lahoradigital.com
Edición testing    2 de marzo de 2021

Inés Arrimadas

Los socialistas califican de “repugnante” y “abominable” la muñeca con la cara de Carmen Calvo que apareció ahorcada en un árbol de Galicia y que ha causado rechazo entre todas las formaciones políticas

El pasado sábado una muñeca ataviada con una careta de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, levantó polémica entre las distintas formaciones políticas. La figura aparecía ahorcada colgando de un árbol en Santiago de Compostela coincidiendo con el fin de semana de Carnaval, donde es habitual en Galicia la aparición de figuras satíricas o mecos que representan figuras políticas, aunque tradicionalmente se queman el miércoles de ceniza. La muñeca cargaba con un cartel en el que se podía leer en gallego: “Me perdí, ¿por dónde queda el patriarcado?”, que podría ser en crítica a su posición contraria a la Ley Trans, aunque nadie ha salido a reivindicar el acto. El rechazo a la imagen fue generalizado siguiendo la propia denuncia de Calvo en su cuenta de Twitter: “Ni la violencia ni las amenazas tienen cabida en una democracia. Así no”. El PSOE junto a numerosos parlamentarios socialistas también mostraban su rechazo y solidaridad a la vicepresidenta, calificando de “abominable”, “repugnante” e “intolerable” la figura. Mujeres socialistas, entre ellos la diputada en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, que hace apenas una semana tuvo que sufrir la discriminación tránsfoba de Vox en esta misma Sala, se pronunciaban al respecto: “Desde luego que no tienen cabida, toda mi solidaridad, apoyo y condena compañera, porque cuando nos tocan una nos tocan a todas”. La representación ha causado rechazo también entre el tripartito de derechas y ultraderecha de la oposición, con declaraciones de Isabel Díaz Ayuso, Cuca Gamarra e Inés Arrimadas entre otras.

Tras las elecciones en Cataluña ha vuelto al Congreso de los Diputados la sesión de control al Gobierno. Tanto Pablo Casado, del PP; como Inés Arrimadas, de Ciudadanos, han lanzado sus ataques al Ejecutivo por las críticas del vicepresidente a la democracia española. Sánchez, sin embargo, ha llevado el debate a la difícil situación en la que quedan ambos partidos de la derecha española tras la debacle electoral de ambos. A Casado le ha dicho que debe optar por “hacer una oposición útil, moderada y con sentido de Estado” y abandonar el “camino de la perdición” que a su juicio le llevará a que la ultraderecha “se les coma”. El mismo mensaje vale para Arrimadas que ha preguntado al presidente del Gobierno sobre las palabras de Iglesias de las últimas semanas. “El populismo reaccionario de la ultraderecha divide a la sociedad española y desprestigia la calidad democrática. Pido a PP y a Ciudadanos que rompan sus pactos territoriales con la ultraderecha”, ha afirmado el dirigente socialista.

Desde mañana mismo, Illa como ganador de las elecciones 2021, ha dicho que se va a reunir con todos los partidos, menos con Vox, para intentar formar gobierno.

El efecto Illa funcionó en Cataluña. Los resultados electorales de este 14F, han supuesto un importante movimiento en el tablero político catalán que afecta en parte al nacional. Si bien el ganador, Salvador Illa (PSC), no podrá formar gobierno, a no ser que Pere Aragonés (ERC) prefiera aliarse con él y reforzar sus lazos con Madrid, en lugar de seguir a las greñas con el otro partido independentista y conservador, Junts per Cat, e incorporar a la CUP. Desde mañana mismo, Illa como ganador de las elecciones 2021, ha dicho que se va a reunir con todos los partidos, menos con Vox (la gran irrupción con 11 escaños y el puesto número 4), para intentar formar gobierno. Lo mismo ha dicho Pere Aragonés, que intentará llegar a acuerdos de gobernación con el independentismo, para reanudar el camino a la autodeterminación, el referendum y la amnistía. En estas quinielas, poco tienen que decir, tanto PP (que ha perdido un escaño de sus raquíticos cuatro iniciales) y Cs, que se ha vuelto a desplomar de forma estrepitosa, pasando de 36 escaños a 6. Los Comuns, se quedan como estaban, manteniendo sus ocho escaños, 7 de ellos en Barcelona, de Ada Colau. Con lo que Iglesias tiene poco que celebrar.

