lahoradigital.com
Edición testing    15 de abril de 2021

PP

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana denunció este lunes que a los numerosos episodios ilegales del Partido Popular se suma ahora la “compra de voluntades”. Además, pide a Ciudadanos que rompan todos los pactos de Gobierno con los populares. De momento, el guiño de los socialistas al partido de Arrimadas no termina de llegar a tenor de lo ocurrido este lunes en Castilla y León donde no fructificó la moción de censura de Luis Tudanca al presidente popular Alfonso Fernández Mañueco.

En la larga precampaña electoral en la Comunidad de Madrid los pactos postelectorales estarán en el centro del debate ya que no parece claro que ningún partido pueda alcanzar por sí solo una mayoría suficiente para gobernar. El PP precisaría de Vox y, posiblemente, de Ciudadanos. El PSOE, también tendría que elegir para poder formar gobierno. Este lunes, el candidato socialista. Ángel Gabilondo, ha abierto la puerta a negociar con Ciudadanos y Más Madrid mientras se aleja de “extremismos” y del Podemos de Pablo Iglesias.

El PSOE-M ha registrado este sábado una denuncia ante la Junta Electoral contra la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP para las próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo, Isabel Díaz Ayuso, así como contra su Ejecutivo, acusándoles de utilizar de forma reiterada “medios y recursos públicos de forma electoralista”. En este sentido, los socialistas defienden que Díaz Ayuso vulneró la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) hasta en tres ocasiones, la primera de ellas el pasado 10 de marzo cuando comunicó desde la sede de su Gobierno la convocatoria de elecciones autonómicas en Madrid; la segunda cinco días después, el 15 de marzo, cuando ofreció una rueda de prensa tras conocerse la noticia de que Pablo Iglesias sería el candidato de Unidas Podemos para los comicios; y la tercera al convocar otra nueva rueda de prensa el 17 de marzo en la que prometió ayudas para empresas y autónomos, en contraposición a las medidas adoptadas por el Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos. Ante estas acusaciones, el PSOE-M pide “hacer urgente, tras la reincidencia y gravedad de los hechos”, que la Junta declare “la vulneración que se ha producido, se ordene el cese de la misma, y se conmine a que no se vuelva a producir”.

Hace días que me da vueltas en la cabeza el ignominioso espectáculo que nos han ofrecido las derechas en Murcia y el show de la pintoresca presidenta de Madrid. Lo de Murcia repugna e indigna y lo único que uno puede agradecer a los politiqueros que montaron el evento es que, una vez concluida la representación, vuelvan a confinarse en su Asamblea y dejen al resto del país en paz. A la de Madrid le agradecía yo con alguna frecuencia las risas y sonrisas que me provocaban sus desatinos y sus extravagancias. Pero lo de convocar elecciones no me conmovió de ninguna manera porque uno ya la considera capaz de cualquier cosa. Sin embargo, al ver que dos encuestas le daban más votos de los que tiene y la posibilidad de llegar a la mayoría absoluta con Vox, el ánimo se me fue a los pies y me sentí como si estuviera barriendo el suelo con la nariz.

“Comunismo o libertad”. Sin pensarlo dos veces ni consultar con los muñidores de su imagen, la candidata IDA ha creado el slogan de su campaña electoral del 4-M. Un slogan que el mismo Abascal aceptará sin ningún problema. La frase, clara y definitoria de su pensamiento político, respondía a la sorpresa que supuso para ella enterarse sin previo aviso de que uno de sus rivales en la cita electoral iba a ser su antiguo contertulio en La Tuerka y compañero de cañas en las tascas madrileñas que tan bien conoce, Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno socialcomunista y líder de Unidas Podemos, partido que reúne las esencias del asamblearismo comunista.

