lahoradigital.com
Edición testing    22 de septiembre de 2020

José Manuel Franco

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha alejado la posibilidad de que su partido presente ahora una moción de censura para desalojar a Isabel Díaz Ayuso de la presidencia de la Comunidad de Madrid. Desde el Psoe madrileño, sin embargo, el secretario general, José Manuel Franco o el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, ya apuntaron esta posibilidad la semana pasada. Pero Ábalos considera que “nosotros no vamos a jugar a eso (...) no creo que sea el momento para mociones”. A pesar de la mala gestión del PP al frente de la región madrileña, los socialistas prefieren hablar de unidad y de poner el foco en enfrentarse a la pandemia que a luchas partidistas.

Así lo ha advertido el secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, ante la situación descontrolada de la pandemia en la Comunidad de Madrid, algo que afecta sobremanera al resto de regiones limítrofes por su alta movilidad con la capital. Es por ello que ha confirmado que se encuentran estudiando proponer a una persona "aunque no sea socialista" para la Presidencia de la Comunidad por "higiene democrática".

Las críticas a la gestión de la pandemia por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se acumulan. No es de extrañar, por tanto, que la sombra de la moción de censura sobrevuele sobre la dirigente 'popular', algo sobre lo que se ha querido expresar el secretario general del PSOE en la región, José Manuel Franco, este martes.

Este 16 de agosto se reunieron en Plaza de Colón negacionistas de la pandemia provocada por el coronavirus, convocados por Fernando Vizcaíno. La Delegación de Gobierno de Madrid ha estimado necesario imponer 30 denuncias, entre las que se incluye a los organizadores. José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, ya ha avisado que los que hayan roto las medidas aprobadas para frenar la pandemia deberán responder ante la justicia.

Hace apenas unas semanas se conocía que la titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, había acordado el sobreseimiento del caso conocido como 8-M al considerar que, tras la práctica de las diligencias de investigación acordadas en el procedimiento, no hay indicios de delito en los hechos atribuidos al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, a quien los denunciantes imputaban una prevaricación administrativa. La Fiscalía Provincial de Madrid y la Abogacía del Estado que ejerce la defensa del delegado del Gobierno habían solicitado previamente el archivo de dicha instrucción.

​Su Majestad el Rey presidió el acto de jura del cargo y entrega de los títulos profesionales a los miembros de la XXXIV promoción de la Escala Básica de la Policía Nacional destinados en prácticas a Madrid. Debido a la situación actual derivada de la pandemia y atendiendo a los criterios sanitarios y de seguridad interpersonal establecidos por el Gobierno, este acto se ha desarrollado simultáneamente en tres sedes de Madrid: Canillas, Carabanchel e IFEMA. Los componentes que han recibido sus títulos profesionales en estas tres sedes son aquellos que han realizado sus prácticas en la Comunidad de Madrid.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha defendido este lunes haber actuado "con la máxima lealtad institucional" y "de la mejor manera posible". Sin embargo, el dirigente socialista ha revelado que "nadie va quitarme la opinión" de lo que ha pasado en los últimos meses en la región y ha advertido que "siempre antepondré el interés general a los intereses partidistas".

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha replicado a la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, defendiendo la "magnífica labor" del Ejército en Madrid, que ayudó a no sufrir "peores efectos" durante los peores momentos de la emergencia sanitaria.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha hablado este lunes sobre las acusaciones vertidas sobre su persona y la causa, ya archivada por la juez, del 8-M. El dirigente socialista se ha mostrado muy critico, sobre todo con el informe de la Guardia Civil, que ha tildado de "chapucero" e "impropio" de la Benemérita, ya que contenía "manipulaciones" e informaciones "sesgadas".

Se acabó el show, al menos de momento. La jueza Carmen Rodríguez-Medel de Madrid ha decidido archivar la causa sobre la no prohibición de actos multitudinarios como el del 8-M en los primeros días de marzo por la que citó como investigado al delegado del Gobierno en Madrid y secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco. En un auto de más de 50 páginas, la magistrada llega a la conclusión que la Delegación del Gobierno no tuvo conocimiento “cierto, objetivo y técnico” del riesgo de estas manifestaciones. Por tanto, no ve indicios del delito de prevaricación administrativa. Numerosos juristas ven en esta investigación un componente político que ha estado, además, alentado por el polémico informe policial de la Guardia Civil que se basó en recortes periodísticos, bulos, suposiciones y flagrantes fallos documentales. Tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado pedían el sobreseimiento, pero el caso ha acabado con el archivo provisional.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, mantuvo su inocencia ante la jueza Carmen Rodríguez Medel, sosteniendo que en los primeros días de marzo "no había ningún elemento que le llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental" como lo era la manifestación del Día de la Mujer.

La magistrada ha denegado la alegación de nulidad de las actuaciones del 8M, la paralización de éstas y la indefensión de Josu Manuel Franco, delegado del Gobierno de Madrid.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha solicitado a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, archivar el caso que tiene como uno investigado al delgado del Gobierno de Madrid, José Manuel Franco, por presunto delito de prevaricación administrativa. En el fondo, está la autorización de la celebración de actos multitudinarios en el fin de semana del 8 de marzo, incluídas las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer.

A ver si se enteran la derecha y los poderes fácticos de que somos muchos en este país los que no nos hemos tragado lo de que Marlaska ha mentido en sede parlamentaria. Estaba tan claro desde el pricncipio que Marlaska se estaba mordiendo la lengua para evitar más daño a ciertas instituciones, que la prensa y los comentaristas que parecen haberse tragado el bulo solo pueden calificarse de estúpidos.

La magistrada titular del Juzgado Número 51 de Madrid, vuelve a la escena mediática por la imputación del Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco. No es la primera vez que esta magistrada es noticia por sus investigaciones judiciales. Desde sus inicios como jueza en Fuenlabrada y Marbella ha perseguido dar el salto a las ‘altas esferas’, pero sus pretensiones siempre se quedaron por el camino. Se postuló como sustituta del juez Garzón en el Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, fue asesora del exministro de Justicia, Rafael Catalá, y estuvo en la terna para ser nombrada directora general de la Guardia Civil. Entre medias de sus fallidos ascensos se encargó de procesos de relevancia pública en el que estaban involucrados personajes públicos como el actor Sean Connery, o los políticos Pablo Casado, Cristina Cifuentes y, ahora, José Manuel Franco. Su trayectoria profesional siempre ha estado marcada por su intención de alcanzar puestos de relevancia, pero que nunca terminan de fraguar.