lahoradigital.com

Pedro Sánchez

Parece que el gran problema de la desconfianza mutua entre el PSOE y UP, que viene provocando el desencuentro entre las dos fuerzas de la izquierda además de la desilusión y el enfado de buena parte de los progresistas españoles, podría tener una solución. El objetivo es desbloquear un acuerdo político de investidura que permita contar con un gobierno de progreso fuerte y estable. Y para lograrlo hay que dar garantías plenas a Pablo Iglesias.

Pedro Sánchez mantiene firme el timón para asegurar el Gobierno de España. Plantea 370 medidas y toma la iniciativa para garantizar un acuerdo progresista que genere la confianza suficiente a sus aliados, especialmente con Unidas Podemos.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha ofrecido este lunes una rueda de prensa para informar de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del partido, señalando que su principal preocupación, "y en lo que estamos claramente centrados", es en "procurar la estabilidad y la gobernabilidad de este país".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha vuelto a la palestra pública tras sus largas vacaciones y no parece haberse movido ni un ápice de la posición que viene manteniendo desde hace meses. El líder de la formación naranja ha vuelto a negar que pueda desbloquear una posible investidura de Pedro Sánchez y ante unas posibles elecciones ha negado que se puedan unir a la ‘España Unida’ que propone el PP por la corrupción del partido de Casado. Sin embargo, esa misma corrupción no les impide compartir Ejecutivos autonómicos en Madrid, Murcia o Castilla y León.

Daría la impresión, si nos dejáramos influir por las soflamas de los y las histriónicas portavoces de los partidos de la oposición, así como por las declaraciones de los y las voceras a sueldo del conservador pabellón mediático -no hay nada más patético que un periodista o comunicador con el estómago agradecido y si encima es de derechas pues peor- que la única formación política que quiere ir a elecciones, es el #PSOE. ¿Ir a elecciones un patido que las ha ganado ampliamente?. Si va es porque le obligan con el bloqueo a derecha y a izquierda.

La ministra portavoz Isabel Celaá insistió en que la postura del Gobierno tras la investidura fallida de julio es clara y pasa por presentar el próximo martes un amplio programa acordado con la sociedad civil de más de 300 propuestas. Además, la ministra recordó al partido de Pablo Iglesias que “no podemos volver al tiempo pasado, que no fue mejor, los trenes pasan, elegir es renunciar, eligieron decir ‘no’ a la coalición con el pretexto de que la oferta era decorativa”

"Un aquelarre de ofensas contra la vicepresidenta Carmen Calvo". Así lo ha calificado en su turno el portavoz del PSOE, Rafael Simancas, durante el Pleno Extraordinario del Congreso convocado a petición del PP, CS, Vox y UP, para exigir a la vicepresidenta socialista explicaciones sobre la actuación del Gobierno en funciones durante la crisis del Open Arms. Tras sepultar con datos las descalificaciones personales de la oposición y UP, Calvo se ha dirigido a Ione Belarre: "Mi nombre es Carmen, no Matteo, a la que llamabas por las mañanas para hablar y estabas de acuerdo sobre el Open Arms".

El PSOE sigue su ronda de contactos con diversos colectivos con vistas a la elaboración de un programa común progresista. En esta ocasión, se ha reunido con diversas organizaciones de Cooperación al Desarrollo con las que se ha comprometido a "reforzar estas políticas, dotarlas de recursos y, desde luego, adaptarlas a la globalidad y a la implementación de la Agenda 2030".

Empleo, igualdad, ecología, transformación digital, Europa, autonomías, son algunas de las líneas maestras del documento de 370 medidas que este martes, el PSOE ha ofrecido a Unidas Podemos y a la sociedad en general para formar un gobierno progresista y estable para los próximos cuatro años. En un pabellón abarrotado de representantes de las 376 organizaciones y colectivos con los que ha trabajado a fondo el PSOE durante el mes de agosto, Pedro Sánchez ha vuelto a tender la mano a Podemos. “No queremos nuevas elecciones”. "Está a nuestro alcance evitarlas". “Construyamos la confianza y la esperanza". "Nosotros lo hacemos”. Ha enfatizado Sánchez tras ofrecer a Unidas Podemos “participar en la gobernanza de España” no desde el Consejo de ministros, sino "desde instituciones relevantes”. De este modo, "UP tendría participación en el ejercicio del poder". "Yo, ni ofenfo a nadie ni pido votos gratis". Iglesias ya ha dicho que el “documento suena bien” pero que no se fía de que se cumpla. Este jueves se vuelven a reunir los equipos negociadores.