El Partido Popular ha utilizado la sesión de control al Gobierno como primer acto de campaña para las elecciones en Madrid que se celebran el 4 de mayo. Pablo Casado se ha lanzado contra el PSOE al que ha acusado de arrogancia, incompetencia o de conspiración para acabar con los gobiernos autonómicos del PP mientras que se producía la crisis sanitaria y económica del coronavirus. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto en valor que “hemos trabajado al límite de nuestras fuerzas” para combatir contra la peor pandemia mundial en 100 años y sus terribles consecuencias. Y ha acusado al líder de la oposición de “no hacer absolutamente nada” durante todo este tiempo, recordando que ha dicho “no” a todo, incluso al estado de alarma en los peores momentos. El secretario general de los socialistas le ha afeado a Casado que ha pasado de la moderación de Galicia a la radicalidad de Madrid y le ha dicho que "representan lo peor del PP: corrupción y ultraderecha".

El Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, ha publicado el barómetro del mes de marzo en el que da porcentajes de voto para los partidos si se celebrasen hoy elecciones generales. La encuesta está realizada entre el 1 y el 11 de marzo por lo que no recoge los acontecimientos políticos de los últimos días que se han fraguado en un adelanto electoral en la Comunidad de Madrid. El panorama electoral en España según el CIS nos deja varias certezas. La primera es que el PSOE sigue consolidándose en la primera posición y creciendo. La segunda que la ultraderecha de Vox se va comiendo poquito a poco al PP y ya le pisa los talones. Y la tercera es que Unidas Podemos sigue perdiendo apoyo en las urnas y está casi igualado con Ciudadanos en torno al 10% del voto. En relación a los resultados de las últimas elecciones, el Gobierno de Coalición conseguiría ahora más apoyo en las urnas y más diputados en el parlamento, aunque pierde fuelle respecto al mes de febrero.

Acabar con el golpismo catalán y con los partidos que quieren destruir la unidad de España; acabar con las Policías autonómicas y con el Estado de las Autonomías; acabar con la Ley de la Memoria Histórica; acabar con la igualdad de sexo; acabar con los inmigrantes ilegales y con los legales; acabar con las mezquitas y con la libertad religiosa en las escuelas públicas; acabar con el espacio Schengen; acabar con el IRPF y con el suelo público: acabar con el aborto y con la eutanasia; acabar con la sanidad pública y gratuita para los inmigrantes; acabar con la educación pública mediante el pin parental; acabar con los contrarios de subvencionar la tauromaquia y el flamenco; acabar con la ley de violencia de género; acabar con los partidos políticos; acabar con el Tribunal Constitucional y con la Ley del Jurado; acabar con la UE…

Las pocas encuestas que existen de momento, y poco actualizadas, indican que Isabel Díaz Ayuso, actual presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP, podria ser la lista más votada el 4-M, pero aún asi lo tendría difícil para sumar mayoría sólo con Vox. En las elecciones autonómicas de 2019, el PP consiguió 30 representantes, mientras el Psoe alcanzó los 37, y Más Madrid, 20 escaños. Estos primeros sondeos, poco actualizados, darían un cierto incremento de escaños al PP. La mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid está en 69 escaños por lo que Ayuso deberá contar con Vox, que sería la segunda fuerza de derechas más votada, para gobernar. Con la posible unión de UP y Más Madrid, los datos del bloque de izquierdas podrían ganar puntos.

Este domingo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha despejado las dudas y finalmente la disolución de la Asamblea de Madrid tiene prioridad sobre las mociones de censura presentadas por Más Madrid y los socialistas. De este modo, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, consigue su objetivo que no es otro que deshacerse de sus socios de Gobierno, los que la hicieron presidenta, Ciudadanos, y que ahora le impiden desarrollar sus políticas neoliberales más cercanas a la extrema derecha de Vox que al centro que dice representar el partido naranja. Los partidos de la oposición, y entre ellos, el ganador de los últimos comicios, el PSOE de Ángel Gabilondo, han lanzado un mensaje de tranquilidad y de esperanza. Los socialistas madrileños consideran que están preparados para volver a ganar en las urnas, esta vez con la contundencia necesaria para desalojar del poder al PP que lleva más de un cuarto de siglo en la Puerta del Sol. La decisión está ahora en manos de los madrileños y las madrileñas.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, trató de explicar lo ocurrido en Murcia con el desenlace definitivo de la moción de censura presentada por su partido en la Región contra el Ejecutivo de Fernando López Miras. Los seis diputados naranjas firmaban el martes el documento que rompía definitivamente con el Gobierno del PP. Pero dos días más tarde, tres de sus representantes: Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez decidían incorporarse al equipo del presidente popular y hacer fracasar así la moción. Para Bal esto significa “un acto de corrupción de comprar la voluntad y el silencio con dinero”. Además, apeló a la responsabilidad individual de los 45 diputados de la Asamblea murciana para que no permitan que continúe en el poder un partido con claros indicios de casos de corrupción.

