lahoradigital.com
Edición testing    25 de febrero de 2021

Vox

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha transmitido que la nueva ley educativa LOMLOE, conocida coloquialmente como Ley Celaá, está teniendo un “amplio respaldo” de la comunidad educativa, al tiempo que la considera una ley “necesaria y urgente” para deshacerse de todos aquellos “abusos y desequilibrios” que presentaba la anterior LOMCE. Asimismo, ha recordado que mientras la LOMCE fue aprobada en “soledad absoluta” por el PP, la LOMLOE “viene respaldada por un gobierno de coalición y por la mayoría absoluta en el congreso y siete fuerzas políticas, muy diferentes todas ellas”. En este sentido, los dirigentes del PSOE, Martínez Seijo, Maravall y Gabilondo se han unido a las declaraciones de la ministra y han expresado el bienaventurado futuro que le espera a la nueva ley educativa, considerando que se trata de uno de los mejores progresos en educación que ha tenido el socialismo español y desestimando, de esta forma, la LOMCE creada en su día por el PP.

España se convierte en el sexto país en legislar la eutanasia, sumando un derecho más que permite elegir cómo morir en casos determinados y bajo unas circunstancias estipuladas y controladas. El Pleno del Congreso ha aprobado la nueva legislación con una amplísima mayoría de 198 votos a favor llevando adelante la propuesta del Partido Socialista. Las derechas del PP, Vox y Unión del Pueblo Navarro han sido los únicos partidos que han votado en contra de la medida. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Constitucional la ley, que podría entrar en vigor a principios del próximo año.

El contundente mensaje del diputado socialista a la ultraderecha de Vox en el debate sobre la libertad de expresión

Una moción de la ultraderecha de Vox en favor de la libertad de expresión, paradojas de la vida, ha servido para que la práctica totalidad de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados hayan arremetido contra el partido de Santiago Abascal que es, precisamente, el único que niega la entrada de determinados periodistas a sus actos de partido. Pero el más contundente ha sido el diputado socialista, Patxi López, que ha lanzado un mensaje claro a la bancada de extrema derecha: “Los socialistas y la izquierda no tenemos ningún problema con la libertad, lo que tenemos es una auténtica obsesión, tanto que cuando nos la quitan, cuando nos falta, cuando nos la arrebatan, cuando nos la niegan, estamos dispuestos a sufrir cárcel, exilio, destierro, incluso a arriesgar la vida y a perderla para conquistarla”.

Pablo Casado se ha acostumbrado a hacer política posponiendo una excusa tras otra, y quedándose con los españoles eludiendo su más básica responsabilidad institucional y su compromiso con la Constitución. Primero dijo, que el Presidente del Gobierno no le llamaba para renovar el CGPJ. A pesar de que los equipos de Justicia, tanto del PP, como del Psoe, llevan meses negociando. Cuando al fin, Sánchez le ha llamado, tampoco. Y es que Casado, argumenta por cierto, que Sánchez rechaza sus condiciones, lease renunciar a Podemos como su socio de Gobierno. Que sería tanto como pedirle que renuncie a gobernar a pesar de haber ganado las elecciones, cinco veces en dos años. Por más que los equipos del PP trabajan en la renovación del Poder Judicial, desde hace meses, con el ministro de Justicia, que es socialista, Casado hace oídos sordos porque la realidad es que el PP, siempre que ha estado en la oposición, ha divagado en cuanto a renovar las instituciones cuando piensa que esto no le favorece. Y es que ahora, el Tribunal Constitucional y el Supremo tienen mayoría de magistrados conservadores que cree favorecerán las multiples causas por corrupciòn que el PP tienen abiertas.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sido uno de los principales líderes europeos que ha participado este lunes en la reunión de alto nivel de los titulares de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea para tratar la cooperación conjunta en la gestión ordenada, segura y legal de los flujos migratorios en la dimensión exterior. Los países han abordado cuestiones incluidas en el acuerdo de Migración y Asilo. Además, España ha reiterado su compromiso en este “desafío estructural” tan grave desde hace años. La llegada de miles de migrantes procedentes del continente africano ha provocado un desbordamiento del que toda la comunidad europea se debería preocupar. Por otro lado, Vox vuelve a introducirse en contra de la marea migratoria, esta vez exigiendo el cierre y explusión de los jóvenes y solitarios extranjeros.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que su partido no tiene nada que ver con el vídeo difundido en redes sociales por Unidas Podemos en el que se compara a la familia real con una banda de narcotraficantes. En este sentido, Ábalos ha establecido que en el PSOE no serían capaces “de hacer algo así”, al mismo tiempo que ha calificado de “inoportunos” e “innecesarios” los planteamientos de sus socios de coalición. La posición de los socialistas es de “máximo respeto, máximo apoyo, no hacer nada que debilite a la institución y no entrar en polémicas sobre ello”, ha sentenciado. Por otro lado, el secretario del PSOE ha insistido en que es necesario que todos los partidos políticos de España sepan superar sus diferencias para “robustecer el Estado de Bienestar y el marco constitucional”, además de tratar el tema de los presupuestos y la agenda social, la polémica formada por un grupo de exmilitares y la situación actual de la pandemia en el país.

