lahoradigital.com
Edición testing    25 de mayo de 2020

opinión

En esta recta de fin de año, como es habitual, se presentan múltiples balances del fin de año que analizan la fotografía global de los doce meses anteriores.

No hay límites para la igualdad. Ninguna. Desde hace siglos, el patriarcado ha construido un muro para que, con el paso de los años, las mujeres vivamos en una constante desigualdad, en cualquier parte del planeta.

Estoy convencido que algunos dirigentes políticos van a pedir a los Reyes un “ilegalizador de partidos” marca ACME, como todo aquello que usaba el Correcaminos contra el Coyote. Se lo pide el cuerpo. La política de ocurrencias y exabruptos, o eso que ahora llaman “zascas”, lo único que hacen es enranciar aún más el ya rancio ecosistema político, como lo denominan actualmente los politólogos.

Alexis de Tocqueville tiene en su Democracia en América una acertada cita intemporal: “En política, a veces lo más difícil de apreciar y comprender es lo que sucede frente a nuestros ojos”.

Dicen que el Brexit ha iniciado el camino de aplicación. No las tendría todas conmigo de que haya terminado el periodo de negociación. Conociendo a los británicos y a los continentales que negocian en nombre de la Unión Europea (UE) es muy posible que aparezca algún conejo de la chistera y se vuelva a retrasar la cuestión. Lo que sí noto es una cierta alegría y jolgorio porque el Reino Unido (UK) salga de la UE, yo no lo tengo.

Ayer fue un día histórico para Extremadura muchas miles de personas estuvimos en Cáceres manifestándonos por un tren digno que falta hace ya…

El ex capitán del Ejército que reivindicó la dictadura militar y la utilización de la tortura, que odia a los homosexuales, a las mujeres y a los negros; el mismo que declaró en varias entrevistas que “antes que un hijo gay, prefería un hijo muerto” y que juró “barrer del mapa a los rojos” del Brasil, enviándolos a la cárcel o al exilio, llegó aunque parezca mentira y gobernará la novena economía del mundo después de lograr, sin mayor esfuerzo que trabajar a full en Facebook, una victoria con el 55 por ciento de los votos.

No estuve presente. Tampoco lo vi por televisión. Ni en directo ni en diferido. Mucho menos me puse el pinganillo para escuchar la radio. Para mas “inri”, lo cierto es que nunca he asistido a este espectáculo anual.

45.000 mujeres y niñas víctimas de la explotación sexual. 5.300 millones de euros al año relacionados directamente con la prostitución y la trata. Cifras vergonzantes, que no parecen propias de un país democrático y civilizado. Son del nuestro: España. ¿Sorprendidos/as?

El primer día siempre es un buen momento para hacer un pequeño repaso de conceptos. Y quiero, en esta nuestra primera Hora Feminista, aprovechar para recordar que es nuestro propio nombre. Feminismo es la idea radical de que mujeres y hombres son seres humanos que deben tener los mismos derechos.

Repetir y repetir las ideas fuerza de la OMS es un buen ejercicio intelectual y muy recomendable para todas las personas que trabajamos en favor de la salud.

Empiezo a desear un lenguaje parco como el que usan los amantes, palabras rotas, palabras quebradas, como el roce de las pisadas en la acera, palabras de una sílaba como las que usan los niños cuando entran en un cuarto donde su madre está cosiendo y cogen del suelo una hebra de lana blanca, una pluma, o un retal de chintz. Necesito un aullido, un gritoVirginia Woolf. Al Faro (1927)

Cuando uno entra en un grupo, intenta presentarse y darse a conocer, y esto es lo que intentaré hacer con este primer artículo en La Hora Digital.

El recorrido histórico por la trayectoria del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid desde 1991 es sencillo: gobierno casi hegemónico con mayorías absolutas claras y cada vez a más distancia de sus rivales. Hasta 2015.