lahoradigital.com
Edición testing    15 de abril de 2021

Ministro Marlaska

Último pleno del Congreso. Sube a la tribuna Pablo Casado. Me preparo para oír lo de siempre contra Sánchez y contra el gobierno. Me preparo para el aburrimiento porque la indignación se me ha muerto de tanto usarla. Pero he aquí que, de pronto, las palabras del jefe de la oposición me alertan como una puñalada en el centro cerebral de la atención. La mandíbula inferior se me cae. Los ojos se me desorbitan. Mis oídos se preguntan, incrédulos, si han oído lo que creen haber oído.

Hoy hace una semana que el Gobierno de España decretó el RD del Estado de Alarma. Hoy hace una semana que la mayoría de los ciudadanos, acatando las instrucciones de nuestros dirigentes, nos hemos confinado en nuestras viviendas, reduciendo las salidas de nuestros domicilios a lo estrictamente necesario. Todos sabemos qué es lo que tenemos que hacer. Ya no valen las medias tintas- Estamos en un Estado de Guerra. El enemigo es microscópico pero no por eso menos peligroso y dañino. El Covid-19 no nos da tregua, la batalla se presenta larga y dura. Parte de guerra. Datos del 20 de marzo de 2020 en España: casos positivos: 21.509, muertos: 1.093 curados: 1.585. Las bajas en esta guerra siguen aumentado exponencialmente y según nos dicen los expertos lo peor está por venir.

Con este decreto de Estado de Alarma, el Gobierno quiere garantizar la protección de toda la ciudadanía y cerrar todos los cauces para la propagación del virus que constituye la pandemia de este siglo. No se podrá circular sin permiso por el país. Sanidad, Interior, Transportes y Defensa, tomarán el control y el orden para que nadie salga de casa sin permiso especial.

El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado 14 de marzo, ha decretado el Estado de Alarma en toda España tal y como adelantó este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El Decreto, que ha durado más de siete horas ha establecido una a una las medidas con todo detalle y complejidad. Incluye medidas drásticas para frenar la extensión del Covid-19, entre ellas la limitación de movimientos en todo el territorio nacional y la intervención del Ejército para ayudar en instalaciones sanitarias militares, si fuera preciso; intervenir la Sanidad privada o la intervención de empresas. Solo se permitirá salir de casa a la población para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; así como para acudir al lugar de trabajo o a los centros sanitarios, en cada caso. En esta situación, toda la autoridad del país recae en el mando único, que es el Estado y por tanto el presidente del Gobierno. Con esta medida, el Gobierno quiere dejar claro que se garantiza la protección de toda la ciudadanía y se cierran los cauces para la propagación del virus que constituye la pandemia de este siglo, ya que se ha extendido a 140 países. Sánchez ha dejado un mensaje de esperanza y la petición de responsabilidad a toda la ciudadania. Cabe recordar a todos los españoles que China ha conseguido revertir el contagio y prácticamente cortarlo de plano. Si todo va bien, se espera que en cuatro meses la situación quede controlada también en España. Del comportamiento solidario de todos depende que la pandemia acabe cuanto antes.

  • 1