lahoradigital.com

Pedro Sánchez

En un viaje relámpago, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, visita a los cerca de 300 militares que están destacados en el país africano en misión bajo el mando europeo formando al Ejército maliense que se encarga de mantener la seguridad.

El Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez y sus ministros y ministras, han desplegado una actividad frenética especialmente para recuperar la Agenda Social, revertir los derechos laborales arrebatados a la ciudadanía y en materia de protección y cobertura social, a los autónomos, a los pensionistas, a las viudas, dependientes, se han aplicado medidas de protección e igualdad para las mujeres y un Plan de Pleno Empleo Juvenil, dotado con 2.000 millones, entre otras muchas medidas que pretenden una sociedad más igualitaria y el Bienestar Social. Paralelamente a ello, la oposición de la derecha, PP y CS se han dedicado de forma frenética, también, a criticar sin discriminación alguna, todas y cada una de las medidas de este gobierno. La ayuda de la prensa conservadora y sus fake news constantes han creado un clima de crispación y linchamiento permanente al gobierno socialista lo que ha contribuido a la irrupción de la extrema derecha, de momento, en Andalucía.

El ejército nacional planta sus banderas en Cataluña primero, luego en Andalucía, y prepara sus tropas para asaltar al resto de España en cuanto las elecciones le brinden una oportunidad.

Quien te enfada te domina, dice un refrán popular. Muchos medios nacionales se encuentran estos días ocupados a fondo en la democrática faena de motivar a Casado, como si le hiciera falta, recordándole sus 137 diputados, que no volverá a reunir en los próximos años, para que aproveche la oportunidad de instigar a Sánchez hasta echarle del Gobierno, antes de que expire y agote totalmente la actual legislatura que ellos consideran arrebatada traicioneramente a Mariano Rajoy. Incluso a costa de Cataluña, que hoy por hoy se ha convertido, para Pablo Casado y Albert Rivera, en un arma de acoso y derribo al Gobierno como en su día lo fue ETA para Aznar contra Zapatero. Se reedita la percepción que la derecha tiene de la lealtad al Estado.

La subida del SMI y del salario de los funcionarios son dos de las medidas que salen de este Consejo de Ministros celebrado en la Llotja de Mar de Barcelona, además del anuncio de endurecimiento de medidas contra la Violencia de Género. El desplazamiento del Gobierno ha servido para evidenciar y retomar la senda del diálogo entre Madrid y Barcelona. O lo que es lo mismo, Sánchez y Torra.. Por el contrario, los líderes de la oposición de la derecha, Pablo Casado y Albert Rivera, han calificado este Consejo y la reunión del día anterior entre Sánchez y Torra como una humillación para España.

Por Concha Minguela

A vueltas con la prisión permanente revisable. O lo que es lo mismo, los monstruos que la sociedad crea, que la sociedad los meta en un cajón o directamente que los mate. Creará otros nuevos y pronto no tendremos cajones donde guardarlos a todos de por vida. Prevenir y tratar las causas, tratar al delincuente, darle calificación y tratamiento penitenciario reinsercitivo, y sobre todo, que es lo que ahora mismo está faltando crear "políticas de control y vigilancia permanente para estos criminales sexuales y medidas inmediatas de protección para las mujeres y para la sociedad en general", como anunció de forma sosegada pero contundente y pedagógica la vicepresidenta del Gobierno, Camen Calvo este martes en la sesión de control.

La celebración del próximo Consejo de Ministras en Barcelona, este viernes 21, ha abierto la posibilidad de que el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña mantengan un día antes, el jueves 20, un encuentro con una agenda pactada en el que participen tres ministros y tres consellers. La fórmula propuesta desde el Palau todavía no tiene el visto bueno de Moncloa.

El Tribunal Supremo ha rechazado la petición de la familia del dictador, Francisco Franco, de paralizar de forma cautelar la exhumación hasta que estudiase si el traslado de los restos es o no legal.

La gobernanza de Andalucía vuelve a ser una encrucijada. Susana Díaz se agarra a que es caballo ganador, con 33 escaños y un millón de votos y que su obligación es formar gobierno. Juanma Moreno y su jefe, Pablo Casado han decidido hacer lo que sea para unirse a Ciudadanos y Vox y expulsar a Díaz. Para ello han firmado un pacto con 90 medidas, entre tramposas, viejas y alguna arrebatada al Psoe. Pero la llave sigue estando en Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, que lejos de quedarse callado, aletea y dice que "o se cuenta con él y se asumen sus medidas, o se repetirán las elecciones". Y de paso, la lideresa andaluza, tampoco asume que ella es la causante de la pérdida de casi cuatrocientos mil votos socialistas que se fueron a la abstención.

A través de una videoconferencia, el jefe del Ejecutivo ha felicitado a los responsables e integrantes de las unidades desplegadas en el exterior, acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Tras su Consejo de MInistras en Cataluña, Pedro Sánchez se ve más cerca de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, con el apoyo de ERC y PdCat, además de Podemos y el PNV. Lo que supone rehabilitar el bloque de la moción. El presidente tiene intención de presentarlos al Congreso en enero. En esas mismas fechas se abrirá el juicio oral a los independentistas encarcelados, y todas las expectativas quedan abiertas. Ello desazona cada vez màs a los líderes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera que lejos de querer una solución pacífica y negociada al procés, solo piensan en las elecciones anticipadas y aplicar el artículo 155 de forma unilateral y autoritaria.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, experto e incansable negociador, ha apostado fuerte por intentar restablecer los puentes de diálogo con la Generalitat de Catalunya. Su reunión de ayer con el president Quin Torra, ha podido ser un primer paso importantísimo para comenzar a transitar por el camino de la solución a un problema que dura ya demasiado tiempo.

Todo buen gobernante sabe que en casos de sangre y sucesos no es conveniente legislar por reacción y en caliente. Esto se ha escenificado en la sesión de control del Gobierno en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez ha tenido que hacer frente a un rifirafe con Pablo Casado que ha aprovechado las circunstancias, una vez más, para lanzar mensajes populistas volver a reivindicar la prisión permanente revisable. Ante estas circunstanias, Sánchez ha anunciado que el Gobierno no derogará esta pena y esperará al posicionamiento del Tribunal Constitucional. Además ha anunciado la aprobación de nuevas medidas encaminadas a reforzar la seguridad de las mujeres.

Inés Arriadas, líder de la formación en Cataluña y Carlos Carrizosa, portavoz del partido en el Parlament han presentado una querella en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra los miembros de la Mesa respecto a la suspensión de los diputados encausados en el ‘procés’

El president Torra también ha asegurado que se asegurarán los derechos de libertad de expresión y libertar de concentración. Por su parte, el presidente Pedro Sánchez afirma que “el tiempo que dediquen a hablar de autodeterminación, él lo dedicará a hablar de reconstrucción del Estado de Bienestar”.