lahoradigital.com
Edición testing    14 de abril de 2021

Inhabilitación de Quim Torra

En el Palau de la Generalitat andan buscando estancias que puedan albergar a presidentes en funciones. Si el despacho oficial que ocupó Carles Puigdemont, ahora en Bélgica, quedó simbólicamente vacante cuando le sucedió Joaquim Torra, el que acomodó a este, ahora inhabilitado, no verá al interino de ERC, Pere Aragonés. A estas alturas, el espacio en el palacio de la plaza Sant Jaume se me antoja escaso, tan escaso como la gestión del Govern en esta legislatura que agoniza.

La sentencia contra el ahora ex president Quim Torra ha dejado el Ejecutivo catalán en una situacion de bloqueo hasta la celebración de unas nuevas elecciones. El Tribunal Supremo ha ratificado la condena del TSJC a Torra a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia que se ha hecho inmediatamente efectivo y el Gobierno ha sido tajante en su respuesta. Se deben convocar elecciones inmediatamente para que la Generalitat pueda abandonar cuanto antes la situación precaria en la que se encuentra. Desde el Ejecutivo central recuerdan su disposición a continuar con la mesa de diálogo que se abrió el pasado febrero en una reunión entre el presidente, Pedro Sánchez, y el hasta ahora president, Torra, pero recuerdan que este último ya no podrá participar al no estar habilitado para tomar decisiones.

El secretario general del Parlamento de Cataluña, Xavier Muro, ha decidido finalmente cumplir el mandato de la Junta Electoral Central y retira el acta de diputado al presidente de la Generalitat Quim Torra. Se ejecuta así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que inhabilitó al presidente a 18 meses por sus reiterados incumplimientos que le exigían retirar los símbolos independentistas de los edificios oficiales durante la campaña electoral. Ahora los servicios jurídicos de la cámara deben dilucidar si la pérdida de la condición de diputado conlleva también la imposibilidad de seguir siendo el jefe del Ejecutivo catalán.

  • 1