lahoradigital.com
Edición testing    25 de enero de 2021

Pablo Iglesias

El Centro de Investigaciones Sociológicas ha publicado su macroencuesta electoral con cerca de 18.000 entrevistas y confirma que el PSOE volverá a ganar las elecciones del 10 de noviembre. La estimación de escaños sitúa a los socialistas entre los 133 y los 150 diputados; al Partido Popular le sitúa segundo con entre 74 y 81 actas. La caída de Ciudadanos es notable, de 57 escaños en las pasadas elecciones pasa a una previsible horquilla entre 27 a 35 escaños. Para UP augura una caída considerable, situando la horquilla entre 27 y 33 escaños. La encuesta se cerró en la semana del 14 de octubre, conociendose ya la sentencia del procés y la inminente exhumación de Franco.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha manifestado que "se siente triste por la exhumación de Franco". No sólo le molesta que se haya realizado durante el mandato de un Gobierno socialista, sino que además, dice que Pedro Sánchez ha elegido hacerlo "durante la campaña electoral". A lo que han respondido personalidades democráticas de orden internacional, como Ian Gibson, que aclaran que el propio Iglesias firmó como el resto de partidos, la exhumación, y que el Tribunal Supremo ha ido sorteando una serie de recursos y arguciás judiciales por parte de la familia Franco que ha evitado que la exhumación se hubiera realizado antes. "Decir esto -añade el magistrado Baltasar Garzón refiriéndose a Iglesias- es no enteder ni respetar el funcionamiento de la Justicia, los procedimientos y el Tribunal Supremo". Lo que implica un desconocimiento del Estado de Derecho. Al igual que Casado y Rivera, que hablan de "maniobra electoral" o "¡el show de Sánchez!". Se descalifican a sí mismos dicen los magistrados ya que "incurren en una falta de respeto al Tribunal Supremo". Incluso Cristina Almeida, analista y ex política de IU, ha recomendado a Iglesias "que se calle un poco, ya que si estamos sin Gobierno el que más tiene para callar es él mismo". Por su parte, el Presidente Sánchez insiste: "Es un éxito de la Democracia española". La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien ha gestionado este acontecimiento se siente satisfecha porque "se ha hecho justicia y se ha solucionado una anomalía democrática".

Me asombra, cada día más, como la doctrina goebbeliana de propaganda, de desinformación y manipulación de las masas ha calado tanto en la forma de hacer política en España, sobre todo en la utilización de unos de sus 11 principios, el principio de orquestación: “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”.

Analizando los acontecimientos de los últimos días en Cataluña, tanto a nivel nacional, pero también en el ámbito internacional, se llega a la conclusión de que existe un mínimo común denominador a todos los actores, políticos, tertulianos y periodistas de este “esperpento nacional del independismo a ninguana parte” que puede acabar en tragedia. Los catalanes, la mayoría al menos, y el resto de españoles asistimos mitad asombrados mitad asustados, ajenos a esta quimera llamada independentismo que nada tiene que ver con nosotros ni con ellos. A esta lamentable farsa iniciada por una burguesía catalana corrupta, por unos fanáticos adoctrinados en un independentismo imposible, y azuzada por unos irresponsables políticos de la derecha, en la oposición, que viendo que la casa arde, echan más gasolina para conseguir el premio: ganar las elecciones. Quien se abrase entretanto, poco a nada les importa. Y hablamos directamente de políticos tan irresponsables como: Torra, Puigdemont, Abascal, Casado, Rivera... y en menor medida Ada Colay y Pablo Iglesias. Estos dos últimos por su ambiguedad calculada en réditos electoralistas bastardos.

Sánchez asegura que el Comité de Crisis contempla todos los escenarios e investiga las redes que dirigen los disturbios en Cataluña

Una generación de políticos irresponsables y ambiciosos cuando no fanáticos ha convertido la política de España en un sin sentido, en un delirio, en un insulto para la inteligencia y en una falta de responsabilidad sin límites. Mientras hay un Gobierno que con firmeza "aguanta el pulso de los radicales violentos" que actúan como un ejército de guerrillas, promovido, impulsado y tolerado por los líderes del Govern catalán, -Torra y Puigdemont en el ojo del huracán-. Con una oposición liderada por políticos novatos, que desde el minuto uno han mostrado cero responsabilidad de Estado, incluso sin respetar el resultado de las urnas. Como consecuencia de esto, hoy Barcelona y Cataluña está siendo pasto de la violencia de grupos radicalizados, no ya solo independentistas, sino anarquistas y todo tipo de kale Borroca, adictos a la barricada, el incendio de coches, contenedores y lanzamiento de objetos contra la Policía. Sánchez ha pedido "Calma y Unidad" al tiempo que garantiza que "Tenemos previstos todos los escenarios y el Estado es fuerte para aplicar la Ley", ha dicho. "Un síntoma de fortaleza del Estado es no precipitarse". Actuar con sentido, pulso y proporcionalidad. Lo primero, reconociendo la eficacia de unos Mossos muy bien coordinados con la Policía Nacional, que de forma contenida y profesional, están echándose sobre sus espaldas las provocaciones y evitando incidentes de mayor gravedad.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha retorcido mucho el gesto durante una ágil e ingeniosa entrevista en ‘Todo es mentira’, programa liderado por Marta Flich durante la baja de Risto Mejide por paternidad. La periodista y cómica ha recibido un aluvión de críticas e insultos como es habitual por parte del ejército de "trolls podemitas" en las redes sociales totalmento dominados por perfiles y motores falsos del partido morado. Iglesias ha demostrado que fuera de La Sexta o del encuentro con "comunicadores de la derecha" que le exhaltan y le alimentan el ego para hacer la "pinza a Sánchez" y evitar que haya gobierno socialistas, su presuntuoso ingenio es muy deficiente y el sentido del humor nulo. Lo mejor es ver la entrevista y cada uno que juzgue el ridículo espantoso del líder que no sabe como explicar un "bloqueo inexplicable" a la democracia de España.

