lahoradigital.com

opinión

Todos los días inexorablemente desayuno con algún artículo sobre el debate generado por la gestación subrogada, y si debe legalizarse o no. Pero hoy se me ha atragantado el café con un artículo que incluía una frase, que me ha dejado estupefacta.

No hay canal para recoger a tanto naufrago del Brexit, por muy manchego que sea, y no habrá barco para acogerles de vuelta en cuanto la situación, esperemos, mejore y se enderece, circunstancia que solo se dará cuando las riendas sean asumidas desde los más lejos del conservadurismos y de los populismos, o lo que es lo mismo, sea liderada por una gestión bajo la convicción europeísta plena y la defensa del procomún...

En la sala de la derecha El bueno, el feo y el malo, en la de la izquierda Pat Garrett y Billy the Kid.

En plena recomposición de la derecha en una versión para el cine del barrio de El bueno, el feo y el malo, siendo capaces de repartirse e intercambiarse armoniosamente los papeles y el tesoro, llega una parte de la izquierda, la que había venido para quedarse y cambiar la política, para ajustarle los machos a “la floja izquierda tradicional”, a la condescendiente, y se pegan un tiro, echándose cal viva a los ojos. ¿Cuál es el interés de dejar al alcance de la mano de los pistoleros el plano del tesoro?

El desafío de la regeneración democrática requiere ensanchar la democracia desde los Ayuntamientos como instituciones más cercanas a la ciudadanía. Y esto solo será posible si las Alcaldías y los Gobiernos Locales que gane la izquierda en mayo, promueven, con procesos innovadores, una democracia de participación y deliberación con la ciudadanía. Una Gobernanza cívica compartida e inclusiva en la toma de decisiones, un liderazgo basado en la ética pública, el ejercicio de la transparencia con un acceso fácil a una información tratada y la rendición periódica de cuentas.

Cualquiera que quiera “hacerse de izquierdas” o entrar en grupos casi-revolucionarios debería ver por lo menos dos veces al año “La Vida de Brian”, vieja película de los 70 con la que los Monty Pyton hicieron el retrato más fiel que conozco de quienes se llaman a sí mismo “verdadera izquierda”. Pese a su antigüedad sigue teniendo plena vigencia, tal y como demuestran los últimos movimientos que a punto están de acabar con el soufflé podemita precisamente en su quinto cumpleaños.

Soplan tambores de extrema derecha y, como siempre, lo primero a por las mujeres. Como en los fascismos, como en las guerras, como en los autoritarismos degenerados de Trump o Bolsonaro, por citar solo dos, lo primero las violaciones y el pisoteo de los derechos de los pobres y vulnerables.

Confieso que hay días en que me avergüenzo de mi condición de ser humano, incluso de la accesoria de español como agravante de la idiotez comunitaria que lejos de desaparecer con la abundancia de medios para formarnos opinión se acrecienta con el control descarado de mentes y conciencias que como nunca ejercen poderes económicos, políticos, eclesiales etc. a través del dominio total de los Medios de comunicación.

En esta recta de fin de año, como es habitual, se presentan múltiples balances del fin de año que analizan la fotografía global de los doce meses anteriores.

Las derechas y su Brunete Mediática aprovechan la política de Podemos y ERC para ocultar que Pedro Sánchez logró aprobar 24 de 25 RDL, todo un éxito parlamentario en la situación actual. Un sólo Real Decreto Ley, el de Vivienda y Alquileres, fue echado para atrás por Podemos y ERC, y por supuesto toda la derecha del arco parlamentario, y ello ha servido de excusa para que este miércoles, la gran prensa lo venda como fracaso de Sánchez. La falta de miras largas, trayectoria y veteranía política de los líderes actuales, muy lejos de la habilidad y sentido de Estado de Suecia y otros países europeos, hace que en España estemos a punto de malograr la esperanza de un gobierno que al fin, lo hace para facilitar la agenda social y la vida de los ciudadanos.

En uno de los libros de su República, Platón compara a la sociedad ateniense con una nave gobernada por unos marineros ineptos que se empeñan en dirigirla sin tener idea alguna de navegación. Tanto identificó la humanidad a los gobernantes con aquella tripulación desquiciada que, desde entonces, la alegoría ha dado para cuadros, libros, películas.

Lo primero que me vino a la cabeza al conocer la ruptura política de Iñigo Errejón y Pablo Iglesias fue la imagen de los diputados electos de Podemos ocupando sus escaños en el Congreso. Desafiantes con sus camisas sin corbata ellos y con Carolina Bescansa buscando su escaño con su hijo recién nacido en brazos. Eran la élite salida del movimiento 15-M. Los elegidos por los dioses para arrumbar al baúl de los recuerdos a la vieja política y a los desgastados políticos que habían llevado a España a la ruina.

Conferencia del profesor Chazarra Montiel

Dice el profesor Chazarra Montiel: “Un mundo tan globalizado e interdependiente como el nuestro, está mostrando su faz más inhumana. Cada día emergen camuflajes nuevos para ocultar el progresivo avance de totalitarismos que parecían erradicados (...) Con tantos mandarines que imponen la fuerza y su total desprecio por el sufrimiento de millones de personas y por el futuro del planeta todo parece abocar a un callejón sin salida. Cuando Europa no es más que un juguete roto y el desastre se avecina... hay que escuchar las voces que nos invitan a reaccionar” alerta el profesor Antonio Chazarra Montiel en la Conferencia en la Akademia de Moncloa de Filosofía Política, organizada por Manuel Guerrero.

El PSOE ha sido el partido más votado en las elecciones del día 2 de diciembre pasado en Andalucía, pero los partidos de derecha, PP, Cs, y VOX, andan negociando para hacerse entre todos con el Gobierno de la comunidad autónoma, aunque para eso se desdigan de lo que siempre han afirmado, que gobierne el partido más votado.

No es objetivo de este artículo el describir como debe implementarse y desarrollarse una Gobernanza de acuerdo con los principios de Excelencia o de Calidad Total en los ayuntamientos, concretamente en el de Madrid, sino el desenmascarar las múltiples razones de la NO GESTIÓN POLÍTICA, SEGÚN UN MODELO DE CALIDAD TOTAL, alejada de las pautas recomendadas en la gestión de las organizaciones de acuerdo a los preceptos de la gestión por el camino de la CALIDAD TOTAL O EXCELENCIA.

No hay límites para la igualdad. Ninguna. Desde hace siglos, el patriarcado ha construido un muro para que, con el paso de los años, las mujeres vivamos en una constante desigualdad, en cualquier parte del planeta.