lahoradigital.com
Edición testing    25 de octubre de 2020

Nadia Calviño

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha desligado este lunes la reforma en el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), propuesta por el PSOE y Unidas Podemos de la llegada a España de los fondos europeos. Un vínculo que si realizó el presidente del PP, Pablo Casado, al advertir que corrían peligro las ayudas por un posible expediente de la UE.

El Gobierno prevé un incremento de las pensiones y los sueldos públicos del 0,9% el próximo año, tal y como se ha aplicado este 2020. El aumento de las pensiones quedará recogido en el Plan Presupuestario de 2021 que el Gobierno enviará este jueves a Bruselas y se corresponde con la estimación del deflactor del PIB, el indicador más aproximado al IPC, para 2021. De esta manera, el Gobierno cumpliría con su compromiso de mantener el poder adquisitivo mediante la revalorización anual de las pensiones.

Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera detallaron este miércoles el ambicioso Plan de Recuperación y Resiliencia en el que trabaja el Gobierno para canalizar la ayuda del Fondo Europeo de Recuperación que dotará a España con 140.000 millones de euros gracias al instrumento aprobado por la UE, el “Nest Generation EU”. En los próximos tres años se vehicularán alrededor de 72.000 millones de euros y el Ejecutivo se marca el objetivo prioritario de crear 800.000 puestos de trabajo.

El gobierno ha aprobado el límite de gasto no financiero para el próximo ejercicio que será de 196.097 millones de euros, lo que supone un incremento del 50% respecto al de este año. Es el primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado que serán expansivos y tendrán como principal objetivo afrontar las consecuencias de la crisis producida por el coronavirus. EL Ejecutivo ha actualizado su cuadro macroeconómico y ha elevado la caída prevista del PIB para este año hasta el 11,2% mientras que considera que habrá un efecto rebote para el 2021 que podría producir un crecimiento del Producto Interior Bruto del 7,2%. En las cuentas que presentará el Gobierno se incluye parte del Fondo de Recuperación Europeo y, además, las administraciones tendrán más margen para el gasto al haberse suspendido las reglas fiscales, siguiendo las recomendaciones europeas.

La séptima edición del South Summit ha dejado unas declaraciones de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en las que ha adelantado el nuevo plan económico del Gobierno sobre el que trabajarán los próximos años. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia fomentará la transición ecológica, la digitalización, la cohesión social y territorial y la igualdad de género, y será presentado en breve por el Presidente del Globierno, Pedro Sánchez. La digitalización se convierte en el pilar fundamental del desarrollo económico con la Agenda España Digital 2025 que impulsará este proceso en las empresas españolas. También, se creará la Ley de Startups para fomentar la innovación y el progreso y conseguir atraer mayores inversiones públicas y privadas al país.

Así lo anunció la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante su participación en las jornadas sobre El sistema financiero y la crisis del Covid 19, donde afirmó que habrá un "crecimiento muy intenso" de la economía española en el tercer trimestre del año, aunque será "desigual por sectores" aunque para esto advirtió del necesario "control de los rebrotes" para que pueda suceder. Durante julio y agosto se han afiliado más de casi cuatrocientos mil trabajadores -330.00 al régimen general y 60.000 autónomos. Con un crecimiento trimestral del 10% para España.

La vicepresidencia tercera del Gobierno ha comunicado este lunes que ha solicitado a la Comisión Europea el acceso al SURE, el instrumento europeo de mitigación de los riesgos de desempleo que permite financiar con préstamos comunitarios los programas de ayuda a trabajadores, autónomos y empresas. Se trata de la red de seguridad para las personas que España propuso poner en marcha en Bruselas y está destinada a sufragar los gastos de los distintos programas puestos en marcha en los países de la UE. En el caso de España son los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y las ayudas extraordinarias a trabajadores autónomos.

Durante la rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, defendió la seguridad de viajar a España tras las recomendaciones de varios países europeos de no hacerlo por no ser un destino seguro. Sin embargo, la ministra de Hacienda sostuvo que nuestros visitantes conocen más que de sobra que "una de nuestras principales fortalezas es la calidad de nuestro sistema sanitario público" y que, además, el Plan de Respuesta Temprana ante el Covid-19 "está funcionando".

En una entrevista a Antena 3, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha puesto en valor que en los últimos dos meses se ha recuperado un 60% en términos de empleo y de horas trabajadas, aunque también ha advertido que "al menos el 50%" de las solicitudes del ingreso mínimo serán rechazadas por no cumplir con los requisitos estipulados.

Tras la decepción que supone para España que Nadia Calviño no pudiera llegar a la presidencia del Eurogrupo, este viernes los análisis, las causas y el fondo del asunto esta profusamente tratado en todos los medios de comunicación. Sin embargo, la principal protagonista de esta historia, la propia vicepresidenta, ha afirmado que todo se debió a que los países pequeños impusieron su criterio que coincidía con el de los populares europeos de decantarse por el ministro de Finanzas Irlandés. Calviño ha asegurado que “tenía apalabrados al menos 10 votos” que hubieran sido suficientes para ser elegida, pero “alguien no hizo lo que dijo que iba a hacer”.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño no presidirá finalmente el Eurogrupo al perder la votación final frente al irlandés Donohoe, de la familia popular europea y cercano a los postulados de los países frugales, del rigor fiscal, de proteger los derechos de las grandes compañías como Google y, en definitiva, de políticas conservadoras. A pesar de que Calviño contaba con el apoyo de las grandes economías europeas como Alemania, Francia, Italia o Portugal que suman más del 80% del PIB de la UE, países como Holanda, Luxemburgo, Malta o la propia Irlanda han impuesto sus preferencias.

Los ministros de Economía y Financias de la zona euro deciden este jueves quién sustituirá al portugués Mário Centeno en el cargo de presidente. Una votación que se realizará de manera telemática debido a la pandemia. La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; el ministro de Finanzas de Irlanda, Paschal Donohoe, y el luxemburgués, Pierre Gramegna, son los tres candidatos que postulan a la presidencia. El Gobierno español afronta con optimismo esta votación, en la que el elegido ostentará el cargo de presidente del Eurogrupo hasta diciembre de 2022.

La ministra de Exteriores ha descartado sus aspiraciones a liderar la Organización Mundial del Comercio (OMC) ya que se ha mostrado comprometida al cien por cien "con mi país y con la dirección de la política exterior de la UE". Por otro lado, ha animado a su compañera de Gobierno, Nadia Calviño, a quien se ha dirigido refiriéndose como "la mejor persona para dirigir el Eurogrupo".

La Presidenta del Grupo Socialdemócrata Europeo, Iratxe García, ha sido entrevistada este jueves poco después de conocerse la candidatura en firme de Nadia Calviño al Eurogrupo, algo que ha recibido como "una buena noticia" ya que, a su juicio, considera que "irá en la línea adecuada de lo que Europa y España necesitan".

España ha formalizado la candidatura de Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a la presidencia del Eurogrupo, órgano presidido hasta ahora por el portugués Mario Centeno. El plazo para presentar las candidaturas finaliza hoy y la elección se ejecutará el próximo 9 de julio, en la reunión del Consejo Europeo.