Tras el huracán político despertado en Murcia que llevó a la disolución de la Asamblea de Madrid y la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de Ayuso, la Mesa de este organismo ha recurrido la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El órgano aceptaba ayer la disolución pero ya anunciaban que la recurrirían ante la Justicia al considerar que las mociones de Más Madrid y PSOE llegaron antes que la entrada en vigor de la disolución de la cámara. Apoyan el recurso sobre el artículo 21.2 del Estatuto de Autonomía que establece que un presidente no podrá disolver la Asamblea mientras se encuentre una moción de censura en trámite. Según la ley la disolución y la convocatoria de elecciones no entran en vigor hasta su publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Comunidad de Madrid (BOCM), pero el embrollo político ha abierto un caos judicial con unos tribunales que deberán decidir si prevalece el anuncio de la disolución o las mociones. Además, en el recurso ante el Tribunal Superior se piden medidas cautelarísimas para que la justicia se pueda pronunciar en un plazo de 24 horas. De no prevalecer las mociones la convocatoria electoral se fijará el 4 de mayo.

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles a la Proposición de ley orgánica que regula la eutanasia, con 155 votos a favor. La iniciativa, que tan solo ha contado con la negativa de PP, Vox, UPN y la abstención de ERC, deberá volver al Congreso de los Diputados tras la incorporación de varias enmiendas, entre las que destaca la creación de un registro de sanitarios declarados objetores de conciencia a la hora de practicar la eutanasia, es decir, aquellos profesionales que no quieran atender estas demandas por resultar incompatibles con sus convicciones. Asimismo, en los cambios que se quieren presentar se encuentra el acceso de los médicos al registro de las últimas voluntades del paciente, con el fin de poder ejercer la eutanasia sin necesidad de consultar a los familiares. En definitiva, el Congreso ratificará o refutará el texto el próximo jueves 18 de marzo y, si finalmente se aprueba, se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entrará en vigor tres meses después, a finales de junio.

Tras la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de disolver la Asamblea y convocar elecciones para el próximo 4 de mayo, y las consiguientes mociones de censura registradas por el PSOE y Más Madrid para evitarlo, se ha generado un conflicto jurídico que podría acabar en los tribunales. Ante este hecho, la mayoría de los juristas han señalado que prima la voluntad de disolución frente a las mociones, al tener esta efectos desde que se dicta el Decreto, de acuerdo con la ley 5/1990, que establece que el presidente o presidenta podrá acordar la disolución anticipada de la Asamblea de Madrid siempre que no se encuentre en tramitación una moción de censura. Si se tienen en cuenta los tiempos, a las 12.09 horas, Díaz Ayuso formalizó la disolución de la Asamblea por Decreto, y una hora después, a las 13.03 horas, los partidos de la oposición, PSOE y Más Madrid, presentaban las mociones contra la presidenta. No obstante, el problema recae en que aunque Díaz Ayuso hubiese disuelto la Asamblea el miércoles, no será hasta este jueves cuando se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), momento en el que realmente entrará en vigor.

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática y secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha instado al PP durante la sesión del control al Gobierno en el Senado a sacar adelante la renovación del CGPJ y ha recordado a la oposición que lo que “no ayuda a la calidad ni al prestigio de la democracia española en el mundo” son las declaraciones del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas sobre las cuentas del partido.