lahoradigital.com
Edición testing    27 de septiembre de 2020

Pandemia

La crisis sanitaria derivada del nuevo coronavirus ha registrado un aumento de 228.700 casos positivos en las últimas 24 horas, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Un incremento que eleva a 16.495.309 el balance mundial de contagios y a 654.327 el de fallecidos. Estados Unidos continúa a la cabeza de los países más afectados por la pandemia, con unas cifras que no han dejado de crecer desde que se detectó el primer positivo. Mientras, Europa se enfrenta a una nueva oleada de contagios que deja entrever que la temida segunda ola del virus puede llegar antes de lo esperado.

El comité técnico del PROCICAT recomienda no salir de casa si no es imprescindible, prohíbe las reuniones de más de diez personas, limita el aforo de bares y restaurantes al 50% y cierra cines, teatros, locales de ocio nocturno y gimnasios. También se prohíben las visitas a las residencias de ancianos y se recomienda cita previa para ir a los locales comerciales. La portavoz Budó hace un grito de alerta ante el crecimiento de los contagios: “Estamos ante un momento difícil, de una situación muy complicada y hay que actuar con celeridad y determinación para evitar encontrarnos en la misma situación del mes de marzo”.

Las universidades públicas madrileñas han presentado, en la Universidad de Alcalá, todos los resultados de la prueba de acceso a la universidad, prueba que ha contado con 41.000 estudiantes, un 22% más respecto al año pasado, según ha afirmado el vicerrector de Estudios de Grado y Estudiantes de la Universidad Jorge Pérez Serrano, una convocatoria que sin duda ha estado marcada por la pandemia, pero que se ha llevado con “normalidad”.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto y el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, han firmado un acuerdo de colaboración destinado a incentivar el consumo en el comercio de proximidad, sector que ha sido fuertemente golpeado por la crisis sanitaria y por las disposiciones normativas que han obligado a la reducción de su actividad como consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid-19.

Hasta el pasado día 2 de julio, las comunidades autónomas han llevado a cabo casi 2 millones de test rápidos. En total se suman en toda España 5.734.599 pruebas diagnósticas, 304.881 de ellos, del 26 de junio al 2 de julio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha concedido la primera entrevista tras la finalización del Estado de Alarma al periódico La Vanguardia. El jefe del Ejecutivo habla de la estrategia de la derecha, que cree que “ha fracasado” y considera que este posicionamiento político proviene de que el PP aún no “ha asimilado la pérdida del poder ni en 2018 ni en la doble derrota electoral del 2018”. Sobre la crisis que ha tenido que gestionar, reconoce que ahora sabemos que Europa “llego tarde” a la crisis sanitaria y sitúa el peor momento de estos tres meses cuando se llegó al pico de la pandemia, con miles de enfermos y fallecidos. Pero también saca las cosas positivas, como la colaboración con las Comunidades Autónomas y el diálogo continuo con los presidentes regionales.

Este pasado miércoles acabó el plazo para que las distintas formaciones políticas presentaran sus borradores con las propuestas y conclusiones de la Comisión de Reconstrucción. Cada grupo podía presentar cuatro documentos, uno para cada grupo de trabajo. PSOE y Podemos han presentado sus medidas en las que han aparcado temas conflictivos como la subida de impuestos a las rentas más altas o la derogación de la reforma laboral. Anteponen la búsqueda de un consenso amplio que pudiera incluir al PP y por eso sus borradores son propuestas de mínimos para, a partir de ahí, poder debatir cuestiones más ambiciosas. Concluyen que nuestro modelo de bienestar social ha mostrado sus debilidades y proponen su fortalecimiento; también señalan los desequilibrios y cambios de nuestro modelo productivo con un débil sector industrial y asumen que hay que actualizarlo; Detallan las fortalezas y debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud que consideran que hay que reforzar; y estiman que el papel de la Unión Europea en la reconstrucción tiene que ser urgente, decidido y orientado a la recuperación social y económica.

