lahoradigital.com

Pedro Sánchez

Es urgente que se constituya un Gobierno que afronte los retos y ofrezca las soluciones que España necesita. La ciudadanía ha hablado y se ha vuelto a repetir la victoria del PSOE, pero también es factible que se amplíe en una mayoría progresista que pueda reunir los votos necesarios. Para ello cuenta con la coalición de Unidas Podemos y la hace extensible al resto de las fuerzas regionalistas que abogan por un gobierno de amplio espectro progresista.

El ganador de las elecciones generales del pasado domingo, Pedro Sánchez, prometió que en 48 horas trasladaría a las demás formaciones una propuesta para desbloquear la situación política y ha empezado por el que siempre ha sido considerado un socio preferente. Difícil pero socio preferente. Tras un preacuerdo con Pablo Iglesias para que UP entre en un Gobierno Progresista de Coalición, que incluiría una, de las tres vicepresidencias que se presumen, para el líder de Unidas Podemos, el dirigente socialista ha puesto en marcha el engranaje para convencer a una mayoría del arco parlamentario para su investidura, con el objetivo de formar un Ejecutivo "estable para los próximos cuatro años" antes de que finalice el año. Al parecer, los grupos regionalistas no independentistas están por la labor. Queda la duda de saber si Ciudadanos se abstendría para terminar con la política de bloqueo que tan mal resultado le ha dado, y si ERC finalmente se abstiene para facilitar ese gobierno progresista por el que ha abogado.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han negociado desde este mismo lunes para desbloquear la situación política y varios medios anuncian que incluso ya existe un preacuerdo entre ambos líderes para un gobierno de coalición. Desde Moncloa ven más fácil el entendimiento con Iglesias, después del resultado electoral del pasado domingo, a pesar de la bajada de ambas fuerzas en las urnas. Ambos líderes comparecen en el Congreso de los Diputados esta tarde.

Mientras que el candidato de ERC en las elecciones generales, Gabriel Rufián, ha asegurado que ahora mismo no investiría al líder socialista como presidente del Gobierno, el diputado electo del PNV, Aitor Esteban, ha afirmado que se encuentra a la espera de que Sánchez determine "hacia dónde quiere dirigir su esfuerzo".

La situación en Cataluña preocupa al Gobierno en funciones. Por ello, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acompañado por la vicepresidencia del Gobierno, Carmen Calvo, y del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presidido la reunión del Comité de seguimiento de la situación en Cataluña que se ha celebrado en el Complejo de la Moncloa.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha cerrado la campaña de las elecciones generales de los socialistas por primera vez en Barcelona donde ha explicado a los más de 3.500 asistentes que “hay tres razones para votar al PSOE: para que haya gobierno, para frenar a los franquistas y para tener un gobierno progresista que luche por la justicia social de todos los españoles”. El secretario general de los socialistas ha querido acabar esta intensa campaña en Cataluña para demostrar el compromiso del PSOE en una de las cuestiones que han sido centrales en estos días, el conflicto catalán. Sánchez ha dicho que “el PP dice querer salvar Cataluña, pero los catalanes no quieren ser salvados por los conservadores, quieren ser salvados por el Partido Socialista que apuesta por la concordia y el diálogo”. Por ello, el presidente del Gobierno considera que “nosotros somos la esperanza para Cataluña y para España” ya que el resto de los partidos políticos en lo único que están es en intentar “frenar al Partido Socialista".

🔴 Sánchez pide en Alcalá confianza porque el PSOE es el único que puede frenar a la ultraderecha

El presidente del Gobierno en funciones aprovecha el tramo final de esta mini campaña electoral para recorrer los medios de Comunicación y explicar las propuestas de su partido. Este viernes, Pedro Sánchez ha sido entrevistado en TVE y en la Cadena Ser donde ha anunciado que su partido presentará en 48 horas tras los comicios una propuesta tanto a PP, Cs como Unidas Podemos para que se “desbloquee la situación política”. El líder de los socialistas también se ha mostrado “muy preocupado” por lo que ocurrió este jueves en la Asamblea de Madrid donde Vox, PP y Cs piden la ilegalización de partidos ante lo que asegura que el Gobierno “está estudiando impugnar esa resolución ante el Tribunal Constitucional”.