Que no nos engañen los vendedores de humo. Los de “la banda de Sanchez”, los de “no sin mi sillón” "los del dictador Franco" y los trileros varios que alientan a no ir a votar. España ha avanzado mucho en derechos sociales y bienestar social, y todo este barullo para repetir elecciones no tiene más que un movil: el acuerdo entre las tres derechas y la pinza de Podemos, para dar una nueva oportunidad a la derecha. Sólo hay un Gobierno capaz de poner esto en orden, el ganador. Moderado, estable y progresista. El que respeta la territorialidad y a la vez la unidad de España. El que dijo “No al chantaje”; ”No a una investidura a cambio de un mal gobierno, inexperto e incapaz”, No gracias!. Sánchez ha dado una lección de firmeza y responsabilidad. Ojalá pronto se pueda cambiar la ley electoral y evitar este bloqueo irresponsable de las “otras fuerzas” que no quieren asumir los resultados de las urnas.

El Comité Electoral ha ratificado también que eliminará la publicidad exterior y las banderolas de la campaña del 10 de noviembre. Esta decisión también ha sido asumida por otras formaciones políticas, excepto el PNV, que afirma que se trata de una propia iniciativa propagandística.

Más y Más y mucho Más. Así decía una canción de hace muchas décadas, que pueden escuchar aquí, y que expresaba la ambición desmedida que, según el autor, mostraban las personas en aquellos tiempos. Si escuchan la multiplicación de los deseos que se reflejan en la canción, uno se pregunta si estábamos ante un simple sueño o ante la multiplicación de los panes y los peces. Y algo de eso nos está ocurriendo en estos momentos en la política española, la ambición se ha desatado y algunos quieren más, independientemente del precio que paguemos los demás.

Pedro Sánchez arranca la precampaña, que en realidad nunca cesó al no haber aceptado los tres partidos de la oposición, PP, CS y UP, los resultados electorales y someter al Psoe a un bloqueo sin precedentes en la Democracia española, y europea. Tras escribir una carta épica a los militantes arengándoles a volver otra vez a crecerse en las urnas frente a los retos, recibió sin fisuras el apoyo de la dirigencia socialistas y barones territoriales en el Comité Federal donde volvió a apelar a la fuerza militante y a mirar al 10N con propuestas y "no perder ni un minuto en reproches" ("Podemos es pasado"). “España necesita un Gobierno moderado, estable y capaz de transformar y hacer frente a los grandes retos de nuestros tiempos”, dijo el líder de los socialistas. "O gobierna Sánchez, o gobierna el PP con el apoyo de CS y el programa de la extrema derecha de Vox", dijo una fuente socialista.

Los juegos de Tronos continúan. Mientras la lucha de egos, de ambiciones, de traiciones y venganzas, sigue en pleno auge en el Reino De España, a Pablo I de Galapagar, le crecen los “errejones”. Tengo que reconocer que desde que aparecieron los antes denominados "nuevos políticos", esas nuevas caras, algunas procedentes de las facultades de ciencias políticas, como Iglesias, Bescansa o el mismo Errejón, otras del sector bancario, como Rivera, los que nos interesamos, y mucho, por la política no nos aburrimos ni un solo minuto. ¡Y qué decir del “show business” antes conocido como “los medios de comunicación”! Dicho esto añado: En una democracia votar es aumentar su calidad y su nivel, hay que ir a votar, tantas veces haga falta. No votar es hacer el juego a la derecha. Esto que quede claro para "los vagos que se dicen hastiados".

El líder de Más País, Íñigo Errejón, se habría puesto como objetivo para las elecciones generales del próximo 10 de noviembre lograr apoyos en al menos 18 circunscripciones, es decir, donde Unidas Podemos logró hasta el 85% de sus escaños en los pasados comicios del 28 de abril.

El Centro de Investigaciones Sociológicas ha publicado este jueves su barómetro del mes de septiembre en el que ha vuelto a realizar estimaciones de voto, con un nuevo método de cálculo. Tras la nueva ‘cocina’ de los datos brutos, el CIS estima que el PSOE tendrá un 34,2% de los votos, un resultado que mejora en cinco puntos al que obtuvo en abril. También vaticina que Ciudadanos será la formación más perjudicada con la vuelta a las urnas al perder casi tres puntos.