El Gobierno progresista presidido por Pedro Sánchez, consiguió holgadamente la aprobación del poyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021 en el Congreso de los Diputados. Con un Congreso más atomizado que nunca, Sáncez consiguió llevarse a su terrono casi doscientos votos (188) provinientes de once diferentes partidos políticos. Ocho diputados más que en la investidura. Con lo cual, Sánchez ha demostrado que sigue generando mayorías para sacar adelante la legislatura hasta 2023. Lo que dificulta la intención de PP y Vox, de tumbar al Gobierno y no permitirle que pase del periodo de la pandemia, la cual llevan aprovechando desde marzo, para desgastar al Presidente Sánchez y su Ejecutivo.

El famoso y de infausto recuerdo ‘ruido de sables’ que la sociedad española tuvo que escuchar en los primeros años de la democracia española vuelven con fuerza, esta vez, desde redes sociales y chats de militares ya retirados. Así se desprende de las conversaciones que mantienen estos miembros del ejército que han firmado y remitido recientemente una carta al Rey Felipe VI pidiendo que actúe frente a lo que consideran el “gobierno socialcomunista” sostenido por filoetarras y golpistas catalanes. El diputado socialista Odón Elorza, pidió este jueves explicaciones a los diputados de Vox ya que en dicho chat también circula un audio de su líder, Santiago Abascal, saludando a los miembros del grupo. La ministra de Defensa, por su parte, ha llevado a la Fiscalía el caso por si los militares que hablan abiertamente de un golpe de estado y de fusilamientos habrían cometido algún delito.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha presentado este miércoles los Presupuestos Generales del Estados (PGE) de su departamento para 2021. Calvo ha defendido que estos presupuestos son “imprescindibles para afrontar la situación que tenemos” en referencia a la pandemia de coronavirus que se encuentra en el país, y que es necesario utilizarlos para buscar “un modelo más fuerte y más sostenible de nuestra propia estructura económica”. Asimismo, la vicepresidenta ha explicado que el Gobierno destinará una partida de 11,3 millones de euros a la Memoria Democrática y que el 60% de esa dotación se dedicará a la búsqueda de desaparecidos y a la exhumación de fosas. Estas declaraciones no han sentado bien a la derecha, provocando reprimendas por parte de PP y Vox hacia la vicepresidenta.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, estuvo este domingo en La Sexta en la que ha respondido a las polémicas marcadas por la oposición a la Ley Celaá. La eliminación del castellano como lengua vehicular, los cambios en la escuela concertada y la supuesta eliminación de la educación especial han marcado las protestas apoyadas por Vox, PP y Ciudadanos. Celaá mantiene que la ley pretende acabar con “los desequilibrios” marcados por la anterior ley, la LOMCE, que permitía a algunos alumnos prosperar mientras dejaba a otros atrás. Mantiene que “no toda la concertada es igual” y que “la educación no es un negocio”. Por ello, la ley elimina los pagos de los padres para la escuela concertada por aquellos servicios educativos que son completamente gratuitos. Asimismo, la ministra ha señalado que, no solo no se van a eliminar los centros de educación especial, sino que se va a aumentar el apoyo para convertirlos en escuelas de referencia. El objetivo, en este caso, es hacer un trasvase de aquellos alumnos con necesidades especiales que se podrían incorporar a centros ordinarios si contarán con los medios expertos necesarios. Los centros “van a mantenerse con toda rotundidad”, ya que “es la obligación de las Administraciones Públicas” y se aumentará la inversión en la educación pública para lograrlo. “La educación es una inversión clarísima, una inversión en las personas, una inversión de futuro para una sociedad”, zanjaba.

