lahoradigital.com
Edición testing    14 de abril de 2021

Iván Espinosa

Nueva polémica sobre la trayectoria de Rocío Monasterio como arquitecta. Y es que la presidenta de Vox en Madrid habría repetido el mismo patrón que en otros casos que ahora se están investigando: proyectar un plano figurado respecto a la calificación del suelo, aderezarlo con la mediación de su marido y cobrar por un supuesto tráfico de influencias que en verdad no es tal. ¿La respesta de ambos políticos de la formación de ultraderecha? Negarlo todo.

Los dirigentes de Vox, valiéndose del estudio de arquitectura del que ella es propietaria, transformaron una vieja fábrica de plásticos del centro de Madrid sin licencia de obra en un bloque de pisos. Después, vendieron alguno de éstos para ser habitados sin poseer cédula de habitabilidad o licencia de ocupación.

Días después de las Elecciones Europeas, Autonómicas y Municipales, los Comités Ejecutivos de los partidos se han reunido para anlizar resultados y posibles pactos. Tras un tenso encuentro de los populares en su sede de Génova en Madrid con clara advertencia a Pablo Casado sobre la derechización del PP, al que responsabilizan de haber provocado la pérdida de tres millones de votantes y el hundimiento del PP a nivel nacional, ahora es Vox quien tras reunirse, advierte a sus socios del bloque de la derecha, PP y CS, que "sólo les darán sus votos a cambio de entrar en los gobiernos municipales y regionales pertinentes". Con ello, Vox pone en evidencia a Ciudadanos que tendrá que explicar a sus socios liberales europeos si se convierte en la puerta de entrada de la ultraderecha en las instituciones.

El partido de Santiago Abascal va por libre. No solo se niega a revelar quiénes son los cinco componentes de su comité de garantías, quienes además integran el comité electoral, sino que la opacidad de la formación se extiende hasta a sus propios afiliados.

  • 1