lahoradigital.com
Edición testing    31 de octubre de 2020

Inés Arrimadas

Una vez conocidas las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, PGE, Ciudadanos ha asegurado acordar con el Gobierno eliminar “vía enmienda” el impuesto del diésel, medida que exigía el partido liberal en las conversaciones previas que se han ido produciendo para negociar las nuevas cuentas públicas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado abierta a negociar y ser capaces de “llegar a un acuerdo”.

El presidente del Partido Popular ha anunciado la abstención de su grupo parlamentario a la prórroga del Estado de Alarma y ha justificado su decisión porque afirma no querer abandonar a las Comunidades Autónomas. Su postura no le ha impedido lanzar fuertes críticas por la “imprevisión e incompetencia” del Gobierno. Por su parte, Inés Arrimadas, ha manifestado el apoyo de su partido a la prórroga por “responsabilidad y sentido de Estado”. El líder de la ultraderecha, Santiago Abascal, ha dicho que votarán ‘no’ a lo que llama estado de excepción y ha centrado sus críticas en el Gobierno y en la “oposición sumisa”.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a jugar su juego de la negación, dice que brinda su apoyo al Estado de Alarma, siempre que este no dure más de ocho semanas y que se apruebe un marco legal que permita la modificación de la Ley Orgánica 3/86 en materia de Salud Pública. Lo cual, en román paladino es tanto como decir que no lo va a apoyar puesto que el Ejecutivo viene descartando la modificación de la ley de Sanidad Pública, alegando que la Constitución alberga la más eficaz de las medidas jurídicas para hacer frente a un estado de emergencia sanitaria como el actual: El Estado de Alarma. Por tanto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, reafirma su posición insistiendo en la necesidad de seguir las directrices establecidas por los expertos. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cree posible evitar la imposición de un nuevo estado de alarma en la Comunidad de Madrid si el Gobierno regional rehace la orden del Ministerio de Sanidad, según los criterios del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), para restringir la movilidad. Además, ha pedido a Sánchez y Díaz Ayuso que “eviten el choque” y no den “espectáculos bochornosos”.

El Partido Popular se ha vuelto a ver sumido por un caso que queda fuera de la política. La conocida como 'Operación Kitchen', relacionada con el espionaje de la formación que lidera Pablo Casado al que fuera su tesorero, Luis Bárcenas, ha llevado a su socio de Gobierno en varias comunidades y municipios a pedir que se cree una comisión de investigación con el fin de sacar a relucir esta trama. Sin embargo, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pedido también que no se deje de lado la presunta 'corrupción' de Podemos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prosigue su ronda de consultas con los principales líderes políticos este jueves. En esta ocasión, ha sido el turno del portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, quien se ha mostrado abierto a negociar unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) centrados en la industria y en la reactivación, tal y como ha reclamado tras la reunión.

Este jueves, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, continúa recibiendo en La Moncloa a los portavoces de los distintos grupos políticos parlamentarios en su búsqueda de los apoyos necesarios para aprobar los próximos Presupuestos Generales del Estado. Ayer, hubo un nuevo portazo de Pablo Casado a cualquier negociación de las cuentas públicas, pero por la tarde, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, confirmó su predisposición a negociar en el momento crítico en el que está viviendo España y llamó a todos a dejar las ideologías radicales al margen. Sánchez se ve hoy con Gabriel Rufián, de ERC; y Aitor Esteban, del PNV. Y por la tarde, a través de video conferencia contactará con los portavoces del Grupo Plural, de Bildu y del Grupo Mixto.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha zanjado las polémicas que sobrevuelan sobre el Ejecutivo de coalición acerca de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque confiesa que existen "matices distintos" entre el PSOE y Unidas Podemos. Por otro lado, ha defendido que las comunidades autónomas "tienen instrumentos" suficientes y ha advertido que "un país no puede estar en continuo confinamiento".

