lahoradigital.com
Edición testing    9 de marzo de 2021

sistema educativo

La ministra de Educación y Formación Profesional (FP), Isabel Celaá, y los consejeros de las comunidades autónomas de este ámbito han defendido este miércoles en la IV Conferencia Sectorial de Educación que las aulas son lugares seguros para los alumnos. Celaá ha asegurado que la situación epidemiológica en los centros educativos es de “contención” y tanto la ministra como los consejeros han coincidido en la importancia de mantener las clases presenciales. Además, en la reunión se han compartido las prioridades del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el ámbito de la Educación, que son la digitalización, la FP y la modernización del sistema educativo con equidad. Este plan, tal y como ha anunciado Celaá, contará con una financiación de más de 4.500 millones de euros procedentes de los fondos europeos. Asimismo, Celaá y los consejeros también han hablado sobre el desarrollo de un nuevo currículo más competencial a través de la Lomloe que, a juicio de la ministra, sea “menos enciclopédico y más competencial”.

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles la nueva Ley de Educación, conocida como LOMLOE o Ley Celaá, sin modificaciones con respecto al texto remitido por el Congreso. La norma ha contado con 142 votos a favor por parte del PSOE, ERC, PNV, Compromís, Mes Mallorca, Adelante Andalucía, Geroa Bai, Más Madrid, En Comú Podem y la Agrupación Socialista de La Gomera; 112 en contra del PP, Ciudadanos, UPN, PRC y Vox; y nueve abstenciones de EH Bildu, Junts Per Catalunya y Teruel Existe. Sin embargo, dar luz verde a la Ley Celaá ha generado fuertes críticas entre los partidos de la oposición, así como por parte de Junts per Catalunya, al “no blindar el catalán como lengua vehicular”. Aun así, tras su aprobación, esta ley se convierte en la octava norma educativa de la democracia, preparada para publicarse directamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha transmitido que la nueva ley educativa LOMLOE, conocida coloquialmente como Ley Celaá, está teniendo un “amplio respaldo” de la comunidad educativa, al tiempo que la considera una ley “necesaria y urgente” para deshacerse de todos aquellos “abusos y desequilibrios” que presentaba la anterior LOMCE. Asimismo, ha recordado que mientras la LOMCE fue aprobada en “soledad absoluta” por el PP, la LOMLOE “viene respaldada por un gobierno de coalición y por la mayoría absoluta en el congreso y siete fuerzas políticas, muy diferentes todas ellas”. En este sentido, los dirigentes del PSOE, Martínez Seijo, Maravall y Gabilondo se han unido a las declaraciones de la ministra y han expresado el bienaventurado futuro que le espera a la nueva ley educativa, considerando que se trata de uno de los mejores progresos en educación que ha tenido el socialismo español y desestimando, de esta forma, la LOMCE creada en su día por el PP.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, se ha reiterado en la necesidad de que esta crisis ha evidenciado de llevar a cabo reformas determinantes para la construcción de un modelo educativo de calidad, nuevo, inclusivo y equitativo.

El Partido Socialista afirma que las comunidades gestionadas por los socialistas han contratado de media cuatro veces más docentes que las del PP. Por ello, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha duplicado su presupuesto y ha inyectado 2.527 millones de euros adicionales para preparar el curso 2020-21.

  • 1