Decía que la verdad no le interesa a casi nadie. Llamamos verdad a lo que coincide con los hechos racionalmente explicables y los hechos pueden resultar desagradables o aburrir mortalmente. ¿A quién le importa que miles enfermen y mueran? A sus familiares y amigos y a unos pocos empáticos.

La secretaria de Educación y Universidades del PSOE y portavoz de Educación en el Congreso, Martínez Seijo, ha respondido a las protestas que se celebraron este domingo en distintos puntos del país en contra de la nueva ley educativa, aprobada por mayoría en el Congreso la semana pasada. Estas manifestaciones, protagonizadas por PP, Ciudadanos y Vox, pusieron en el punto de mira “mentiras” que han sido difundidas por el PP de “forma irresponsable”. “No se puede consentir que sigan jugando con la vulnerabilidad de las familias, generando incertidumbre ante la educación de sus hijos”, zanjaba la portavoz ante los “posicionamientos extremistas” del partido de Pablo Casado que mantienen que la ley cerrará los centros concertados y de educación especial y que acabará con el castellano en las aulas. Seijo ha aseverado que la Ley Celaá proporciona “un modelo inclusivo y equitativo que garantiza el derecho a la educación para todos, refuerza la educación de 0 a 3 años y elimina cualquier tipo de segregación y garantiza la beca como derecho subjetivo” y que “garantiza el castellano, la educación concertada y la educación especial”. No obstante, el PP mantiene las amenazas de llevar la ley al Tribunal Constitucional y evitar su promulgación en las comunidades que gobierna ante lo que Seijo le ha recordado: “España es un estado de derecho democrático y esta ley aprobada por una mayoría absoluta no se puede cuestionar en ningún caso”.

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de noviembre, sigue colocando al PSOE como primera fuerza de Gobierno en el barómetro de noviembre y tendría el respaldo del 30,4% de los votantes en unas hipotéticas elecciones generales. Muy por detrás, sigue estandado el Partido Popular del Pablo Casado que no parece verse beneficiado se su ruptura con la ultraderecha. Precisamente Vox, sigue subiendo en intención de voto aunque aún está por debajo de lo conseguido en las pasadas elecciones de noviembre. Ciudadanos recupera terreno poco a poco y está ya cerca del 10% de los apoyos electorales. Y Unidas Podemos mantiene el tipo aunque sigue siendo la cuarta fuerza política. El Gobierno de Sánchez mantiene una ventaja de 11,8 y 17,2 puntos respecto al PP y Vox. Por otro lado, más de la mitad de los encuestados señalan la crisis sanitaria del coronavirus como principal preocupación actual.

Así de contundente se ha mostrado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ante la negativa de la formación liderada por Santiago Abascal a sentarse a negociar unos Presupuestos que ellos mismos han calificado como "de la ruina", en una serie de vídeos que han lanzado a través de las redes sociales: "¿Con vídeos en vez de enmiendas vamos a tener las UCIs funcionando, las escuelas abiertas, ayudas a los ciudadanos, a la dependencia?", ha lanzado al partido ultraderechista la dirigente socialista.

¿A quién le importan las elecciones americanas cuando en casa está enfermando y muriendo gente y se están cerrando locales para siempre y miles están rellenando formularios para pedir una ayuda o haciendo cola para conseguir un poco de comida? Trump es solo un nombre, una palabra que suena a golpe de tambor lejano. Pues bien, esta mañana, leyendo The Guardian, Trump me sonó en la mente con la fuerza de decibelios insoportables para el oído humano. Trump me sonó a golpe mortal contra el virus que asola el mundo, contra todos los negocios, grandes y pequeños, contra todas las ayudas, contra todas las colas. Trump me sonó a la solución de todos los problemas de la tierra por la vía de la muerte. Ayer, Donald Trump comunicó a su gabinete su intención de atacar las instalaciones nucleares de Irán antes de dejar la presidencia.