lahoradigital.com
Edición testing    11 de abril de 2021

Pablo Hasel

El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha mostrado el apoyo a los Mossos d’Esquadra en su actuación para mitigar los actos violentos, de pillaje y vandalismo, que llevan varios días produciendose en Cataluña, bajo la excusa de la libertad de expresión. Además, aunque le ha costado, ha acabado condenando cualquier acto violento que se haya producido.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha enviado a prisión provisional y sin fianza a ocho personas pertenecientes a un grupo anarquista acusados de ser los causantes de los disturbios de Barcelona del pasado sábado. Los detenidos han sido acusados de delitos de homicidio en grado de tentativa —por la quema de una furgoneta de la Guardia Urbana con un agente en el interior—, atentado a los agentes de la autoridad, desórdenes públicos, daños, manifestación, reunión ilícita y pertenencia a un grupo criminal.

Tras la reunión de la Comisión Permanente del PSOE, Cristina Narbona, presidenta de la formación socialista ha afirmado que la frustrada renovación del CGPJ es una “mala noticia desde el punto de vista de la salud de las instituciones democráticas” y ha recalcado el interés del PSOE por avanzar en las negociaciones con el PP a fin de renovar el CGPJ y el resto de órganos constitucionales dejando de lado “cualquier tipo de veto”.

El PSOE ha expresado su “más rotunda condena” a todo acto de violencia, haciendo referencia a los disturbios desencadenados en varios lugares de España en contra del encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Así se ha manifestado este sábado la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, afirmando que “cualquier destrozo y el hecho de que haya heridos son contrarios a ejercer la libertad de expresión en una democracia plena”, al tiempo que insistía en que los socialistas buscan “la moderación”. Junto a Narbona, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado, Ander Gil, también ha defendido que “no se puede transigir de ninguna manera con la violencia”, apostando por defender la protección de la libertad de expresión “pero sin el chantaje que supone la violencia”. Asimismo, la polémica generada por la detención de Hasél pone al descubierto el diferente criterio de los socios del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, tras las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Pongamos atención al proceso de radicalización -no hablo de violencia generalizada- que se está dando en muchos jóvenes ante los efectos de la pandemia en el paro juvenil, las limitaciones que impone a sus hábitos de sociabilidad y las incertidumbres que provoca el sistema en sus proyectos de vida.

El Gobierno reniega de la violencia ante la tercera noche de protestas por la encarcelación del rapero Pablo Hasél

Tercera jornada de las protestas violentas con la excusa de la prisión del rapero Pablo Hasél en algunas ciudades de España. La policía advierte del recrudecimiento de estas protestas por parte de grupos especialistas en guerrilla urbana, que cada vez que hay cualquier motivo se suman a quemas, destrozos y saqueos urbanos, así como a la brutalidad y provocación contra la Policía. Esto ha sucedido tanto en Barcelona como en Madrid y en menor medida en Valencia. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado, por la petición del indulto del rapero por parte de Unidas Podemos, que el Ejecutivo ya lleva casi dos años trabajando en la reforma del Código Penal para eliminar como delitos algunos actos encuadrados en la libertad de expresión, como las injurias a la Corona, pero recalcando que “en una democracia plena, el uso de la violencia es inadmisible”. Conviene recordar que Hasel no está en la cárcel por injurias a la corona, o simples delitos contra la Libertad de Expresión, sino que tiene a sus espaldas una serie de delitos y causas a lo largo de los años, que incluyen incitanción al odio, al asesinato, a cometer atentados, así como agresión, y enaltecimiento del terrorismo... entre otros"

Con la llegada de los disturbios a Madrid, Pablo Echenique ha lanzado su opinión en Twitter sobre los altercados que se han sucedido durante las últimas noches, calificando a los manifestantes como “jóvenes antifascistas que piden justicia y libertad de expresión en las calles”. Su defensa de los manifestantes ha provocado un debate político que ha llegado al Congreso ante la deriva violenta en la que acabaron esas protestas.

