lahoradigital.com

gobierno andaluz

El próximo nueve de febrero, Sevilla vivirá una gran manifestación del movimiento feminista en protesta por las políticas del Gobierno del PP y de Ciudadanos. Las organizaciones convocantes han emitido un comunicado en el que denuncian la paralización de proyectos en materia de igualdad de género o de erradicación de la violencia machista ya que el Instituto Andaluz de la Mujer ha dejado de financiarlos.

El consejo de Gobierno Andaluz acuerdan los nombres de los nuevos delegados en cada una de las ocho provincias de Andalucía.

Las dos derechas constitucionales han abierto las puertas de las instituciones a la extrema derecha que dará los votos de sus 12 diputados al candidato popular Juanma Moreno para convertirlo en presidente andaluz. En este pacto de la vergüenza se le concede al partido de Santiago Abascal liquidar la ley de memoria histórica, reducir a la mínima expresión Canal Sur, endurecer la política de inmigración, apoyar una ley de la tauromaquia, crear una consejería de familia o potenciar los centros educativos que disgregan por sexos a sus alumnos. En el acuerdo, los populares han dejado para más adelante las peticiones de Vox de acabar también con leyes como la de violencia de género o la de no discriminación a las personas LGTBI, pero habrá que ver qué sucede a lo largo de esta legislatura en la que la ultra derecha tendrá mucho que decir y tanto PP como Ciudadanos han demostrado estar dispuestos a pasar por todo con tal de gobernar Andalucía.

Este tripartido supone el suicidio político para el PP y Cs que quedan divididos y avergonzados frente a Europa

  • 1

El primer presidente de la Junta de Andalucía, que no es socialista, ha sido elegido este 15 de enero gracias a los votos de Ciudadanos y el grupo de extrema derecha, Vox. Juanma Moreno Bonilla ha salido elegido con un total de 59 votos de los 109 del Parlamento andaluz, frente a los 50 de Psoe y Adelante Andalucía. Mientras en Europa, los partidos democráticos, incluso los conservadores y liberales, forman un muro de contención frente a la extrema derecha, en España, el PP y Cs, no solo lo blanquean sino que se radicalizan con ellos. A tenor de las declaraciones del portavoz del partido ultra, Francisco Serrano, que afirma "Andalucía sale de una especie de dictadura comunista que se dedica a la kale borroka" en alusión a las manifestaciones feministas contra las pretensiones ultras de abolir los derechos de las mujeres.