lahoradigital.com

Juan Marín

Continúa la purga en Ciudadanos con las destituciones por parte de la gestora de los cargos más críticos con la dirección que Inés Arrimadas ha tomado tras ser considerada como la sucesora lógica de Albert Rivera. El portavoz en Asturias, Ignacio Prendes, y la portavoz en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel, recibían un correo electrónico este martes en el que se les informaba de su cese. La reacción de Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, no se hizo esperar, anunciando su dimisión como secretario regional de programas del partido, algo que han replicado otros dirigentes regionales castellanoleoneses.

Pese a que Ciudadanos será parte fundamental del Gobierno de Juanma Moreno y seguramente tendrá que desarrollar los compromisos que han alcanzado PP y Vox, su líder nacional, Albert Rivera asegura que el pacto no les vincula. Afirma que esas propuestas no las han refrendado desde Ciudadanos y por tanto no les comprometen.

Marta Bosquet, diputada por Ciudadanos, es la nueva presidenta de la cámara regional andaluza que ha recibido los votos de su partido, del PP y de Vox en virtud al acuerdo alcanzado por las tres formaciones de derechas andaluzas. Es la segunda vez en la historia de la Autonomía que un diputado que no es del PSOE preside la cámara regional andaluza. La primera, la protagonizó Diego Valderas, de Izquierda Unida entre 1994 y 1996.

La gobernanza de Andalucía vuelve a ser una encrucijada. Susana Díaz se agarra a que es caballo ganador, con 33 escaños y un millón de votos y que su obligación es formar gobierno. Juanma Moreno y su jefe, Pablo Casado han decidido hacer lo que sea para unirse a Ciudadanos y Vox y expulsar a Díaz. Para ello han firmado un pacto con 90 medidas, entre tramposas, viejas y alguna arrebatada al Psoe. Pero la llave sigue estando en Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, que lejos de quedarse callado, aletea y dice que "o se cuenta con él y se asumen sus medidas, o se repetirán las elecciones". Y de paso, la lideresa andaluza, tampoco asume que ella es la causante de la pérdida de casi cuatrocientos mil votos socialistas que se fueron a la abstención.

Jose Luis Ábalos, en nombre del PSOE, ha reconocido que el Partido Socialista ha experimentado un retroceso que nos lleva a una reflexión, "pero ha ganado las elecciones y es primera fuerza en siete provincias andaluzas". Desde hoy mismo el PSOE está trabajando ya en recuperar esta confianza, ha dicho el Secretario General del Psoe. "Los socialistas andaluces deben saber que cuentan con todo el apoyo del resto de los socialistas españoles", ha continuado el socialista para quien es "preocupante y una mala noticia que la extrema derecha haya entrado en las instituciones".

El candidato andaluz de Ciudadanos estuvo acompañado por el líder nacional de su partido Albert Rivera y por la portavoz nacional Inés Arrimadas

  • 1

Los socialistas serían los vencedores en unas hipotéticas elecciones generales, pero la suma del PP, de Ciudadanos y de la extrema derecha de Vox llegaría al 50% de los votos y podrían imitar el pacto puesto en marcha en Andalucía. Es un estudio del promedio de varias encuestas. No obstante fuentes de uno y otro lado, no le dan demasiada importancia dado el margen tremendo de error de las encuestas del último año.

El PP y Ciudadanos han anunciado un acuerdo por el que el partido Naranja presidirá la mesa del Parlamento regional y el Partido Popular ostentará la presidencia de la Junta de Andalucía. Dicho acuerdo solo es posible gracias a los votos de la ultraderecha de Vox a la que cederán un asiento en en la mesa de la cámara autonómica. Adelante Andalucía decide esta misma tarde si apoya o no dicho acuerdo. El PSOE se niega en rotundo a rubricar ese pacto y afean a Albert Ribera su descarado blanqueo de la extrema derecha.

Los primeros movimientos de sus partidos hermanos para ocupar San Telmo no han convencido a Vox. El Partido Popular y Ciudadanos han comenzado las negociaciones y se han reunido sin contar con el partido de extrema derecha, a pesar de que dependen de sus votos para “acabar con 36 años de régimen del PSOE”. Por su parte Cs se esconde tras los movimientos del PP para que no le situen en el mismo marco ideológico que Vox. Finalmente, Abascal ha dicho "que no quiere ser una alfombra para el socialismo con otras siglas".

En el debate celebrado ayer en la televisión pública andaluza, Susana Díaz resultó vencedora claramente entre reproches mutuos de Ciudadanos y Partido Popular. La candidata de Ahora Andalucía mostró un discurso que, llegado el caso, podría ser compatible a la hora de acordar con el del Partido Socialista.

Tras cuarenta años de gobiernos socialistas, Susana Díaz está segura de que el Psoe volverá a gobernar Andalucía aunque tendrá que negociar con otro partido de apoyo o con la abstención de alguno de ellos. Es altamente improbable que los tres partidos de la oposición, PP, Ciudadanos y Podemos se unan contra la presidenta andaluza.