lahoradigital.com
Edición testing    18 de septiembre de 2020

Unión Europea

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en el evento “Austrian World Summit” que busca la concienciación política y ciudadana ante el cambio climático. El Presidente del Gobierno asegura que es posible “detener el cambio climático, garantizando al mismo tiempo un crecimiento sostenible que asegure el medio de vida y el bienestar de las personas”. La Unión Europea señala la necesidad de una cooperación internacional para garantizar el éxito de esta medida medioambiental, al igual que otras como la crisis migratoria o el impacto socioeconómico que ha supuesto la pandemia.

La Comisión Europea ha anunciado que España recibirá 21.300 millones de euros del SURE, uno de los tres instrumentos puestos en marcha por la Unión Europea para que los países hagan frente a la crisis económica producida por la pandemia del coronavirus. Nuestro país será el segundo del club europeo que más financiación recibirá detrás de Italia y el montante del dinero se utilizará directamente para financiar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE's) y las ayudas que el Ejecutivo puso en marcha para los autónomos.

Los líderes de la Unión Europea han decidido este pasado miércoles no reconocer los resultados de la polémica elección presidencial en Bielorrusia que sirvió para mantener en el poder a Alexandr Lukashenko.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha detallado en el Congreso de los Diputados el histórico acuerdo para aprobar el Fondo de Reconstrucción europeo para hacer frente a la crisis económica. El jefe del Ejecutivo ha puesto en valor el “plan Marshall” que supone este hito en el seno del club comunitario y ha afirmado que el futuro está alineado “con la agenda del país” que hará que “no cambie las prioridades” del Gobierno de coalición. Además, ha afirmado que España ha tenido que ver mucho con este acuerdo ya que fue el primer país “que planteó abiertamente planteó transferencias directas” a los países más afectados. Tras el acuerdo, Sánchez ha vuelto a llamar a los partidos en el Congreso al consenso “si España quiere, puede” para acordar cómo y de qué manera se invertirán los 140.000 millones de euros que le corresponden a España. Ha reconocido que la recuperación económica “acaba de comenzar tras meses difíciles” y ha dicho que estamos ante “una enorme oportunidad” para retomar la senda del crecimiento.

Hay una serie de películas italianas, que tiene su réplica francesa, en las que ponen de relieve en clave de humor las diferencias de identidad entre los ciudadanos del Sur y del Norte de los respectivos países, que hacen énfasis en los estereotipos culturales de unos y otros. En España se intentó también con los ocho apellidos vascos y catalanes. Los estereotipos regionales existen en todas las latitudes, en muchos casos sirven de broma, unas veces con gran carga ofensiva. Estos terminan en la mayoría de las ocasiones convirtiéndose en verdaderos prejuicios que condicionan y orientan decisiones políticas y económicas. Los PIGS de ayer y los frugales de hoy son consecuencia de esto.

El partido socialista ha demandado ante el Senado un plan de prevención para hacer frente a futuras crisis sanitarias. Los socialistas piden una estrategia elaborada en coordinación con la Unión Europea que defina el contenido, la regulación y los medios para la provisión de una reserva que garantice el abastecimiento de material sanitario, de protección y maquinaria crítica. El portavoz de Industria y senador por Asturias, Pachi Blanco, ha presentado esta propuesta ante los problemas de abastecimiento de equipos de protección individual registrados que afectan directamente al personal sanitario.

Seguramente, hemos asistido a uno de los momentos más importantes de la historia de Europa y España de los últimos años. Atrás quedaron capítulos fundamentales como la creación de la Comunidad Económica Europea (25 de marzo de 1957, gracias a los llamados Tratados de Roma) o el Tratado de Maastrich (7 de febrero de 1992) que significaron hitos para la construcción de una Europa unida, fuerte y cohesionada.

Se trata de 50 medidas articuladas en torno a diez ejes estratégicos sobre la digitalización que se posiciona como una de las palancas clave para la recuperación económica y la modernización del tejido productivo español. La inversión se realizará entre el 2020 y el 2022, en línea con las estrategias de la Unión Europea y apoyada en el Plan de Recuperación Next Generation EU. Entre los objetivos se encuentran el despliegue del 5G, el refuerzo de la ciberseguridad, la digitalización de las administraciones públicas o el desarrollo de la Inteligencia Artificial. El presidente Pedro Sánchez considera que la Agenda España Digital “es uno de los pilares estratégicos en los que debe asentarse la recuperación económica”.

