lahoradigital.com
Edición testing    11 de abril de 2021

presión hospitalaria

La llegada de la Semana Santa ha traído consigo el aumento de los contagios en España. Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 15.501 nuevos casos y 189 decesos por coronavirus durante el fin de semana, elevando la cifra de contagios a 3.270.825 y la de muertes a 75.199 desde el inicio de la pandemia. Siguiendo esta línea, la incidencia acumulada (IA) en los últimos 14 días se sitúa en 149,26 casos por cada 100.000 habitantes, representando una subida de más de diez puntos con respecto a hace una semana, cuando se situó en 138,6 casos. De esta forma, la IA nacional se sigue encontrando en riesgo medio, pero siete comunidades autónomas se encuentran sobrepasando esa media y cuatro de ellas por encima de la barrera de los 250 casos, pasando a estar en situación de riesgo muy alto. Por su parte, la situación en los hospitales y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) va mejorando ligeramente, con un nivel de actuación general del 6% y de un 18% en las UCI.

A las puertas de una cuarta ola de coronavirus, la incidencia acumulada en España sigue aumentando ligeramente y ya alcanza los 134,08 casos por cada 100.000 habitantes. Siguiendo esta línea, los nuevos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad este jueves notifican 6.393 nuevos casos y 356 fallecidos en 24 horas, situando el número total de contagios en 3.247.738 y de fallecidos en 74.420 desde que el virus llegó al país. De estas cifras, la Comunidad de Madrid aporta desde hace cerca de un mes entre el 35 y el 40,5% de los contagios de toda España, acumulando este jueves 1.864 casos. Asimismo, la autonomía concentra el 28% del total de las hospitalizaciones por la enfermedad, además del 23% de los ingresos en UCI. Estos datos reflejan que la presión hospitalaria en la capital supera a la de Andalucía y Cataluña juntas, las dos comunidades más pobladas del país.

A las puertas de una posible cuarta ola del coronavirus, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha aceptado que se sigan manteniendo las restricciones acordadas por las CCAA de cara a la festividad de Semana Santa. La ministra quiere confiar, en que no sea necesario adelantar el toque de queda, fijado para esas fechas entre las 23.00 y las 06.00 horas, ni realizar más cambios con respecto al cierre perimetral de las autonomías. Darias ha recalcado que se trata de un acuerdo “de mínimos” y que las regiones tienen la posibilidad de endurecer las medidas si lo estiman necesario.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y sus líderes regionales han decidido dar un paso atrás a la reciente desescalada en el país para imponer un confinamiento estricto en Semana Santa, desde el 1 al 5 de abril, debido a la amenaza de una cuarta ola de coronavirus. Merkel ha anunciado esta decisión la madrugada de este martes en rueda de prensa, calificando la situación epidemiológica que atraviesa Alemania como “muy grave”, donde “el número de casos está aumentando exponencialmente y las camas de cuidados intensivos se están llenando de nuevo”. En este sentido, durante los cinco días citados, se cerrarán todos los comercios, excepto las tiendas de alimentación, y se obligará a todos los viajeros que lleguen al país a traer consigo un test PCR negativo.

El Ministerio de Sanidad ha notificado este miércoles 6.092 nuevos contagios y 228 muertes por coronavirus, registrando ya un total de 3.206.116 casos y 72.793 fallecimientos desde el inicio de la pandemia. La incidencia acumulada se sitúa en 127,91 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 127,80 casos anunciados este martes. Esta cifra representa una leve subida que no se registraba desde el pasado 27 de enero, con tan solo Baleares y la Comunidad Valenciana por debajo de los 50 casos por cada 100.000 habitantes, límite que marca la nueva normalidad, mientras que otras 11 autonomías se encuentran en riesgo medio y las otras seis restantes en riesgo alto. En este sentido, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha pedido “máxima prudencia para evitar una cuarta ola” ante este “ligero ascenso” de los contagios en algunas comunidades, al tiempo que ha advertido de que el país se podría encontrar en “un posible cambio de tendencia”.

Las comunidades autónomas han notificado este jueves al Ministerio de Sanidad 6.255 nuevos contagios y 166 decesos por coronavirus, tras corregir el informe del día anterior debido a un error en los datos proporcionados por Cataluña. De esta forma, tras modificar las cifras, la incidencia acumulada en los últimos 14 días se sitúa en 132,25 casos por cada 100.000 habitantes, mostrándose una bajada con respecto al miércoles, aunque ralentizada, ya que España se sigue situando en riesgo medio. No obstante, las regiones con mayor incidencia y, por lo tanto, las que se encuentran en peor situación son las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, así como la Comunidad de Madrid. Por su parte, en el extremo contrario se encuentra Extremadura, siendo el único territorio español en riesgo bajo. Asimismo, la presión en los hospitales y en las UCI sigue siendo preocupante, aunque se ha pasado del riesgo extremo al riesgo alto, con una tasa de ocupación del 6,99% y del 22,40%, respectivamente.