🔴 LEA AQUÍ LAS 370 MEDIDAS DE LA PROPUESTA PARA UN PROGRAMA COMÚN PROGRESISTA 🔴

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, ha respondido al PSOE sobre la posibilidad de volverse a sentar en una mesa de negociación que permita que Pedro Sánchez supere una futura investidura. Y no se mueven de donde estaban ya que los ‘morados’ afirman que “si nos sentamos con el PSOE será para hablar de un Gobierno integral que incluya programa y estructura”. En lenguaje llano y claro: ministerios y sillones.

Jose Luis Ábalos, Secretario de Organización del Psoe y ministro de Fomento, en funciones; Cristina Narbona, Presidenta del Psoe; y la vicepresidenta y la ministra de Hacienda, Carmen Calvo y Maria Jesús Montero, han iniciado la vuelta al cole política, apareciendo en diversos medio para recordar que el Psoe y el Gobierno han trabajado intensamente todo el mes de agosto. Fruto de ello, este martes el Presidente Pedro Sánchez expondrá a los partidos y a la sociedad, un "Plan de 300 medidas programáticas de Gobierno", que incluyen las aportaciones de más de 120 colectivos sociales, reunidos con el Presidente Pedro Sánchez durante 24 reuniones, además de medidas propias del Psoe y otras de Unidas Podemos. Sánchez pretende de este modo, presentar una tercera vía para evitar la repetición de elecciones.

La puesta en escena en vivo y en directo, de las negociaciones entre Podemos y el PSOE, Iglesias y Sánchez, nos ha enseñado a los españoles una lección: “en política las formas son tan importantes como el fondo”. “El aquelarre de ofensas” (Simancas dixit) de las portavoces de PP, Cs y Podemos contra la vicepresidenta, llamada al Pleno del Congreso a hablar del Open Arms y la política migratoria, y a la que ninguna de ellas -Cayetana, Arrimadas y Vera- escuchó, ni contestó en clave de crisis migratoria, sino con descalificaciones personales, nos da una idea del bajísimo nivel profesional y ético de los y las dirigentes que vinieron a “regenerar la democracia”.


Ahora que para la mayoría de los españoles, y a efectos prácticos, el verano ya ha acabado, observo con escéptica resignación, que todo sigue igual. Sí, como bien se hizo patente en el pleno extraordinario del Congreso que tuvo lugar el jueves 29 de agosto que trató sobre la gestión de la crisis del Open Arms, la comparecencia de la vicepresidenta Calvo fue una mera excusa que utilizaron todos los partidos de la oposición para volver a atacar al gobierno de Pedro Sánchez. Como siempre. No es ninguna sorpresa.

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha mostrado -en La Sexta- su desconfianza hacia Unidas Podemos después de que Pablo Iglesias, haya anunciado que estaría dispuesto a aceptar ahora una Vicepresidencia social y los ministerios de Sanidad, Vivienda e Igualdad, y políticas activas de empleo. Al ministro le parece una falta de seriedad y de responsabilidad que lo que antes era "les parecía decorativo y sin competencias" ahora les resulta adecuado. Lo cual, unido a los ataques de UP al Gobierno, ha generado una desconfianza infranqueable.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sigue inmerso en la ronda de contactos con diversos colectivos con vistas a la elaboración de un programa común progresista. En esta ocasión, el dirigente socialista se ha reunido con organizaciones LGTBI, a quienes ha mostrado su total apoyo frente a una ultraderecha que cuestiona sus avances.