lahoradigital.com

Santiago Abascal

La formación ultraderechista de Santiago Abascal ha levantado el veto al primer presupuesto del Ejecutivo andaluz del Partido Popular y Ciudadanos casi en tiempo de descuento. Las cuentas han superado el debate a la totalidad en el Parlamento regional después de que el partido de ultra derecha haya retirado su enmienda con petición de devolución al Gobierno tras haber encontrado “puntos de contacto”. Vox ha conseguido ganar pequeñas batallas en los acuerdos en cuanto a la desnaturalización de la violencia machista y a costa también de su posición ante la Memoria Histórica.

Mientras que la debacle del Partido Popular en las Elecciones Generales del 28-A le va a costar a la formación de Pablo Casado alrededor de 257.000 euros mensuales, los socialistas contarán con mayor holgura económica tras la contundente victoria electoral del pasado domingo.

A seis días de la final, el principal enemigo de Pedro Sánchez y el Psoe, pueden ser las "confiadas encuestas". Ni las televisiones ni los debates. Eso se ha quedado muy anticuado. Aunque sirven como pasto y devaneo de politólogos demoscópicos que no quieren perder protagonismo y tienen que amortizar su trayectoria profesional, mientras se adaptan a los tiempos nuevos donde la incertidumbre es quien reina. Adaptarse a la incertidumbre es ganar.

La novela picaresca, aunque se encuentra en la historia literaria de diversos países, surge como género españolísimo a partir de nuestro glorioso Siglo de Oro. Eran, entonces, historias de infelices que narraban las desventuras que su humilde cuna les había obligado a soportar y los engaños y estafas que les inspiraba su ingenio para burlar a los señores que les explotaban. La historia ha tratado muy mal a todos los nacidos en cuna humilde, sean de donde sean, pero la naturaleza ha querido dotar a los españoles de un talento superlativo en el arte de concebir artimañas para sobrevivir.

“A mi mirándome a la cara nadie me habla de derechita cobarde”. No señor Aznar, a usted que fue capaz de conseguir unos abdominales envidiables, donde sólo había flacidez. A usted que hizo de sí mismo "uno de los grandes protagonistas de la historia" -según su propia versión claro-. Que le metieron a la cárcel a doce de sus catorce ministros del "milagro español". Que nos llevó "heroicamente" a la Guerra de Irak, que ensalzó a "ese chico lleno de cualidades", Santiago Abascal, y que pretende reencarnar su "mando en plaza" a través del retoño Pablo Casado ¿quien le va a acusar de cobardica?

El partido de Santiago Abascal va por libre. No solo se niega a revelar quiénes son los cinco componentes de su comité de garantías, quienes además integran el comité electoral, sino que la opacidad de la formación se extiende hasta a sus propios afiliados.

Fijar el número de asistentes a una manifestación, aunque sea aproximado, es normalmente un ejercicio polémico. Siempre habrá quien contradiga el cálculo y señale otra cifra distinta mayor o menor, según sus intereses. Pero lo que normalmente no puede disimularse es la impresión de éxito o de fracaso que se les queda a los organizadores después de celebrado el acto, cuando se ha diluido la euforia del momento. Ahí no son cifras, ni frases, ni titulares, son sensaciones. Y eso es muy difícil de enmascarar.

Traidor, okupa, felón, cobarde, ridículo, incapaz, desleal, irresponsable, rehén, mentiroso, ególatra, mediocre, incompetente o ilegítimo son solo algunos de los calificativos que ha recibido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del líder de la oposición, Pablo Casado. Por todo ello, el tripartito de derechas ha llamado a los ciudadanos a acudir a la Plaza de Colón de Madrid este domingo para "salvar España", lo que recuerda a tiempos predemocráticos de hace más de cuatro décadas.

La expectación que había en torno a la formación liderada por Santiago Abascal se ha desvanecido a medida que avanzaba el escrutinio. Una derrota a la que la ultraderecha le ha sacado el lado positivo: "ya estamos en el Congreso".

SEGÚN LA HORQUILLA MÁS AMPLIA EL PSOE DOBLARÍA EN ESCAÑOS AL PP

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este martes la macroencuesta preelectoral en la que confirma que el Partido Socialista es el gran favorito para ganar las elecciones del próximo 28 de abril con un apoyo del 30,2% de los electores lo que le sitúa en una horquilla de escaños entre 123 y 138. Muy alejado se queda el PP, con el 17,2% de los sufragios y entre 66 y 76 parlamentarios. Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox tendrían el 13,6%, el 12,3% y el 11,9% de los votos, respectivamente. Una hipotética suma de los tres partidos de la derecha se queda muy lejos de la mayoría absoluta, entre 137 y 164. Y la suma PSOE-Podemos está entre 151 y 172 parlamentarios.

Jose Luis Ábalos, número dos de Pedro Sánchez, se ha mostrado contundente: “No vamos a apoyar ningún Referéndum sobre la autodeterminación en Cataluña”. En cuanto a las cloacas, ha dejado caer que es “bastante probable” que el ex ministro del Interior con Rajoy, Jorge Fernández Díaz, “tuviera conocimiento” de la existencia de la ‘policía patriótica’. Ábalos ha dejado claro que aunque el espiado fue Iglesias, el objetivo era tumbar la posibilidad de que hubiera “un gobierno socialista”. También ha dicho que al desaparecer el objetivo político, las cloacas ya no existen.

La República en Marcha de Enmanuel Macron podría romper su alianza con el partido político liderado por Albert Rivera de cara a las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. ¿El motivo? Su alianza con Vox en Andalucía y el tono radicalizado hacia la derecha empleado por el candidato en las últimas semanas.

El Ejecutivo socialista se reunirá en Consejo de Ministros este viernes y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hará publica la nueva estrategia para los próximo meses. Previsiblemente, convocará elecciones y algunas fuentes apuntan a que será el último domingo de abril, un mes antes de que se celebren los comicios municipales y autonómicos. No obstante, Miquel Iceta, líder del PSC, no descarta que Sánchez vuelva a reciclarse y presente unos nuevos Presupuestos en siete meses, tras las autonómicas y la sentencia del Juicio del Procés. Las opciones están claras, por un lado los tres partidos de la derecha, PP C's y Vox tratarán de desalojar a los socialistas de la Moncloa; por el otro, Psoe y Podemos intentarán mantener a la izquierda en el poder.

Partido Popular, Ciudadanos, Vox, Falange, Hogar Social… toda la derecha y la ultraderecha, habían convocado a los “españoles de bien” en la mañana de este domingo para pedir la dimisión del presidente del Gobierno y protestar contra lo que consideran una “traición” de Pedro Sánchez. Fuentes de la Policía Nacional, facilitados por la Delegación del Gobierno, han cifrado la asistencia a la convocatoria en 45.000 personas, una cifra muy lejana a otras manifestaciones históricas, como los 700.000 asistentes del Orgullo Gay en 2018 o las 170.000 personas que estuvieron en la última marcha del 8M. Y eso que Casado y el PP, había puesto autobuses gratis desde todos los rincones de España para acudir a Madrid.

🔴 Sánchez asegura que la ultraderecha ha radicalizado a PP y C's para volver a una España regresiva
🔴 La batalla en las redes sociales por la manifestación de Colón
🔴 La manifestación de Colón en imágenes

El Partido Popular y Ciudadanos han convocado "a los españoles" este domingo en la plaza de Colón de Madrid para protestar contra la estrategia de Pedro Sánchez con el independentismo.

🔴 Semana negra del PP: La UCO desmonta las elecciones generales de 2011 en las que ganó Rajoy