La jornada electoral de este domingo ha dejado una derrota innegable para Citadans, que solo tiene el precedente de los resultados nacionales del pasado 20N. El partido naranja ha pasado de ganar las elecciones en Cataluña y obtener 36 escanos en 2017, a ser irrelevante hoy en día con 6 escaños. Ante este fracaso estrepitoso, su presidenta Inés Arrimadas, que ha perdido el 83% de los diputados, ha dicho que no va a dimitir porque alguien tiene que seguir tirando de esta formación. “No hemos sido capaces de movilizar a los votantes constitucionalistas”, ha reconocido Arrimadas tras tratar de atribuir la caída a la abstención que fue del 53,46%. En lugar de hacer lo mismo que Rivera, la líder naranja considera que alguien tiene que “seguir adelante con este proyecto”.

Americanos, hace años os recibimos con alegría; os imitamos, aprendimos a cantar, a bailar y algunos hasta a hablar en inglés. En este nuevo siglo, estamos a punto de perder los últimos pelos de la dehesa. Ahora semos, como decía Ozores, más que europeos. Ahora semos más americanos que nunca. ¿Que no? A ver. Las derechas suben en las encuestas. Osease, que en España ya hay millones tan trumpistas como los senadores republicanos de América. Toma ya. Viva el tronío de ese gran pueblo con poderío. Y viva España que es la que torea mejores "corrías", y que a moderna no le gana nadie porque sigue y seguirá siendo, con todo el orgullo de los españoles de verdá, el país de Don Pablo, el alcalde; el país de gloriosa memoria; el país de mi mare, de mi suegra y de mi tía.

"Joe Biden jamás será presidente de los Estados Unidos", dijo el miércoles una de las fieles de Donald Trump entrevistada en la calle para una televisión; mujer bastante madura, muy maquillada, ojos de investigadora de otros mundos, expresión de sibila dopada. "El presidente de los Estados Unidos será Donald Trump mientras él quiera", concluyó con una sonrisa triunfal. Mientras Trump quisiera, sus zombis seguían en el Capitolio de los Estados Unidos escalando paredes, rompiendo ventanas, probando tribunas y butacas de Senadores y Representantes, robando muebles, cartas, documentos. La señora sibilina estaba a la puerta de un hotel a punto de entrar. Se ve que se había cansado de cargar con la bandera durante el rally de Trump previo al asalto al Capitolio y había decidido dejar la parte más arriesgada de la aventura a sus correligionarios más brutos.

El vicepresidente primero de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, ha reconocido en declaraciones a Europa Press que el compromiso del partido siempre ha sido buscar “ser útiles” ante la gestión del Gobierno, especialmente desde el inicio de la pandemia. Criticando las actuaciones poco efectivas de otros grupos de la oposición, como los continuos y repentinos enojos del PP debido a su desagrado con el Ejecutivo, Cs mantiene ser una oposición distinta que solo buscar responder a los problemas de la sociedad, sin ningún tipo de interés ideológico intermedio. Es por ello por lo que se muestra abierto a establecer pactos con el Gobierno, siempre que este abandone sus lazos con Unidas Podemos y grupos independentistas.

Ciudadanos y el Partido Popular se comportan en algunas ocasiones como dos equipos de fútbol que luchan por robarse a la estrella del momento. El año pasado, poco antes de las elecciones municipales, el que fuera presidente de la Comunidad de Madrid, del PP, Ángel Garrido, abandonaba las filas de Díaz Ayuso y se presentaba bajo los colores naranjas de Ciudadanos. Hoy los populares devuelven el golpe en Cataluña y a ocho semanas de los comicios catalanes, Lorena Roldán anuncia su ‘traspaso’ desde Ciudadanos hacía el Partido Popular. En una carta publicada en su cuenta de Twitter la dirigente habla críticamente de la nueva posición del partido con la llegada de Inés Arrimadas y sitúa ahí su ‘excusa’ para sumarse al proyecto de Alejandro Fernández.

