lahoradigital.com

Pedro Sánchez

Llevo semanas mordiéndome la lengua, pero tengo que decírselo….Hágaselo usted mirar señor Rivera. Esa obcecación con el presidente del Gobierno no es sana. Y hoy voy a decírselo porque ya veo que sus corífeos no se atreven. No es el sanchismo lo que vamos a “tragarnos”. Es el riverismo sin que nadie le haya mandatado para que eche a Pedro Sánchez. Es usted el que se ha adjudicado un papel que nadie le ha otorgado. Ha sido usted, incapaz de asumir su derrota. Porque usted es un perdedor, un tercer ola, y el pueblo soberano, el dueño de sus propios votos, no quiere que usted gobierne...¡Hágaselo mirar!.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha dado cuenta en rueda de Prensa de los temas tratados en el último Consejo de Ministros celebrado este viernes entre los que destaca el inicio de los trámites para pedir a Francia la extradición del etarra Josu Ternera. Además, la dirigente socialista ha respondido a la polémica por la entrevista de Otegi en TVE y ha afirmado que “nadie tiene derecho a causar dolor a ningún otro ser humano, pensarlo si quiera es una miseria moral”.

El acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno sigue en el punto de máximos. Las posturas apenas se mueven. Sánchez ha ofrecido cargos de gobierno, pero no ministros, mientras Iglesias quiere ser ministro a toda costa en un Ejecutivo de Sánchez. Los negociadores socialistas han explicado que un Ejecutivo ha de estar compuesto con personas de la confianza del Presidente. Pero Iglesias sigue mirando al Pacto del Botánico, claro que ni Iglesias es Mónica Oltra, ni con UP se consigue una mayoría absoluta, como es el caso de Valencia con Compromís. En cualquier caso, ambas partes dan por hecho que habrá un acuerdo, pero de última hora, y con la tensión hasta el final.

El candidato socialista a la Eurocámara en las pasadas elecciones europeas y ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha anunciado este miércoles que no recogerá su acta de eurodiputado por lo que seguirá ocupando la cartera del Ejecutivo de Sánchez. Esta decisión, no le impide optar a ser elegido presidente de la Comisión, del Consejo o ser el Alto Comisionado para la Política Exterior.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha puesto en servicio la línea de Alta Velocidad que une Madrid, Antequera y Granada, una ciudad que “ha esperado, probablemente durante demasiado tiempo, la llegada de la Alta Velocidad y su retorno a la red ferroviaria”, ha afirmado.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, recordó tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal de su partido que no se puede “obstruir la gobernabilidad” ya que eso supone “pervertir” el sentido de los comicios. Además, dijo que los socialistas “asumen con la máxima responsabilidad, espíritu constructivo y voluntad de entendimiento la obligación política y moral” de que haya un Ejecutivo lo antes posible.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha afeado este lunes a los socialistas que traten las negociaciones “como si fueran un partido de tenis” y les ha advertido que “amenazar con elecciones es tomar por tontos a los españoles”. El secretario general de la formación morada no cede y sigue enfrascado en su intención de formar parte del Consejo de Ministros, por lo que ha pedido al PSOE que “deje atrás las presiones y dinámicas de ruido”.

A pesar del boicot de los llamados partidos constitucionalistas al PSOE, nadie se plantea la repetición de las elecciones. Una encuesta de La Sexta daría al Psoe 160 escaños, muy cerca de la mayoría absoluta. Hace ya más de dos meses que el partido decidió, con los resultados de las elecciones generales en la mano, que quería conformar un Ejecutivo monocolor con Pedro Sánchez al frente y un Consejo de Ministros en el que podrían estar independientes de gran prestigio. Se trataría de repetir la fórmula tras la moción de Censura. Para ello ha ofrecido a Podemos una triple propuesta en la que no tienen cabida ministros de la formación de Iglesias, algo a lo que el líder morado se resiste.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comienza este viernes una importante y apretada agenda internacional en la ciudad japonesa de Osaka donde se celebra la Cumbre del G-20, la segunda en la que participa el socialista. Tras ella, el domingo el jefe del Ejecutivo español llegará a Bruselas para terminar de perfilar el reparto de poder de las instituciones europeas que se decidirá en la próxima cumbre extraordinaria de la Unión Europea.

A sólo unos días de constituirse el Parlamento Europeo salido de las elecciones del 26 de mayo, queda aún por cerrar el pacto entre los Jefes de Estado o de Gobierno sobre las personas que pilotarán la navegación de la Unión para los próximos años. Al otro lado del Canal de la Mancha, los conservadores británicos se disponen a culminar el largo proceso de selección de su líder para consumar el Brexit. Y en otros países del continente se afrontan citas electorales en otoño, generales o regionales y se dibujan escenarios de creciente inestabilidad.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha reunido este martes con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en La Moncloa. El encuentro ha sido un fiel reflejo de las posturas que ambos han mantenido en las últimas semanas. Por una parte, los socialistas intentaron acordar un Gobierno de "cooperación" con la formación morada, algo que fue recibido por su secretario general con bastante escepticismo, ya que ha reiterado en numerosas ocasiones que sería "impensable" que Podemos no entrase a formar parte en el Consejo de Ministros. Por otro lado, el presidente del PP, Pablo Casado, se ha pronunciado al respecto sobre las negociaciones ofreciendo "estabilidad" a una posible legislatura socialista, pero sin apoyarla, mientras que la 'número 2' de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha insistido en el "no es no", cerrando la puerta una vez más a cualquier tipo de acuerdo.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, se ha mostrado contundente tras el difícil comienzo de semana del partido, con deserciones a cuentagotas de personas tan reconocidas del mismo como Toni Roldán o Javier Nart, asegurando que la formación mantendrá la misma línea que en los últimos meses y ha advertido a los más díscolos que, quien no lo acepte, “puede echarse a un lado”.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha mantenido un encuentro de más de hora y media de duración con el líder del principal partido de la oposición, Pablo Casado del PP, en el Palacio de La Moncloa. La reunión, adelantada por Antena 3 y confirmada a los medios por fuentes del PP, no se hizo pública por expresa petición de Moncloa y desde el partido conservador dicen que ha servido para reiterar al presidente que no se abstendrán en la investidura y que tienen preocupación por lo ocurrido en Navarra.

Pedro Sánchez y otros dirigentes socialistas han salido inmediatamente en defensa de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras ser insultada por el portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia. “Puta y tiparraca” son algunos de los apelativos utilizados por Juan José Liarte en su cuenta de Facebook. “La tiparraca esta es una embustera y sus socios filoetarras así lo proclaman” ha escrito, entre otros insultos. Todo ello como contestación a las declaraciones de la ministra que en un acto había dicho que tanto “Bildu como ERC son partidos que han aceptado la Constitución, mientras Vox rechaza la Carta Magna”.

LOS DIRIGENTES EUROPEOS NO CONSIGUEN UN ACUERDO SOBRE LA PRESIDENCIA DEL PARLAMENTO

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez ha defendido en Bruselas que Europa debe liderar la lucha contra la emergencia climática ante la Cumbre de Acción sobre el Clima que ha convocado el Secretario General de Naciones Unidas en el mes de septiembre. Durante la cena de la cumbre del Consejo, los dirigentes europeos no consiguieron un acuerdo para designar al candidato a presidir el Parlamento. El tira y afloja entre las familias conservadoras, socialdemócratas y liberales no ha hecho posible que ninguno de los tres sptitzenkandidat haya salido elegido.