Continúan las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que ya se extienden por todo España. Ayer las concentraciones salían de Catalunya para llegar a otros puntos de España, entre ellos la capital, Madrid. La Puerta del Sol se llenaba de personas que bajo gritos de “aquí están los antifascistas” y lemas como “Pablo Hasel, Libertad. Fuera la Justicia Franquista”, protestaban por una condena que se ha considerado como una vulneración a la libertad de expresión recogiendo delitos obsoletos como las injurias a la Corona. Todo marchaba de forma pacífica hasta que los manifestantes intentaban avanzar al Congreso de los Diputados, cuando la Policía protagonizó fuertes cargas contra los asistentes. Se levantaron algunas barricadas en las calles colindantes hasta que la policía pudo controlar la situación y consiguió despersar la manifestación. Un escenario similar se vivió en Barcelona donde los manifestantes formaron barricadas en la plaza Urquinaona, y lanzaron piedras y otros objetos a las fuerzas del orden. Pro su parte, los antidisturbios emplearon balas de goma y una de las manifestantes fue alzanzada con consecuencias trágicas ya que la joven ha perdido el ojo debido a las graves heridas. Las manifestaciones se trasladaron también a otras zonas de Catalunya como Girona y Tarragona, donde casi no se produjeron incidentes. Granada también vivió su propia jornada de protestas con barricadas y “pequeños cortes de tráfico”, según reportan las fuentes policiales. El balance total, 49 detenidos entre las tres ciudades y 55 heridos en Madrid.

Tras el ingreso en prisión, este martes, del rapero Pablo Rivadulla Duró, conocido artísticamente como Pablo Hasél, por su reincidencia de delitos anteriores, como agresión a un periodista e incitación al odio y la violencia así como el “enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a instituciones estatales”, se siguen sucediendo las protestas de sus partidarios en Cataluña. Estos disturbios han dejado un total de 15 detenidos y 33 heridos en Barcelona, Girona, Lleida, Reus (Tarragona) y Vic (Barcelona), donde hubo altercados con barricadas que, además, causaron daños materiales.

El rapero Pablo Hasel ha entrado en la prisión de Ponent tras su detención en la Universitat de Lleida. Sus delitos: enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y a las instituciones del Estado encontrados, según Audiencia Nacional y Tribunal Supremo, en más de 60 tuits y una canción que suponían un “riesgo en abstracto” de que sus seguidores cometieran atentados tras leerlos. Este caso ha precipitado el anuncio del Ministerio de Justicia de una reforma del Código Penal, que se venía ya trabajando desde hace más de un año, en materias de delitos de libertad de expresión que lleva siendo señalado durante años por el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Unión Europea.

Salvador Illa, candidato del PSC para las elecciones del 14-F y exministro de Sanidad, se emplea a fondo en la campaña a las elecciones catalanas con el fin de desempatar, según algunas encuestas, con Esquerra Republicana y JuntsXCat. En una entrevista al programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, ha insistido en sus objetivos, "lograr recuperar la década perdida en Cataluña, en cuando a derechos sociales y economía", debido a unos gobierno obsesionados y ocupados en el independentismo. Illa, ha recordado que para unir, cohesionar, y volver a gobernar para todos los catalanes, no sólo para una parte, ha regresado a Cataluña. Que necesita que se haga inversión en la ciudadanía y el bienestar social, y no en conseguir algo que es una quimera, el independentismo. "En diez años les han llevado [los independentistas] a ninguna parte", gusta repetir el candidato socialista. "Ya es hora de unirnos y gobernar para todos". Al ser preguntado por las insólitas palabras de Pablo Iglesias, que "deslegitima la democracia española fal tiempo que está formando parte del gobierno", lo cual perjudica mucho a España en el exterior, ha señalado que "España, como Cataluña, son el reflejo de una plena normalidad democrática".

El rapero Pablo Hasel tiene ahora cinco días para presentarse en cualquier prisión de forma voluntaria y cumplir una pena de cárcel de 9 meses. Los delitos: enaltecimiento al terrorismo, injurias a la corona e injurias a las instituciones del Estado, concretamente a las FFSS, en mensajes recogidos en su cuenta de Twitter y en una de sus canciones. La polémica levantada por este y otros casos como el de Willy Toledo y el rapero Valtonyc ha culminado con el anuncio desde el Ministerio de Justicia de revisar el Código Penal en materias de delito de odio, injurias contra las instituciones del Estado, delitos de ofensa religiosa y de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. Organismos tanto nacionales como internacionales, entre ellos el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Unión Europea señalaban desde hace años a España para que se realizara este cambio de artículos que han quedado obsoletos y que expertos opinan que se han usado como "revanchismo" político.

  • 1