lahoradigital.com
Edición testing    1 de marzo de 2021

Púnica

Con Aznar volvemos a la casilla de salida. Muchos creyeron que la marcha de Cayetana Álvarez de Toledo de la portavocía del PP en el Congreso, a finales del mes de agosto, obedecía a un movimiento interno dentro del primer partido de la oposición hacia posiciones más moderadas. Algunos barones de ese partido acogieron con satisfacción la destitución de la Marquesa de Casa Fuerte y el nombramiento de Cuca Gamarra como portavoz en el Congreso. Pero pronto hemos tenido otra prima donna en primera plana de la zozobra política, el bloqueo, el negacionismo y la crispación. No es otra que la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuya inacción y frentismo ha situado a Madrid en el epicentro del Covid de toda Europa. Los madrileños caen como moscas, pero a ella sólo parece importarle el negocio que hay tras la construcción del nuevo hospital, y la prestación de servicios de sus empresas amigas, para triplicar las UCI, llegado el caso. La contratación de médicos, rastreadores, personal sanitario, para la atención primaria, no da dinero, no interesa. Por otro lado, todo vale para enfrentarse y desgastar al Gobierno central, obligado a intervenir ante el crecimiento alarmante de los contagios.

La fiscalía anticorrupción incorpora al proceso de investigación de la Operación Púnica los contratos adjudicados por el Partido Popular y su actual Portavoz Mirina Cortes a Waiter Music. El órgano considera que dicha información podría ser clave para esclarecer la trama.

Francisco Lobo, hasta ahora Secretario General Técnico de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, fue cesado ayer martes por el Consejo de Gobierno de la Comunidad tras conocer su imputación por la presunta financiación irregular del Partido Popular en el caso Púnica.

En pleno debate de investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso ha salido a la luz una de las comparecencias de Francisco Granados ante el juez, en la que señala a la inminente presidenta de la Comunidad de Madrid como el nexo con los hermanos De Pedro, los gurús informáticos de la trama 'Púnica'.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha implicado a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre dentro de la trama corrupta Púnica. Según un informe que ha adelantado El País, Aguirre participó en reuniones con miembros de su Ejecutivo en las que se acordó que determinadas empresas que habían financiado su campaña electoral en 2003 y 2007 obtuvieran contratos públicos. Se trata de la primera vez que la Guardia Civil apunta a Aguirre como posible implicada en la trama.

El alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, utilizó dinero del ayuntamiento para pagar a la empresa de Alejandro de Pedro, investigado por el caso Púnica, para mejorar su imagen en redes sociales. Según informa la Cadena Ser, que ha tenido acceso a un informe de la Guardia Civil, De Foxá utilizó 75.000 euros provenientes de las arcas del ayuntamiento para este lavado de imagen. El mecanismo de actuación es el mismo que el de otros ayuntamientos gobernados por el PP.

Según un informe elaborado por agentes de la UCO al que ha tenido acceso la Cadena Ser, Ignacio García Vinuesa habría emitido facturas por un valor total de 85.000 euros a favor de varias empresas de reputación online gestionadas por Alejandro de Pedro. A través de estas empresas, De Pedro gestionó las Redes Sociales del municipio, insertó noticias favorables a Vinuesa en una red de medios de dudosa repercusión y realizó informes de posicionamiento sobre el alcalde.

Semana convulsa para el Partido Popular. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha elaborado un nuevo informe en el que se desvela que Mariano Rajoy podría haber concurrido a los comicios de 2011 canalizando gastos de campaña a través de un complejo sistema de sociedades pantalla que le habrían ayudado a ocultar el origen de su financiación, en la misma línea que sostiene el informe publicado este martes sobre la presunta financiación ilegal de la campaña de Esperanza Aguirre a la Comunidad de Madrid en 2011 con la sociedad tapadera llamada "Paquí Pallá SL".

Dinero B, fondos públicos desviados para pagar una campaña electoral, un congreso del PP, mítines y foros donde participó Mariano Rajoy y hasta una cena de Navidad, por no hablar de subvenciones falseadas. Todo ello presuntamente, mientras no se demuestre fehacientemente, está descrito en un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que ha desvelado un nuevo caso de corrupción en el Partido Popular que afectaría de forma directa a Esperanza Aguirre, cuando en 2011 optaba a la presidencia de la Comunidad de Madrid. El nombre de una de las sociedades tapadera elegido para la presunta financiación ilegal del PP, "Paquí Pallá SL", ha causado la hilaridad de los investigadores.

  • 1