El pasado 6 de mayo, el Gobierno del PSOE llegaba al Congreso de los Diputados sin la certeza de poder aprobar la prórroga del Estado de Alarma. Un acuerdo con Ciudadanos a pocas horas del comienzo del debate le salvó del desastre. El PP amenazaba ya con votar en contra y ERC dejó al Ejecutivo a su suerte. Desde entonces, Sánchez ha conseguido fortalecer sus apoyos, aprobar otras dos prórrogas más y ahora contará, una vez más, con el partido de Inés Arrimadas y con PNV para sacar adelanta el Real Decreto que marca las medidas que habrá que cumplir en la “nueva normalidad”. La relación con ERC es la más volátil, aunque las llamadas al diálogo son constantes. Ahora, el objetivo de los socialistas es lograr que estos apoyos se mantengan en los Presupuestos Generales del Estado, un auténtico desafío político.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se ha puesto en contacto con todos los grupos parlamentarios, excepto Vox, para comenzar las negociaciones de cara a aprobar una última extensión del Estado de Alarma que permita acabar con las fases de desescalada en todas las Comunidades Autónomas. Ahora, como novedad, el Ejecutivo está estudiando que ese periodo sea de un mes, hasta el 24 de junio. La semana pasada, el presidente del Gobierno ya vislumbró la posibilidad de seguir pidiendo al Congreso de los Diputados el mantenimiento de este mecanismo constitucional ya es el más garantista y evitaría tener que poner en marcha un ‘plan B’ legislativo utilizando leyes ordinarias de difícil aplicación para que se puede limitar la movilidad de los ciudadanos y, con ello, seguir frenando la pandemia del Covid-19. Además, Sánchez se reunió este martes con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, para continuar su colaboración parlamentaria recién estrenada.

La líder de Ciudadanos, en su intervención en el Parlamento sobre el Estado de Alarma, ha anunciado que apoyará la prórroga por responsabilidad con los españoles. Inés Arrimadas ha arremetido, en primer lugar, contra el Gobierno, por sus errores en la gestión de la pandemia y por su falta de comunicación con las fuerzas de la oposición y las autonomías. Pero también ha mostrado su desacuerdo con una oposición que solo critica y no aporta soluciones para los españoles.

Se le pedía al Gobierno que negociara y que pactara con los grupos de la oposición y justo eso es lo que ha conseguido en tan solo 24 horas. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha pasado de temer por un ‘colapso’ y una abrupta desescalada de las medidas contra el coronavirus a contar con una amplia mayoría absoluta para seguir prorrogando el Estado de Alarma que ha supuesto de manera indudable la mejor herramienta para luchar contra la pandemia y para proteger la vida de todos los ciudadanos. Finalmente, la votación de este miércoles en el Congreso de los Diputados sobre la prórroga de las medidas excepcionales contra el Covid19 saldrá adelante con una holgada mayoría absoluta. Sumará los 120 diputados del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los 10 de Ciudadanos, los 6 del PNV, y los de Más País (3), CC (2), PRC (1) y Teruel Existe que alcanzarán los 178 votos positivos. El PP queda en una difícil situación ya que se abstiene podría auto descartarse como una formación política con sentido de Estado y si opta por el ‘no’ se situaría en la misma orilla que VOX, la CUP o Junts. Tampoco le ha salido bien la jugada a ERC que ha visto como sus 13 parlamentarios quedan, de momento, en ‘fuera de juego’.

Insinúan que existe una estrategia con perfiles falsos

El aumento en la cantidad de seguidores se registró durante el Estado de Alarma. Se analizaron las cuentas Twitter del presidente Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Pablo Casado, Inés Arrimadas y Santiago Abascal. Todos los nuevos seguidores identificados crearon su perfil el 14 de marzo.

Tras la salida de Albert Rivera de la dirección del partido, la dirección de Ciudadanos se está encauzando hacia una vuelta a sus orígenes, en los que abandone las posturas plenamente de derechas y pueda servir como puente de diálogo entre el PSOE y el PP. De momento, el cambio de rumbo no vislumbra efectos positivos en las encuestas, pero sí que ha servido para mejorar la valoración de su líder, Inés Arrimadas.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, intenta hacer de moderadora entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la oposición, que lidera Pablo Casado, para tratar de agilizar los acuerdos para iniciar cuanto antes la mesa y la comisión parlamentaria del Gran Pacto de Reconstrucción. Arrimadas, ha valorado positivamente la reunión de este lunes entre laprimera fuerza política y la oposición, pero ha insistido en la importancia de habilitar los mecanismos necesarios de negociación.