lahoradigital.com
Edición testing    15 de abril de 2021

OMIE

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha informado de una “vuelta a la normalidad” en el precio de la energía tras las fluctuaciones que han marcado el comienzo del año. El pasado 9 de enero se registraba el precio máximo histórico en España en plena borrasca Filomena que coincidía con una falta de acceso a energías renovables, mucho más baratas que las no renovables. Este mismo mes cerraba con un desplome masivo que dejaba la energía prácticamente a precio cero su último domingo, coincidiendo con el fin de la borrasca y la llegada de las energías renovables que faltaron semanas antes. Ahora la OCU informa de que el precio ha descendido en febrero hasta los 55’13 euros, un 21’1% menos que el pasado mes cuando la factura se cerraba en los 69’88 euros de media. El precio medio por MWh desciende hasta los 29 euros, un 3’6% menos que la cantidad registrada en este periodo el año anterior. Este equilibrio se debe, en gran parte, a las mencionadas energías renovables, destacando la eólica y la hidráulica que han supuesto más del 50% de la producción total de energía en este último mes. Desde la OCU también han advertido a los consumidores del mercado liberalizado de que las empresas han aprovechado los “mensajes alarmistas” lanzados en enero para ofrecer facturas con un precio fijo más elevado que el marcado por los contratos a precio “indexado”.

El precio de la luz en el mercado mayorista desciende este jueves un 19,39% con respecto a este miércoles, registrando su nivel más bajo en lo que va de enero con un precio medio diario de 41,64 euros por MWh, tal como anunció la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera que explicó que las subidas eran muy puntuales y ajenas a la acción de Gobierno. Esta bajada es consecuencia, principalmente, de la caída en la demanda tras la borrasca ‘Filomena’ y el fin de la ola de frío de la pasada semana. A pesar de la relajación de los precios en los últimos días, ese 30% que ha subido la energía en Enero, apenas se refleja en el recibo final del consumidor, como ha detallado la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien además ha añadido que se prevé precios más bajos para los próximos meses.

Teresa Ribera: “No hay que generar alarma. Lo que está pasando estos días es muy llamativo pero el efecto final sobre el consumidor va a ser relativo”

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha hecho unas declaraciones para El País en las que ha llamado al fin del “alarmismo” por la repentina subida del precio de la luz que se ha triplicado en tan solo una semana. La llegada del temporal “Filomena” ha causado un efecto dominó que ha llevado a unos precios que alcanzarán su máximo histórico hoy lunes con una cifra de 121’14 euros entre las 20:00 y las 21:00, según estimaciones de la OMIE. No obstante, desde el Gobierno han insistido en que esta subida no se refleja directamente en las facturas, sino que solo se vería reflejado en unos euros que afectan al 30% del precio final. Desde Facua calculan, no obstante, que este incremento podría ser de hasta el 20% y que afectará a casi todos los consumidores domésticos, que en su mayoría tienen contratos “indexados” al precio. Ribera ha señalado que esto es un hecho excepcional y que “durante los próximos días” se recuperará la normalidad en una factura que el Gobierno lleva un año bajando a un ritmo acelerado. “Tenemos que ir hacia un sistema 100% de energías renovables, que son las que tienen costes operativos bajos. Y a veces se nos olvida que, gracias al esfuerzo que hemos hecho en estos dos últimos años, se ha logrado una reducción del 40% del precio de la energía”, señalaba la ministra.

  • 1