La curva epidemiológica del coronavirus sigue a la baja. El Ministerio de Sanidad ha notificado este martes una incidencia acumulada (IA) de 235 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 252 casos de este lunes, lo que supone el abandono del umbral calificado como riesgo extremo. Sin embargo, aun superan esta cifra la Comunidad de Madrid, el País Vasco, Aragón, Andalucía, Castilla y León, Ceuta y Melilla, donde la IA va también reduciéndose, aunque a un ritmo más lento. Asimismo, el departamento dirigido por Carolina Darias ha registrado 7.461 nuevos contagios y 443 muertes este martes, además de una presión hospitalaria por pacientes Covid-19 del 11,27% y una ocupación de las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI) del 31,54%. En cuanto a la campaña de vacunación, ya hay más de 1,2 millones de personas inmunizadas con la pauta completa y más de 3,1 millones que han recibido la primera dosis. Los vacunados superan ya a los contagiados desde el inicio de la pandemia.

La evolución de la pandemia en España sigue su curso. El Ministerio de Sanidad ha notificado este lunes una bajada de la incidencia acumulada (IA) a los 252 casos por cada 100.000 habitantes, e incluso 11 autonomías ya se encuentran con una IA por debajo de los 250 casos, pasando del riesgo extremo al riesgo alto. Asimismo, el departamento dirigido por Carolina Darias ha notificado 20.849 nuevos contagios y 535 decesos desde el pasado viernes. A pesar de la palpable mejoría en las cifras, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido de que las incidencias en el país siguen siendo altas, y que no se debe bajar la guardia, ya que “una relajación excesiva de las medidas actuales puede llevar a que tengamos incrementos y nos supongan problemas graves”. Además, cabe resaltar que ya son 3.090.351 las personas vacunadas contra la enfermedad en España, concretamente el 85,3% de las dosis recibidas. Ante este hecho, Simón ha resaltado que “la infección en aquellos que están vacunados es más leve”, lo que permite valorar “el impacto positivo que está teniendo la vacuna”.

La Comisión de Salud Pública celebrada este miércoles ha acordado que la vacunación contra el coronavirus siga priorizándose en función de la edad y no de los colectivos profesionales o de las patologías que se padezcan. En este sentido, Sanidad ha establecido los próximos grupos de población que serán inmunizados: primero, los mayores de 80 años que no vivan en residencias; segundo, las personas de entre 70 y 79 años; y tercero, las personas de entre 60 y 69 años, además de los enfermos de alto riesgo menores de 60 años. Para todos estos colectivos, quedarán reservadas las vacunas de Pfizer y Moderna. Como novedad, en la reunión también se ha decidido vacunar como último grupo hasta el momento el comprendido entre los 45 y los 55 años, para el cual estará destinado el fármaco de AstraZeneca. En total, ya son 1.119.180 españoles los que han recibido las dos dosis necesarias para enfrentar la enfermedad y, teniendo en cuenta la población total del país, el 2,36% estaría inmunizada, siendo Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid las autonomías que avanzan a mejor ritmo en la vacunación completa.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha avisado este jueves del peligro de relajar las medidas del coronavirus demasiado pronto, afirmando que “todavía no estamos en niveles de vacunación suficientemente altos ni en niveles de transmisión suficientemente bajos”. Esta advertencia ha sido respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde la responsable de emergencias para Europa, Catherine Smallwood, ha establecido que en el país se ve “una caída relativa muy significativas”, pero que “las tasas de transmisión se mantienen muy altas”. La pandemia en España sigue cierto retroceso desde que la tercera ola dejó cifras escalofriantes a finales de enero, pero los contagios de Navidad todavía siguen manteniendo números muy altos en mortalidad -superando los 500 diarios- y una elevada presión hospitalaria y de UCI, además de una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, el doble de lo que Sanidad considera riesgo extremo.

El Ministerio de Sanidad ha notificado este martes 29.064 nuevos casos de coronavirus, una cifra diaria inferior a los 38.118 registrados el pasado viernes. La incidencia acumulada en esta jornada se sitúa en los 846,8 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y supone un descenso de 19 puntos con respecto a los 865,6 del día anterior. Sin embargo, la cifra de fallecidos refleja un récord histórico desde la primera ola, con 724 muertes registradas tan solo este martes, casi en sintonía con los 762 decesos notificados este lunes, con la diferencia de que en esa cifra entraba todo el fin de semana. En cuanto a la presión hospitalaria y los pacientes en las UCI, las cifras parecen remitir ligeramente, con la tasa de camas ocupadas por la enfermedad en un 24,18% y en las UCI con un 44,58%, frente a los 24,96% y los 45,30% respectivos del lunes.