DESCARGA AQUÍ LA AGENDA ESPAÑA DIGITAL 20205

España es el cuarto país que más fondos recibe del programa para desarrollar actividades de investigación e innovación en nuestro país, durante el período 2014-2019, por detrás de Alemania (16,4%), Reino Unido (14%) y Francia (12,3%), con un 10,1% y 4.761,6 millones de euros obtenidos de las convocatorias adjudicadas del programa en el ámbito de la UE a 28.

El acuerdo de Bruselas para financiar la reconstrucción tras el desastre del COVID-19 ha generado comentarios y valoraciones por lo general optimistas y hasta triunfalistas. En parte es lógico por la dimensión de lo conseguido, pero también por las dificultades que se tuvieron que remontar y lo cerca que se estuvo del fracaso. Una estimación menos apasionada conduce a un balance más matizado, que, sin restar trascendencia al resultado, evita la tentación de las habituales hipérboles con que suelen despacharse estos tipo de acuerdos. Éste sería el enfoque:

Pedro Sánchez ha tenido este miércoles una de sus sesiones de control al Gobierno más plácidas que se le recuerdan. Tras el éxito de las negociaciones europeas en las que nuestro país ha tenido un papel fundamental, el presidente del Gobierno ha llegado al parlamento arropado en aplausos por la bancada del grupo socialista. El dirigente socialista no ha desaprovechado la oportunidad de poner en valor “un acuerdo histórico” y de afear al líder de la oposición, Pablo Casado “que no arrimara el hombro durante las negociaciones en Bruselas”. Mientras, el líder del Partido Popular solo ha podido encajar el golpe y ensalzar el papel de su partido en Europa, liderado por Angela Merkel. Lo que no ha podido explicar Casado es su estrategia política tan diferente a su familia política en Bruselas.

Tras cuatro días de negociaciones, la Unión Europea ha acordado un plan unitario para hacer frente a la crisis económica, sanitaria y social derivada de la pandemia por coronavirus. Un Consejo Europeo histórico en el que se ha aprobado un Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros denominado “Next Generation EU” que busca impulsar la economía de los países más afectado por la Covid-19. Un plan de tres años por el que los 27 han luchado y por el que finalmente se ha conseguido acercar posturas. Tanto los autodenominados países frugales como el resto de países comunitarios están “muy satisfechos” con el resultado.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez ha salido exultante del histórico Consejo Europeo Extraordinario en el que los 27 países comunitarios han acordado un ambicioso paquete financiero que impulsará las prioridades estratégicas de la Unión Europea para superar la crisis del Covid-19. Para Sánchez “Europa se ha enfrentado a un reto histórico y ha sabido responder con un acuerdo histórico”. Todos los líderes del club comunitario salen muy satisfechos, incluso los representantes de los países frugales que han conseguido reducir las transferencias directas a los países más afectados, así como mecanismos de control, pero se ha mantenido el montante inicial de la inversión global propuesta hace semanas por la Comisión Europea.

Lo dijeron todos los líderes europeos el pasado viernes antes de entrar a la reunión en Bruselas, estamos ante uno de los Consejos Europeos más importantes de la historia, pero las posiciones siguen alejadas y el acuerdo será muy complicado, a la vez que enormemente necesario. Entramos este lunes en el cuarto día de negociaciones maratonianas con reuniones bilaterales, encuentros informales, intercambio de propuestas y contrapropuestas… pero los cuatro países autodenominados ‘frugales’ (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia) junto a Finlandia siguen bloqueando el acuerdo porque quieren recortar la propuesta de la Comisión Europea sobre el fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros así como el presupuesto plurianual de la UE. Enfrente están el resto de socios comunitarios encabezados por Alemania, Francia, España e Italia que consideran inasumibles las peticiones de los primeros. A las cuatro de la tarde de este lunes se reanuda el encuentro de los jefes de Estado de y Gobierno en un nuevo intento de llegar al consenso definitivo.

Quizá haya llegado el momento de hacer uniones más restrictivas de países grandes para evitar que los pequeños, semiparaisos fiscales algunos de ellos, sigan torpedeando la cohesión económica y la reconstrucción de Europa.

Desde este viernes 17 de julio los líderes de los 27 países de la Unión Europea participan en el Consejo Europeo donde se tratan temas tan importantes como la aprobación del fondo de recuperación tras la pandemia así como el presupuesto plurianual de la UE. Otra vez, una vez fuera el Reino Unido, las 27 delegaciones de los países miembros tendrán la difícil tarea de llegar a un compromiso sobre el mencionado fondo de recuperación y sobre el presupuesto de la UE para los próximos años. Llegados a este punto quiero aclarar algunos conceptos: