lahoradigital.com
Edición testing    13 de julio de 2020

Independentismo catalán

La Audiencia Nacional abre este lunes el juicio oral contra el máximo responsable de la Policía autonómica, Josep Lluis Trapero, por los delitos de sedición y organización criminal por lo hechos ocurridos el 20 y 21 de septiembre de 2017 frente a la Consellería de Economía de Barcelona y por el 1 de octubre, fecha en la que tuvo lugar el referéndum ilegal de independencia. Junto al mayor, también están acusados la intendente Teresa Laplana; el exdirector de los Mossos, Pere Soler; y el exsecretario general de Interior de la Generalitat, César Puig. La fiscalía ha considerado que no corresponde ahora modificar la calificación provisional del delito para acomodarlo a la sentencia del primer juicio del procés y sigue manteniendo la acusación de rebelión.

El President de la Generalitat, Joaquim Torra, se sienta de nuevo en el banquillo una vez más acusado de desobediencia por no retirar la pancarta en favor de los encarcelados del balcón del Palau de la Generalitat en el plazo ordenado por la Junta Electoral. En esta causa se arriesga a ser inhabilidado durante 20 meses a tenor de la petición fiscal.Torra llegó al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en una comitiva que ha partido desde el Arco de Triunfo de Barcelona, acompañado de Artur Mas, Pere Aragonés y Roger Torrent.

La filtración parcial de la sentencia del procés, que ha sido dada a conocer por la prensa de forma parcial y sin estar aún firmada, sigue generando malestar en Cataluña. Según se ha conocido, el Tribunal Supremo finalmente ha descartado condenar por un delito de rebelión consumada a los líderes independentistas en el juicio del 'procés', lo que habría supuesto penas de hasta 25 años de cárcel. Al haberse inclinado por el delito de sedición, las penas han bajado considerablemente hasta los 12 años en adelante. La sentencia histórica, de la que se espera recurso ante el Tribunal de Estrasburgo, ha de hilar fino, ya que estos tribunales suelen ser magnánimos con los reos. El juez Marchena se encuentra muy enfadado por la filtración.

Una multitud de violentos separatistas rodearon a Laila Jiménez, reportera de Telecinco, y a su equipo, cuando intentaban cubrir los acontecimientos del 1-Octubre en Barcelona. A la reportera la empujaron y zarandearon arrojarondole vodka por la cabeza durante la conexión con informativos. La periodista y su equipo, se vieron obligados a alejarse un poco del lugar para seguir retransmitiendo. No obstante fueron perseguidos con petardos y todo tipo de intimidaciones. Tanto el presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, como las Asociaciones de Periodistas de Cataluña y casi todos los partidos, han condenado los hechos, tildándolos de extremada gravedad y han denunciado pidiendo a la Generalitat y a las fuerzas del orden que los periodistas sean protegidos para poder realizar su trabajo de manera segura.

La sentencia del ‘procès’ está a punto de conocerse justo cuando se cumple el segundo ‘aniversario’ del 1-O y el Parlament de Catalunya ha vuelto a las andadas. Este jueves, durante el debate de política general, se aprobaron acuerdos como la retirada de la Guardia Civil de Catalunya, la legitimidad de la desobediencia civil o la petición de una ley de amnistía para los exdirigentes encarcelados. El gobierno anuncia contundencia y afirman que impugnarán aquellos acuerdos que sean contrarios a la Constitución.

Este martes se abre la XIII Legislatura tras las elecciones del pasado 28 de abril. El presidente de edad es Agustín Javier Zamarrón, del grupo parlamentario PSOE, y Marta Rosique de Esquerra Republicana y Lucía Muñoz de Unidas Podemos, las dos diputadas más jóvenes, ejercen como secretarias. Tras la apertura de la sesión los 350 diputados y diputadas proceden a elegir a la Mesa del Congreso que, previsiblemente sera presidida por la socialilsta Meritxel Batet; mientras que la vicepresidenta primera será Gloria Elizo, de Unidas Podemos. La atención de esta sesión ha estado puesta en los cuatro diputados independentistas catalanes que están siendo procesados en el Tribunal Supremo por los hechos del procès, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull. Precisamente ayer estos diputados acudieron a la cámara baja para realizar el procedimiento de recogida de las credenciales de diputados. La primera decisión que deberá tomar la nueva Mesa será la suspensión de los derechos de estos diputados ya que al estar en prisión preventiva no pueden ejercer sus funciones con normalidad. Los diputados de ultraderecha de Vox han querido tener su 'minuto de gloria' al ocupar los asientos en la cámara que habitualmente ocupan los diputados socialistas. El lider de la formación, Santiago Abascal, ocupó así el escaño de la portavoz socialista Adriana Lastra y se situó justo encima del presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el único propósito de buscar la foto del día. En esta sesión, los parlamentarios no ocupan el sitio definitivo sino que se podían sentar donde quisieran, lo que han aprovechado los parlamentarios de Vox para obtener su cuota de protagonismo.

Josep Borrel ha ofrecido recientemente una entrevista a Telecinco centrada en el independentismo catalán tras las palabras del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en las que opinaba que, en el caso de una mayoría independentista, la democracia debería encontrar mecanismos.

La querella exige citar al president a declarar por el presunto delito de desobediencia, además de solicitar solicita a la Jefatura de Policía de Cataluña las actas de comprobación con relación a informes de la Delegación del Gobierno en cumplimiento de los acuerdos de la JEC y, al comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, que informe “acerca del debido cumplimiento de lo resuelto por la junta el 21 de marzo”.

Elsa Artadi, consellera de Presidència, ha asegurado en una rueda de prensa este domingo que “la mejor manera de seguir internacionalizando el conflicto y que se nos escuche en Europa, que se vea la represión, es que haya una voz libre de JxCat en Europa, y esta voz no puede ser otra que la de Puigdemont”.

Qué pronto cree la derecha que se ofende España. Arrimadas, Casado, Rivera y no digamos Abascal, están enrabietados porque en Cataluña cuanto mejor vayan las cosas con Sánchez, peor les va a ellos. Aterrados por si a Sánchez le sale bien el diálogo con el independentismo y consigue acercar posiciones integradoras con la Generalitat. Han decidido montar una manifestación al conocer que, con la ayuda de un notario imparcial, puede haber grandes avances en la resolución de la crisis catalana y apaciguamiento del independentismo.

🔴 La Generalitat no cierra la puerta a los Presupuestos y pide una mesa de diálogo y un “relator”

El pleno del Parlament de Catalunya ha vivido este miércoles un hecho insólito. Los partidos independentistas han perdido la escueta mayoría con la que cuentan en la cámara regional a la hora de votar una propuesta de la CUP sobre autodeterminación.

  • 1