El líder del Partido Popular ha cargado fuertemente contra Sánchez en un mitin de campaña celebrado en Teruel. En él ha afirmado que el líder socialista le debe el puesto a Torra, Puigdemont y Otegi y le ha tachado de cobarde por no detener a Puigdemont.

Pedro Sánchez dijo que en 48 horas trasladaría a las demás formaciones una propuesta para desbloquear la situación política y así ha sido. En la noche de este lunes, el presidente del Gobierno en funciones se reunió con Pablo Iglesias en La Moncloa y llegaron a un preacuerdo de Gobierno de Coalición que incluye una vicepresidencia para el líder de Unidas Podemos. El presidente tiene la intención de ofrecer pactos a todo el arco parlamentario, a partir de esta primera coalición.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, ha confirmado en rueda de Prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo de los socialistas que Pedro Sánchez "llamará a los líderes de las otras formaciones para conseguir un gobierno progresista lo antes posible". José Luis Ábalos también ha dejado claro que su partido descarta absolutamente una gran coalición con el Partido Popular ya que considera que la derecha no ha asumido su responsabilidad. Ha agradecido la resistencia del electorado socialista "en estas condiciones" cuatro elecciones en un mismo año. Ha dicho que "todos tenemos que reflexionar" pero que los "bloqueadores" también tendrán que "arrimar el hombro".

Los socialistas, con 120 diputados, vuelven a ganar en esta repetición electoral de los comicios de abril, aunque se deja por el camino tres escaños. Pedro Sánchez no consigue reforzar su posición para conformar un gobierno en solitario y tendrá que pactar con varios partidos de izquierdas y regionalistas para tratar de ganarse una investidura. Sin embargo, el PSOE se ha convertido en el bastión frente a la ultraderecha que ha doblado sus apoyos. El gran beneficiado de esta repetición es el partido ultraderechista de Vox que escala hasta la tercera posición con 52 diputados y más de 3,6 millones de votos. El partido de Abascal ha ganado en Murcia, donde es primera fuerza política y tiene tanta fortaleza que ya puede llevar al Constitucional las leyes que considere.

Este domingo desde las nueve de la mañana y hasta las ocho de la tarde los colegios electorales de toda España permanecen abiertos para que ejerzan su derecho a voto los 37 millones de electores que eligen a los 350 diputados del Congreso y a 208 senadores de la cámara alta en las decimoquintas elecciones a Cortes Generales desde la instauración de la democracia en nuestro país.

Al grano y sin contemplaciones. Según ciertas encuestas, algunas de esta misma semana publicadas fuera de España, es probable que Vox tenga en sus manos que las tres derechas sumen para formar gobierno. O sea, es probable que a los españoles nos caiga encima un gobierno que en cuatro años destruya los derechos y las libertades que hemos ido conquistando a lo largo de cuarenta años. Es un hecho que el programa de Vox propone unas medidas antidemocráticas y otras infrahumanas que Abascal confirmó en el debate. Es un hecho que esas medidas se empezaron a aplicar ayer en la Comunidad de Madrid.

A punto de acabar esta campaña electoral tan decisiva para elegir el tipo de Gobierno que queremos en España, y con apenas cuarenta y ocho horas para frenar el envalentonamiento del fascismo y la extrema derecha, he decidido escribir un artículo en el que quiero compartir mi experiencia con los compañeros del partido en que milito desde hace ya 32 años. Hoy quiero recordar aquel periplo on the road que tantos socialistas llevamos haciendo desde hace ya casi tres años...Pedro Sánchez saliò de las cunetas, regeneró el socialismo, dio el poder a las bases y ahora será el presidente que los españoles nos merecemos en medio de tanta falta de nivel y mediocridad política.