lahoradigital.com
Edición testing    17 de enero de 2021

Renovación CGPJ

La política de pandemias de una oposición de derechas radical, crispaciones entre socios de Gobierno con la reforma de las pensiones, el SMI y los ERTE como protagonistas, la gestión de la pandemia, la vacunación y el futuro del Ministerio de Sanidad con la salida de Illa; el indulto de los presos del procés y la continuidad de la monarquía.

Habla sobre el indulto a los presos catalanes, el bloqueo del PP a la renovación del CGPJ, las relaciones con el socio de coalición y el falso debate de la Corona, "cuando España tiene que concentrarse en vencer la pandemia y recuperar la Economía".

José Luis Ábalos, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se caracteriza por hablar claro y meridiano. Así lo ha hecho en declaraciones al rotativo catalán, La Vanguardia, donde al hilo de las próximas elecciones del 14 de febrero ha manifestado que "se presenta la oportunidad de empezar a soldar la fractura social y política que la unilateralidad provocó” y que el Gobierno de España apoyará cualquier resultado “que permita normalizar la situación política” ante las predicciones de la victoria de ERC. También ha señado que “el Gobierno tiene la obligación legal de tramitar los indultos, y la obligación moral de aliviar tensiones que puedan dañar la convivencia”. Además, Ábalos aprovechaba para defender al Gobierno de coalición: “La relación entre el PSOE y Unidas Podemos es buena, sólida y positiva para España”. “Tenemos el derecho a disentir, que es algo muy distinto a la jaula de grillos con la que algunos pretenden caricaturizarnos”, zanja sobre los rumores levantados estos últimos meses entre socios. En cambio, sobre el bloqueo de la derecha para la renovación del Consejo General del Poder Judicia Abalos afea a la oposición que “El PP se llena la boca con la Constitución y, al mismo tiempo, no siente empacho al incumplir sus preceptos”. Por último, también aprovechaba para cerrar por el momento el debate abierto sobre la Monarquía tras los escándalos protagonizados por el Rey emérito: “Lo que necesita España en este momento es concentrar todas sus energías en la lucha contra el coronavirus y en la recuperación económica”.

El presidente del Gobierno ha intervenido en la segunda sesión de la moción de censura de Vox para hacer un importante anuncio. Tras la contundente ruptura del PP con la ultraderecha, el Ejecutivo ha movido inmediatamente ficha y ha afirmado que “vamos a detener el reloj de la reforma judicial” para que el Partido Popular se avenga a renovar las instituciones constitucionales que llevan ya años esperando. Se detiene así la proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos que proponía una reforma de la elección del CGPJ que desbloquee el órgano de gobierno de los jueces. Ahora le toca a los de Casado recoger el guante y confirmar su nueva estrategia de ruptura con la ultraderecha, sentarse a negociar como un partido de Estado que es y reforzar las instituciones ante una ultraderecha que nunca debió tener la fuerza que hoy tiene en el Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, explicó este domingo la gran oportunidad que para España suponen los 140.000 millones de euros que llegarán desde Bruselas para afrontar la salida de la crisis. Y afirmó que esos fondos servirán para “reformas estructurales” en sanidad, educación, ecología o igualdad. La dirigente socialista defendió la necesidad de tener ya unas nuevas cuentas públicas que dejen atrás los PGE de la época de Montoro para llevar a cabo las transformaciones que necesita España. Y criticó duramente la actitud de Pablo Casado que se dedica a ir por Europa a tratar de condicionar o impedir la llegada de las ayudas europeas con una actitud “antipatria”. Para Calvo, el PP se ha convertido un partido “incoherente y errático” frente a un PSOE que ahora mismo es la formación que da “estabilidad” a nuestro país.

Ander Gil, portavoz del PSOE en el Senado, exige “poner fin al bloqueo” por parte del Partido Popular para la renovación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional. Señalando el seguimiento de una tendencia ultraderechista por parte del PP, Gil asegura que este bloqueo no es más que un impedimento para el conjunto de España de alcanzar una democracia plena. Este miércoles, el PP deberá de decidir en el Pleno de la Cámara Alta si apoya la moción presentada por los socialistas, o si por el contrario prefiere seguir supeditado a una “agenda que le marca la ultraderecha”.

ENTREVISTA DE PEDRO SÁNCHEZ EN LA HORA DE RTVE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estado en el estreno de la nueva programación informativa de Televisión Española y en el programa ‘La Hora de la 1’ ha confirmado que durante este pasado verano se produjeron encuentros y negociaciones entre miembros del PSOE y del PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo o el consejo de RTVE, una información que adelantaba El País a primera hora de este lunes. Sin embargo, por segunda vez en los últimos años, el presidente del PP, Pablo Casado, rompió un acuerdo “muy avanzado” que deja estos órganos constitucionales “en funciones” en lo que supone una anormalidad constitucional. El presidente del Ejecutivo se ha referido también a la vuelta al colegio que se produce a partir de esta semana, la situación epidemiológica, la fusión bancaria de Bankia y Caixabank, o la negociación de los Presupuestos Generales del Estado.

Como era previsible, la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado ha terminado sin acuerdos. Tras una hora y media de encuentro se ha constatado que el PP no acepta la ‘mano tendida’ que el jefe del Ejecutivo ha puesto encima de la mesa para renovar órganos constitucionales tan importantes como el CGPJ o el Constitucional. La ministra portavoz, Mª Jesús Montero, ha señalado que Casado sigue con su actitud “negacionista” y le ha reprochado que pretenda “dictar la política” sin haber ganado las elecciones. Por su parte, el líder conservador ha manifestado que el Gobierno puede ‘contar’ con su apoyo si renuncia a la mesa de diálogo con Cataluña, a modificar el Código Penal, a mantener la reforma laboral… en definitiva a mantener las políticas de Rajoy cuando estaba en La Moncloa.

  • 1