lahoradigital.com
Edición testing    23 de enero de 2021

ministerio de educación

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles la nueva Ley de Educación, conocida como LOMLOE o Ley Celaá, sin modificaciones con respecto al texto remitido por el Congreso. La norma ha contado con 142 votos a favor por parte del PSOE, ERC, PNV, Compromís, Mes Mallorca, Adelante Andalucía, Geroa Bai, Más Madrid, En Comú Podem y la Agrupación Socialista de La Gomera; 112 en contra del PP, Ciudadanos, UPN, PRC y Vox; y nueve abstenciones de EH Bildu, Junts Per Catalunya y Teruel Existe. Sin embargo, dar luz verde a la Ley Celaá ha generado fuertes críticas entre los partidos de la oposición, así como por parte de Junts per Catalunya, al “no blindar el catalán como lengua vehicular”. Aun así, tras su aprobación, esta ley se convierte en la octava norma educativa de la democracia, preparada para publicarse directamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La nueva ley educativa, la LOMLOE, también conocida como Ley Celaá fue aprobada este jueves en el Pleno del Congreso con un voto por encima de la mayoría absoluta. Esta ley ha generado indignación, sobre todo de la escuela concertada que ha protagonizado numerosas protestas y que no ha dudado, incluso en utilizar a sus alumnos y alumnas en acciones contra la ley, lo que ha provocado la protesta de numerosos padres. Diversos centros concertados han llevado a cabo manifestaciones activas, actos de protesta, lectura de manifiestos, etc. y más de un millón y medio de padres y madres han firmado un manifiesto contra la ministra.

Con esta Ley se pretende que la Educación Pública sea el eje principal del sistema educativo español promoviendo una igualdad de oportunidades también entre los alumnos más desfavorecidos.

La sesión plenaria del Congreso de los Diputados se ha convertido de nuevo en un circo de gritos tras la discusión de la nueva Ley de Educación, conocida como Ley Celaá, que finalmente salió adelante con los votos favorables del grupo llamado de investidura. El texto se aprobó con los votos de PSOE, Unidas Podemos, Más País, PNV, ERC, Compromís y Nueva Canarias. Mientras, PP, Ciudadanos y Vox salían del Congreso a gritos de “libertad” por lo que califican como una norma de “dudosas garantías democráticas” que acaba con el “ascensor social”. El principal punto de polémica: la promoción de la educación pública frente a la concertada para garantizar una mayor inclusión.

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, deja en manos de las comunidades autónomas que un alumno pueda pasar de curso sin límite de asignaturas suspensas, siguiendo el contexto de la pandemia de coronavirus. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto Ley donde se establece que los docentes valorarán la evaluación global del estudiante y no el número de materias suspensas, lo que contradice una Ley de mayor rango, la LOMCE, que aún sigue vigente.

En una entrevista concedida a la Cadena SER, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha remarcado que la vuelta a los colegios será presencial en la medida de lo posible. También destacó que en la comisión interterritorial prevista para mañana se discutirán algunos puntos todavía por aclarar del funcionamiento del sistema educativo dentro de la nueva normalidad, pidiendo además que "no se debe cargar a las familias con más preocupación".

La guía de recomendaciones de protección y prevención sanitarias para el curso 2020-2021 finaliza con las aportaciones de cada una de las comunidades autónomas, quienes deberán implantarlo y adaptarlo a cada centro educativo así como al contexto social de la localidad.

El Ministerio de Educación, ha indicado que las comunidades autónomas podrían organizar actividades voluntarias de refuerzo para los escolares que más lo necesiten y también abrir los centros de infantil destinados a alumnos de 0 a 6 años cuyos padres deban acudir a sus puestos de trabajo de forma presencial en la fase 2, sin embargo, la mayoría de las comunidades rechaza esta propuesta.

Las Asociaciones de familias españolas se preguntan como mantendrán el empleo las madres y padres a partir del próximo curso escolar, que será una vuelta al cole de modelo mixto, mitad presencial, mitad online. Esta ha sido la propuesta de la ministra de Educación, Isabel Celaá, ante el proceso de desescalada en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

El Gobierno de España ha establecido que la mayoría del alumnado del país volverá a las clases en septiembre, a excepción de los alumnos y alumnas de Segundo de Bachillerato, 4º de ESO o último curso de FP, además de los menores de seis años cuyos progenitores no trabajen en casa y los menores de cualquier curso académico que estén en situación de vulnerabilidad.

El Ministerio de Educacion y Formación Profesional ha agradecido a Orange y a Xiaomi que se sumen a la iniciativa puesta en marcha para que todos los alumnos puedan tener recursos para acceder a las clases telemáticas.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional, dirigido por Isabel Celaá, junto a las empresas tecnológicas, están aúnando esfuerzos con la intención de evitar que los alumnos con mayor vulnerabilidad económica se queden atrás como consecuencia de la suspensión de las clases presenciales. Se trata de dotarles de instrumentos que les permitan realizar un seguimiento de las tareas de manera telemática.

Decenas de estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos -URJC- han convertido en Trending Topic el hástag·#VergURJCenza. Critican la falta de comunicación por parte de la Universidad, los cambios en los criterios de evaluación y la falta de concreción a la hora de definir unos criterios para la realización de los exámenes.

La Fundación Cotec calcula que reparar los efectos negativos que ha provocado el coronavirus en el sistema educativo público y concertado no universitario español, requerirá al menos 5.000 millones de euros.

El Consejo de Ministros precisa este martes 21 de abril como se va a regular la salida de los niños a la vía publica a partir del próximo 27 de abril.

La Ministra de Educación, Pilar Celaá ha desgranado en una entrevista el acuerdo alcanzado conjuntamente con los distintos Consejeros Autonómicos este jueves. Ha admitido que la situación ha pillado por sopresa al sistema educativo, y que las medidas se van tomando de acuerdo a como evolucionan las cosas, pero ha querido dejar claro que la adaptación hasta el momento está siendo rápida y acorde con las necesidades.

Enrique Ossorio, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, ha informado este jueves que que están barajando "distintos sistemas de vuelta a las clases", como, por ejemplo, "empezar primero por los de 2º de Bachillerato, que son los más necesitados por las pruebas de la EvAU, los de 4º de la ESO, que igualmente titulan este año" y "los de FP que titulan". Por su parte la ministra de Educación, Isabel Celáa ha manifestado que el curso se cierra en junio pero que las aulas siguen abiertas a una serie de prácticas como todos los años.