Estados Unidos encabeza la lista de casos con más de 2 millones identificados y 118.435 muertos por la infección respiratoria causada por el SARS-Cov-2.

España ha realizado más tres millones de pruebas PCR para detectar el coronavirus desde que comenzó la epidemia por COVID19. Hay que recordar que estas pruebas son las más fiables para diagnosticar la enfermedad. Concretamente, las Comunidades Autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que, hasta el 11 de junio, han llevado a cabo un total de 3.061.738 pruebas diagnósticas PCR. La realización de pruebas a todas las personas con sospechas de la enfermedad es una prioridad en esta fase de desescalada para localizar posibles rebrotes y controlarlos y aislarnos en el menor tiempo posible.

Comparando el comportamiento de ciertos líderes políticos españoles de la derecha con el de los científicos, gobernantes socialistas, y la ciudadanía en general, durante el periodo del Estado de Alarma, podemos extraer que esta pandemia nos va a dejar héroes y villanos. Y además, unas cuantas conclusiones a medida que España avanza hacia la llamada “nueva normalidad”. La enfermedad nos cogió desprevenidos a todos. Esto es un hecho. Aunque muchos epidemiólogos llevaban avisando hace tiempo de que las pandemias aparecen periódicamente, al igual que los terremotos, o las erupciones volcánicas, las inundaciones, que cada cierto tiempo devastan amplios territorios de muchos países, nadie, ni los dirigentes políticos de ningún país, ni los ciudadanos, y menos aún los sistemas sanitarios, estábamos preparados para lo que nos llegó. Salvo quizá, ciertos políticos de la derecha española que ahora, fieles a su instinto trilero y tramposo, se permiten, a toro pasado, hacer previsiones a posteriori cuando ellos fueron los primeros que no le dieron importancia alguna en la primera semana de marzo.

Por primera vez en meses, la totalidad de ministros y ministras del Ejecutivo de Sánchez han celebrado un Consejo presencial en el que se ha dado vía libre al Real Decreto-ley de la nueva normalidad con el objetivo de “tener un mejor control de la enfermedad”. También se ha aprobado la ley integral de protección a la infancia frente a la violencia, un compromiso electoral que sitúa a España al nivel de los estándares internacionales más altos.

España ha realizado más de 2,8 millones de pruebas PCR desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Concretamente, las comunidades autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que, hasta el 4 de junio, han llevado a cabo un total de 2.822.880 pruebas diagnósticas PCR.

Durante la undécima comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que sigue siendo necesario ser prudentes y responsables. El ministro ha pedido también que se sigan cumpliendo las normas de higiene así como el distanciamiento social.

Desde este miércoles 27 de mayo, se ha iniciado el periodo de 10 días de Luto por las víctimas del Covi-19, que el Presidente Sánchez prometió para cuando llegara el desconfinamiento. Hoy mismo, se ha respetado un minuto de silencio en todas las instituciones del Estado, y también por parte de la Familia Real, así como en el Congreso de los Diputados, Senado, Ministerios y hospitales, en homenaje a todas las víctimas del covid 19. Sánchez ha adelantado que se harán unos funerales de Estado. De esta manera el Gobierno ha rendido homenaje a los muertos y todas las banderas oficiales ondearán a media asta.

La Comisión Europea ha publicado esta semana una serie de recomendaciones a los países europeos a nivel de política económica en el contexto de la pandemia del Covid-19 y centradas en los problemas más urgentes creados por la crisis sanitaria. A nuestro país, en concreto, le indica que debe combatir eficazmente la pandemia, sostener la economía y respaldar la posterior recuperación. Y tras ello, recomienda aplicar políticas fiscales prudentes, garantizar la sostenibilidad de la deuda y fomentar la inversión. Además, incide en la necesidad de reforzar la capacidad y resilencia del sistema sanitario.