunfador de los dos días de intenso debate. La ruptura de los populares con la ultraderecha se celebra en Madrid y en Bruselas, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez espera a que las palabras se conviertan en hechos. No es la primera vez que el máximo dirigente del PP arremete contra la extrema derecha para después seguir ‘bailando’ al son de los desvaríos populistas de los de Abascal. No habrá que esperar mucho para saber qué hay de cierto de la nueva estrategia, en las próximas semanas socialistas y populares deberían desbloquear la urgente renovación de los órganos constitucionales.

El ministro afirma que la moción de censura de Vox no ha hecho más que beneficiar al Gobierno, pues deja en evidencia al tipo de oposición que hay: "una alternativa muy tenebrosa”.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se muestra contrariado ante el concepto de "toque de queda" propuesto por la Comunidad de Madrid, y lo define como una medida "hostil" e innecesaria. En su intervención en el programa La hora de la 1, ha querido señalar la urgencia de la renovación del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ, así como la aplicación de normativas acordes a la situación sanitaria. Ábalos ha lamentado la difusión de una fotografía en la que se le observa fumando en el patio del Congreso, acusando de ser una artimaña política del grupo Vox.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado su satisfacción ante la negativa del PP en la votación de la moción de censura a Pedro Sánchez. Pese a ello, Lastra exige al líder popular, Pablo Casado, su distanciamiento de la “ideología del odio” propulsada por el partido ultraderechista de Santiago Abascal, como la única alternativa válida para proteger a la democracia.

El partido de Santiago Abascal ha cosechado un fracaso sin paliativos en el Congreso de los Diputados a su moción de censura que proponía sustituir al Gobierno actual por otro Ejecutivo liderado por los ultraderechistas. Sólo los 52 diputados de la extrema derecha han apoyado la moción que ha tenido el peor resultado de la democracia al recibir el no rotundo de 298 diputados que representan a 15 grupos políticos distintos sustentados en 20.850.736 votos de los españoles y españolas en las elecciones de noviembre de 2019. Pedro Sánchez se ha mostrado satisfecho del desarrollo de la moción y se ha alegrado de que el PP, al menos por una vez, haya hecho frente a los ultras con los que a su vez, sustenta sus gobiernos regionales en Madrid, Andalucía y Murcia.