lahoradigital.com

Josep Rull

La investidura como Presidente de Pedro Sánchez podría llegar a buen puerto en el caso de que finalmente los dos representantes de Navarra Suma se abstuvieran durante la segunda votación, y también favorece el hecho de que los tres diputados de Junts per Catalunya encarcelados por la causa del procés, hayan decidido no renunciar a su acta.

Este martes se abre la XIII Legislatura tras las elecciones del pasado 28 de abril. El presidente de edad es Agustín Javier Zamarrón, del grupo parlamentario PSOE, y Marta Rosique de Esquerra Republicana y Lucía Muñoz de Unidas Podemos, las dos diputadas más jóvenes, ejercen como secretarias. Tras la apertura de la sesión los 350 diputados y diputadas proceden a elegir a la Mesa del Congreso que, previsiblemente sera presidida por la socialilsta Meritxel Batet; mientras que la vicepresidenta primera será Gloria Elizo, de Unidas Podemos. La atención de esta sesión ha estado puesta en los cuatro diputados independentistas catalanes que están siendo procesados en el Tribunal Supremo por los hechos del procès, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull. Precisamente ayer estos diputados acudieron a la cámara baja para realizar el procedimiento de recogida de las credenciales de diputados. La primera decisión que deberá tomar la nueva Mesa será la suspensión de los derechos de estos diputados ya que al estar en prisión preventiva no pueden ejercer sus funciones con normalidad. Los diputados de ultraderecha de Vox han querido tener su 'minuto de gloria' al ocupar los asientos en la cámara que habitualmente ocupan los diputados socialistas. El lider de la formación, Santiago Abascal, ocupó así el escaño de la portavoz socialista Adriana Lastra y se situó justo encima del presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el único propósito de buscar la foto del día. En esta sesión, los parlamentarios no ocupan el sitio definitivo sino que se podían sentar donde quisieran, lo que han aprovechado los parlamentarios de Vox para obtener su cuota de protagonismo.

Los dirigentes independentistas catalanes que se encontraban en huelga de hambre en la prisión de Lledoners para protestar contra su procesamiento han decidido abandonarla este jueves. Esta decisión se produce justo durante la pre-reunión del Gobierno de Pedro Sánchez con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, antes del Consejo de Ministros que se celebrará este viernes en Barcelona. Los dirigentes políticos que han abandonado la huelga de hambre son Jordi Turull, Quim Forn, Jordi Sánchez y Josep Ru. Este abandono presume un acercamiento entre el independentismo catalán y el gobierno de Sánchez cara a la aprobación de los Presupuestos.
  • 1

La Sala que juzga a los independentistas del procés, rechaza tener que pedir suplicatorio a las Cortes para poder continuar con el juicio. Además, los magistrados aseguran que suspender el juicio supondría una vulneración de derechos al resto de acusados.