lahoradigital.com

Rocío Monasterio

La gran sorpresa que ha deparado la repetición de elecciones del pasado 10-N ha sido la caída libre de Ciudadanos, que ha perdido 47 diputados, y el auge de la ultraderecha, que ha ganado 27, doblando su resultado. Vox, o la extrema derecha, se ha consolidado en España como la tercera fuerza política del país. El partido de Santiago Abascal ha pasado de tener 24 a 52 diputados en la representación del Congreso. Aquí explicamos quien es quien en Vox y de donde proceden los diputados que estarán presentes en la Cámara baja en cuanto se constituyan.

Este jueves tuvo lugar el último debate de la campaña 10-N, protagonizado solo por mujeres y emitido por La Sexta. María Jesús Montero (PSOE), Ana Pastor (PP), Inés Arrimadas (Cs), Irene Montero (UP) y Rocío Monasterio (Vox) han participado en este encuentro apenas un día antes del cierre de la campaña. La dirigente y ministra socialista, consiguió mantener el temple frente a los ataques recurrentes de las representantes del resto de formaciones, las tres derechas y Podemos. Las declaraciones de la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, demonizando inmigrantes, homosexuales, menores, mujeres que "se inventan las denuncias de falso maltrato o agresión"... dieron una idea muy exacta de lo que amparan los dos partidos de la derecha, PP y Cs, que lejos de poner un cordón sanitario a la extrema derecha, lo han hecho contra el PSOE. Por su parte, la podemita Irene Montero, digna alumna de su jefe y marido, como siempre, con su carta a los Reyes Magos. En el debate se palpó la diferencia entre las dos Montero, que representan a la izquierda; la joven e inexperta, que se lee las "solapas del libro y copia dos o tres ideas efecto..." y la otra, la ministra de Hacienda, la que escribe los libros, pone en marcha las medidas y sabe lo que cuesta hacer avanzar la economía de un país, sin dejar a las clases trabajadoras atrás, sino poniéndolas por delante.

Los dirigentes de Vox, valiéndose del estudio de arquitectura del que ella es propietaria, transformaron una vieja fábrica de plásticos del centro de Madrid sin licencia de obra en un bloque de pisos. Después, vendieron alguno de éstos para ser habitados sin poseer cédula de habitabilidad o licencia de ocupación.

Tras pasar 130 días desde las elecciones autonómicas de mayo, la Asamblea de Madrid ha celebrado su primera sesión de control al gobierno de PP y Ciudadanos presidido por Isabel Díaz Ayuso. Y se ha podido vislumbrar la cercanía del Ejecutivo autonómico con la ultraderecha de Vox. A una pregunta de Rocío Monasterio, portavoz de la formación ultraderechista, sobre la exhumación de Franco, la presidenta Ayuso ha afirmado que “me espanta la Ley de Memoria Histórica y me espanta tener que remover las heridas”, y ha admitió que la Comunidad no tiene competencias para intentar paralizar la exhumación.

Unidas Podemos e IU han anunciado que presentarán una denuncia contra la formación ultraderechista por su scolicitud de información sobre los cursos impartidos por COGAM en los colegios de la región, ya que constituyen un delito de odio según el artículo 510 del Código Penal, además de "una clarísima intimidación contra el colectivo".

La Asamblea de Madrid ha vivido un nuevo capítulo nunca antes vivido con la celebración de una sesión de investidura sin ningún candidato porque así lo decidió el presidente de la cámara, Juan Trinidad, de Ciudadanos, que ha retorcido el reglamento para que se produzca este inédito pleno.

La investidura en Murcia ha desatado la ira no solo en Ciudadanos, sino sobre todo en Vox y ambas formaciones han pasado en semanas de la negociación al insulto. La ultraderecha ha votado en contra del candidato popular Fernando López Miras y si hoy no se abstiene tumbará la posibilidad de Gobierno de la derecha en la región. En Madrid, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio siguen sin citarse para una negociación imprescindible si quieren gobernar la comunidad junto al PP.

El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha sido entrevistado este jueves en Hoy por Hoy, donde ha hecho unas controvertidas declaraciones que han despertado todo tipo de críticas a través de las redes sociales. La portavoz socialista, Adriana Lastra, no ha tardado en contestar y pedir a la formación naranja lo mismo que exige para que gobierne el candidato más votado, Ángel Gabilondo.

Nueva polémica sobre la trayectoria de Rocío Monasterio como arquitecta. Y es que la presidenta de Vox en Madrid habría repetido el mismo patrón que en otros casos que ahora se están investigando: proyectar un plano figurado respecto a la calificación del suelo, aderezarlo con la mediación de su marido y cobrar por un supuesto tráfico de influencias que en verdad no es tal. ¿La respesta de ambos políticos de la formación de ultraderecha? Negarlo todo.

El partido de Santiago Abascal realizó, como ha venido haciendo los últimos años, un acto en Vistalegre para celebrar el aniversario de su irrupción en la escena política y lanzar la precampaña para las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. Iván Espinosa de los Monteros fue el encargado de regular las intervenciones, en las que la formación ultraderechista criticó a los que siempre ha calificado de enemigos: la izquierda, la ley de memoria histórica, la exhumación de Franco y el feminismo.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha confirmado este lunes el sentido de su voto en el próximo Pleno de investidura para la Comunidad de Madrid. En una rueda de prensa en la Cámara regional, tras una reunión con el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad; Monasterio ha trasladado su disposición a "votar favorablemente en el próximo Pleno para que haya un Gobierno y que la presidenta sea Ayuso".

El partido ultraderechista Vox registraba una petición en las Cortes Valencianas, hace unas semanas, para reclamar a la Generalitat los nombres y apellidos de las personas que imparten talleres LGTBI en los colegios. Tras la oposición de Les Corts, quien ha elevado el tema a la Fiscalía por si pudiera entrañar un delito de odio, la formación de Abascal ha vuelto a realizar la misma petición, esta vez en la Comunidad de Madrid, mientras está exigiendo a CS que les apoye y se retrate con ellos. Cabe recordar que Vox también exigió en Andalucía los datos.

El Partido Popular y Ciudadanos han anunciado este lunes la firma de un acuerdo de gobierno en la Comunidad de Madrid para el que no han contado con Vox. Pese a esto, la candidata popular a la presidencia, Isabel Díaz Ayuso, considera que el partido de ultraderecha “no tiene motivos para decir que no” puesto que en el documento se han incluido “todas sus propuestas”. Santiago Abascal ha rechazado el “chantaje” de la formación naranja y alude a la vieja amistad que le une con Albert Rivera para forzar una reunión a tres entre los líderes de la derecha para “desbloquear la situación”.

Por primera vez en la historia, la Asamblea de Madrid celebrará una sesión de investidura sin candidato ya que el presidente de la cámara, Juan Trinidad, considera que ningún líder cuenta con apoyos suficientes

La líder de la ultraderecha madrileña, Rocío Monasterio, ha dado a conocer este miércoles las exigencias que su partido le pide al Partido Popular y a Ciudadanos en la Comunidad de Madrid para darle los votos a sus socios de la derecha. Si el martes, Iván Espinosa de los Monteros daba por rotas las negociaciones con el PP en los ayuntamientos tras su fiasco en el consistorio de la capital, hoy Monasterio dice que es ahora realmente cuando inician las reuniones. Vox pedirá por escrito y rubricado, tanto por CS como por el PP, derogar artículos de la ley LGTBI, suprimir subvenciones a organizaciones y las ayudas a los migrantes en situación irregular, y libertad absoluta en materia educativa que dé vía libre a colegios que segregan entre sexos, entre otras.