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles la nueva Ley de Educación, conocida como LOMLOE o Ley Celaá, sin modificaciones con respecto al texto remitido por el Congreso. La norma ha contado con 142 votos a favor por parte del PSOE, ERC, PNV, Compromís, Mes Mallorca, Adelante Andalucía, Geroa Bai, Más Madrid, En Comú Podem y la Agrupación Socialista de La Gomera; 112 en contra del PP, Ciudadanos, UPN, PRC y Vox; y nueve abstenciones de EH Bildu, Junts Per Catalunya y Teruel Existe. Sin embargo, dar luz verde a la Ley Celaá ha generado fuertes críticas entre los partidos de la oposición, así como por parte de Junts per Catalunya, al “no blindar el catalán como lengua vehicular”. Aun así, tras su aprobación, esta ley se convierte en la octava norma educativa de la democracia, preparada para publicarse directamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El Congreso de los Diputados rechaza las enmiendas a la totalidad que han presentado PP, Vox, Junts, BNG, CUP, Coalición Canaria y Foro Asturias que piden la devolución del anteproyecto de Presupuestos al Gobierno. El Ejecutivo ha salvado holgadamente este primer escollo y los PGE seguirán su tramitación parlamentaria, con un histórico de 198 votos a favor, para que estén listos a primeros del año 2021. Durante el debate parlamentario, la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, que los ha defendido durante dos jornadas consecutivas, ha dado a conocer medidas concretas como la bajada del IVA de las mascarillas y también el apoyo de Bildu, lo que refuerza la mayoría de la investidura, pero abre cierto malestar en las filas socialistas y que deja a Ciudadanos muy poco espacio para que pueda finalmente sumarse a una amplia mayoría parlamentaria, como quiere Pedro Sánchez.

Una vez conocidas las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, PGE, Ciudadanos ha asegurado acordar con el Gobierno eliminar “vía enmienda” el impuesto del diésel, medida que exigía el partido liberal en las conversaciones previas que se han ido produciendo para negociar las nuevas cuentas públicas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado abierta a negociar y ser capaces de “llegar a un acuerdo”.

El presidente del Partido Popular ha anunciado la abstención de su grupo parlamentario a la prórroga del Estado de Alarma y ha justificado su decisión porque afirma no querer abandonar a las Comunidades Autónomas. Su postura no le ha impedido lanzar fuertes críticas por la “imprevisión e incompetencia” del Gobierno. Por su parte, Inés Arrimadas, ha manifestado el apoyo de su partido a la prórroga por “responsabilidad y sentido de Estado”. El líder de la ultraderecha, Santiago Abascal, ha dicho que votarán ‘no’ a lo que llama estado de excepción y ha centrado sus críticas en el Gobierno y en la “oposición sumisa”.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a jugar su juego de la negación, dice que brinda su apoyo al Estado de Alarma, siempre que este no dure más de ocho semanas y que se apruebe un marco legal que permita la modificación de la Ley Orgánica 3/86 en materia de Salud Pública. Lo cual, en román paladino es tanto como decir que no lo va a apoyar puesto que el Ejecutivo viene descartando la modificación de la ley de Sanidad Pública, alegando que la Constitución alberga la más eficaz de las medidas jurídicas para hacer frente a un estado de emergencia sanitaria como el actual: El Estado de Alarma. Por tanto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, reafirma su posición insistiendo en la necesidad de seguir las directrices establecidas por los expertos. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cree posible evitar la imposición de un nuevo estado de alarma en la Comunidad de Madrid si el Gobierno regional rehace la orden del Ministerio de Sanidad, según los criterios del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), para restringir la movilidad. Además, ha pedido a Sánchez y Díaz Ayuso que “eviten el choque” y no den “espectáculos bochornosos”.

El Partido Popular se ha vuelto a ver sumido por un caso que queda fuera de la política. La conocida como 'Operación Kitchen', relacionada con el espionaje de la formación que lidera Pablo Casado al que fuera su tesorero, Luis Bárcenas, ha llevado a su socio de Gobierno en varias comunidades y municipios a pedir que se cree una comisión de investigación con el fin de sacar a relucir esta trama. Sin embargo, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pedido también que no se deje de lado la presunta 'corrupción' de Podemos.