lahoradigital.com
Edición testing    10 de abril de 2021

viviendas sociales

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 29 de Madrid ha dictaminado que la nulidad de la venta de 3.000 viviendas del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) a un fondo de inversión declarada en mayo de 2018 afecta a todos los inmuebles y no solo al del demandante. Tras esta decisión, el Juzgado de Madrid rechaza la interpretación del Gobierno de Díaz Ayuso, que se aferró a la primera sentencia que argumentaba que solo se indemnizaría al demandante. Esa primera sentencia, que data del 21 de mayo de 2018, anuló la venta de estas viviendas sociales a un fondo buitre en el año 2013, resolviendo de esta forma el caso de un inquilino que accedió en 2007 a un piso de protección oficial de este plan de viviendas. En conclusión, la Justicia de Madrid da un plazo de diez días al IVIMA para que “proceda a solicitar la anotación de la anulación de la venta en la inscripción de todas y cada una de las fincas registrales que integran las 32 promociones que fueron objeto de la venta anulada”.

Una reversión de la venta de 3.000 viviendas sociales a fondos buitre en el año 2013 que el Gobierno de Ayuso considera que afectará solo a uno de los inquilinos.

  • 1