La situación del coronavirus en España parece estabilizarse a un ritmo muy lento pero el impacto de las cifras récord registradas hace dos semanas golpea ahora con toda su fuerza a los hospitales. La última actualización de Sanidad indicaba 38.118 nuevos contagios, cifra ligeramente por debajo del máximo registrado en toda la pandemia el pasado 21 de enero de 41.576, a falta de la actualización del fin de semana. No obstante, estos máximos llegan ahora a los centros sanitarios que se encuentran por encima de la cifra considerada como riesgo extremo de colapso. La ocupación de pacientes Covid en camas hospitalarias se encuentra en el 24% cuando el máximo riesgo marcado por Sanidad está en el 20%. La situación en las plantas UCI es aún más precaria superando en casi 20 puntos el riesgo extremo del 25% de ocupación, con un 44% de camas de cuidados intensivos ocupadas. Los datos proporcionados por las comunidades con las actualizaciones del fin de semana muestran un ligero descenso en el ritmo de contagios pero prácticamente todas las regiones españolas aumentan esta presión hospitalaria en una cifra que continúa creciendo, con las pocas excepciones de Cataluña, Canarias y Cantabria. Ante este escenario, todas las comunidades endurecen al máximo sus restricciones con la excepción de siempre, Madrid, donde los hospitales viven el mismo escenario que la pasada primavera pero, de nuevo, pasan las responsabilidades al Gobierno central para que tome medidas más duras. “A partir de ahora, si hacemos algo, será levantar esas restricciones”, indicaba ayer el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado.

Un repunte de los contagios del 15% en siete días ha obligado a la Comunidad de Madrid a estrenar nuevas medidas para hacer frente a la pandemia. Desde este lunes 25 de enero y hasta mínimo 15 días, el toque de queda establecido en la capital se amplía entre las 22.00 y las 06.00 horas y todos los establecimientos considerados no esenciales, como la hostelería, el comercio o los locales de ocio cierran a las 21.00 horas. Asimismo, quedan prohibidas las reuniones en casa entre personas no convivientes, salvo para aquellos ciudadanos que se encarguen de cuidar a mayores, menores y dependientes, o que vivan solos o tengan un vínculo matrimonial o de pareja. Además, el 24% de los madrileños tienen también desde este lunes restringida su movilidad, al confinar un total de 56 Zonas Básicas de Salud (ZBS) y 25 localidades de la autonomía. Por otro lado, ante el avance del coronavirus, se está ampliando a toda prisa el tercer pabellón del Hospital público Enfermera Isabel Zendal con 352 camas más de hospitalización, aunque siguen las denuncias de pacientes y trabajadores por las deficiencias que presenta este pseudohospital.

Sanidad ha notificado 41.576 nuevos contagios según el informe recogido este miércoles. Es la cifra más alta desde que comenzó la pandemia y los expertos advierten de que aún quedan semanas para que se alcance el pico máximo de casos y la curva empiece a caer. La incidencia acumulada se sitúa en 736’22 casos por cada 100.000 habitantes, Sanidad estableció la cifra de riesgo extremo en 250, muy por debajo del índice del país. Los peores datos, la presión hospitalaria que continúa creciendo y podría llevar a un colapso en unas semanas. Las camas se encuentran ocupadas al 19’95% mientras que el riesgo extremo de colapso está situado en el 20%. El riesgo máximo de ocupación en camas UCI, un 35%, ya se supera, situándose en el 35’02%. Algunas comunidades superan incluso el 40%, los casos de Madrid, Melilla, Cataluña, Baleares, Castilla – La Mancha, La Rioja y la Comunidad Valenciana. Sanidad insiste en que hay que esperar una semana más para evaluar los resultados de las últimas medidas restrictivas, antes de endurecerlas de forma más drástica.

A pesar del frío, la pandemia sigue su curso y la tercera ola tan temida parece que es inevitable. Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 61.442 nuevos contagios desde el pasado viernes, el mayor incremento registrado en un fin de semana desde que el virus llegó al país. Asimismo, la cifra de fallecidos también ha ascendido, situándose en 401 personas. Por lo tanto, el número de personas afectadas por la enfermedad desde el inicio de la pandemia se sitúa en 2.111.782, mientras que la cifra total de fallecidos aumenta a 52.275. Actualmente, la incidencia acumulada se encuentra en 435,62 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que el pasado viernes era de 350,48, sufriendo una importante subida. Junto a estos datos, también es preocupante el incremento de la presión hospitalaria en los últimos días, ya que se contabilizan más de 17.900 personas que necesitan ingreso hospitalario a causa de la enfermedad.