lahoradigital.com
Edición testing    28 de enero de 2021

SNS

Este año de la segunda legislatura del Gobierno de Sánchez, ha estado marcado por la llegada de la pandemia del coronavirus y sus trágicos efectos. El Ministerio de Sanidad ha dirigido todos sus esfuerzos a la lucha contra la pandemia, y aprovecha para mejorar un Sistema Nacional de Salud deteriorado por los recortes y las privatizaciones. En este sentido, el Ejecutivo también ha apostado por medidas como la eliminación del copago farmacéutico o la regulación de precios de mascarillas y geles hidroalcohólicos para que sean accesibles para casi toda la población. La coordinación con las Comunidades Autónomas también ha sido clave en la lucha contra el Covid – 19, lo que ha servido para la mejora de los mecanismos de trabajo en conjunto y el refuerzo de la sanidad a nivel regional. Sanidad trabaja ya con vistas al futuro para preparar al país frente a la llegada de nuevas olas del coronavirus y evitar un colapso de hospitales y Atención Primaria y continua en constante seguimiento de la Estrategia de vacunación.

Este pasado jueves, 25 de junio, ha supuesto una jornada muy fructífera para el Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez. El diálogo social ha dado sus frutos y se anunció un acuerdo con los agentes sociales para la extensión de los ERTE hasta septiembre, también se consensuó con las organizaciones que representan a los trabajadores autónomos una nueva batería de ayudas, con más exenciones de cuotas hasta después del verano. Y, como guinda, el Gobierno consiguió un amplísimo apoyo al Real Decreto-Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En esta 'nueva normalidad' incluso el Partido Popular se sitúa junto al Gobierno. La nueva legislación obtuvo 265 votos a favor (PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, PRC, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria-Nueva Canarias, Foro Asturias y Teruel Existe), por 77 en contra (Vox, ERC, JxCAT y EH Bildu) y 5 abstenciones (Compromís, BNG y CUP). El ministro de Sanidad, Salvador Illa, antes de la votación, expuso en el Congreso la norma que se mantendrá hasta que el Ejecutivo declare de forma motivada el final de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. Las medidas aprobadas han sido admitidas tras escuchar a las Comunidades Autónomas en el Consejo Interterritorial del SNS y previo informe del CCAES.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, detalló durante su comparecencia en el Senado un Plan de Preparación y Respuesta ante el COVID-19 que incorporará, entre otras medidas, una reserva estratégica de materiales críticos; planes de contingencia para reactivar los recursos sanitarios replegados, y una guía para el control de repuntes, brotes y una posible segunda ola.

Los fármacos para dejar de fumar son la vareniclina y el bupropion que estarán incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud a partir del 1 de enero de 2020, tras el acuerdo alcanzado por la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos. Con esta media se podrían beneficiar alrededor de 83.800 personas con un impacto de 7,9 millones de euros el primer año. Además, según ha adelantado la ministra de Sanidad en funciones, Maria Luisa Carcedo, el tabaquismo es la principal causa de morbilidad y mortabilidad con una media nacional de 51.780 muertes. Estos medicamentos se incluirán dentro de la prestación farmacéutica para garantizar la equidad en todo el territorio nacional

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha asistido al primer encuentro con los expertos designados por las sociedades profesionales. Y es que los grupos de expertos han iniciado estas reuniones con el objetivo de elaborar el documento de consenso sobre la Atención Primaria en el Servicio Nacional de Salud.

  • 1