lahoradigital.com
Edición testing    22 de enero de 2021

Fernando Simón

El Ministerio de Sanidad ha actualizado este jueves los datos sanitarios que configuran esta tercera ola. En su informe 295, se registra un nuevo récord desde el principio de la pandemia tras alcanzar los 44.357 nuevos contagios y una incidencia acumulada de 795 casos. Sin embargo, esta preocupación se centra sobre todo en la ocupación hospitalaria, y en una posible y temprana saturación durante las próximas semanas ya que “uno de cada tres hospitalizados en UCI lo están por coronavirus, y en algunas comunidades autónomas llegamos a uno de cada dos”. El Gobierno pide responsabilidad y cumplimiento de las actuales medidas puesto que a pesar de los alarmantes datos, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha afirmado que España ya ha rebasado el pico de esta tercera ola y la incidencia comenzará a disminuir en los próximos días.

Sanidad ha notificado 41.576 nuevos contagios según el informe recogido este miércoles. Es la cifra más alta desde que comenzó la pandemia y los expertos advierten de que aún quedan semanas para que se alcance el pico máximo de casos y la curva empiece a caer. La incidencia acumulada se sitúa en 736’22 casos por cada 100.000 habitantes, Sanidad estableció la cifra de riesgo extremo en 250, muy por debajo del índice del país. Los peores datos, la presión hospitalaria que continúa creciendo y podría llevar a un colapso en unas semanas. Las camas se encuentran ocupadas al 19’95% mientras que el riesgo extremo de colapso está situado en el 20%. El riesgo máximo de ocupación en camas UCI, un 35%, ya se supera, situándose en el 35’02%. Algunas comunidades superan incluso el 40%, los casos de Madrid, Melilla, Cataluña, Baleares, Castilla – La Mancha, La Rioja y la Comunidad Valenciana. Sanidad insiste en que hay que esperar una semana más para evaluar los resultados de las últimas medidas restrictivas, antes de endurecerlas de forma más drástica.

El Ministerio de Sanidad notificó este lunes 84.287 nuevos casos de coronavirus en el peor fin de semana desde el inicio de la pandemia. Es la consecuencia directa de la movilidad que se produjo durante las pasadas fiestas navideñas, a pesar de las restricciones y prohibiciones impuestas. Por tanto, la incidencia a 14 días ha alcanzado los 689,27 casos por cada 100.000 habitantes lo que deja nuestro país en una situación muy peligrosa frente al virus. Con estos números, las comunidades autónomas endurecen sus medidas y piden al Gobierno que se pueda ampliar el toque de queda e incluso que se pueda decretar confinamientos domiciliarios. Por su parte, Fernando Simón, ha asegurado que nos encontramos cerca del pico de esta tendencia y explica que la medida más efectiva durante las pasadas semanas ha sido el cierre del interior de bares y restaurantes.

España descarta el confinamiento aunque las cifras notificadas en los días miércoles y jueves de esta semana superan los 35.878 casos y una incidencia disparada hasta los 522. Todo ello es achacable a los "excesos navideños" y se espera que en la próxima semana se estabilicen o desciendan.

La pandemia evoluciona en España, en esta tercera ola, batiendo récords de contagios. Unos resultados alarmantes según los últimos datos que arrojan 35.878 nuevos casos de COVID-19, en las últimas 24 horas, siendo la segunda peor cifra desde el inicio de la pandemia ya que el pico de contagios, desde marzo, llegó a los 38.869 del pasado miércoles. Asimismo, la incidencia acumulada (IA) a nivel nacional también sube progresivamente, situándose en torno a los 522 nuevos casos, en comparación con los 492 del pasado miércoles o los 454,22 del martes. A pesar de la dureza de estos datos, Sanidad vuelve a desechar el confinamiento domiciliario. En el Consejo Interterritorial de todas las semanas con los presidentes autonómicos, incluso algo de ellos es ya partidario de pedir el confinamiento total como “la mejor opción para mitigar el impacto epidemiólogo durante más de 15 días”. Sin embargo, dado que las autonomías tienen potestad para determinar sus confinamientos en sus territorios, Sanidad considera que las medidas drásticas y restrictivas deberían servir para paliar este "efecto post navidades y Nochevieja", donde no todo el mundo ha sido lo responsable que debería.

A pesar del frío, la pandemia sigue su curso y la tercera ola tan temida parece que es inevitable. Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 61.442 nuevos contagios desde el pasado viernes, el mayor incremento registrado en un fin de semana desde que el virus llegó al país. Asimismo, la cifra de fallecidos también ha ascendido, situándose en 401 personas. Por lo tanto, el número de personas afectadas por la enfermedad desde el inicio de la pandemia se sitúa en 2.111.782, mientras que la cifra total de fallecidos aumenta a 52.275. Actualmente, la incidencia acumulada se encuentra en 435,62 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que el pasado viernes era de 350,48, sufriendo una importante subida. Junto a estos datos, también es preocupante el incremento de la presión hospitalaria en los últimos días, ya que se contabilizan más de 17.900 personas que necesitan ingreso hospitalario a causa de la enfermedad.

Los datos del Covid en España siguen siendo los cuarto peores de la Unión Europea. En las últimas 24 horas se han alcanzado los 50.000 fallecidos y una “incierta estabilización”. Simón advierte de que los nuevos contagios notificados no son fiables, por las fechas festivas, y serían superiores.

Los contagios por coronavirus en España se intensifican a un ritmo no exento de peligro, dadas las fechas festivas que estamos viviendo y la temida Nochevieja. Un acumulado de 50.000 muertes, aún siendo la cuarta peor cifra de Europa, es inquietante según las autoridades sanitarias. Tambien nos acercamos a los dos millones de positivos en estos diez meses que dura la pandemia del covid-19. La ligera disminución de la incidencia acumulada y el número de muertes, no debe reflejar equívocos ante el aumento de los ingresos hospitalaria que van in crescendo. Los datos son malos. Aunque menos malos, en esta segunda ola, que Alemania que registra casi un millar de muertos diarios y más de treinta mil nuevos positivos. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el jefe del CCAES, apelan sobre todo a la responsabilidad individual y familiar durante la Nochevieja, Año nuevo y las cabalgatas de Reyes.

Sanidad registró el último find e semana 21.309 nuevos casos de Covid-19, 628 positivos más que el lunes pasado y 1.330 más que el anterior. Estos datos confirman el fin de una tendencia a la baja de la incidencia acumulada en España en los últimos 14 días, ya que el indicador vuelve a subir alcanzando los 193 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 189 del viernes. En el último informe publicado se han añadido 389 nuevos fallecimientos, en comparación con los 280 del viernes. Asimismo, las UCIs de siete comunidades autónomas y de Melilla se encuentran en riesgo extremo con más de un 25% de pacientes con Covid-19. En este sentido, el director del Centro de Coordinaciones de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha comentado la “delicada” situación actual y ha subrayado que estos datos pueden deberse a una estabilización por ese descenso continuo de las últimas semanas, pero ha puntualizado que aún no se ha observado un impacto de la mayor movilidad registrada durante el Puente de la Constitución.

El INE publica un informe, Defunciones según la Causa de Muerte, que establece en 45.684 los fallecimientos por coronavirus solo entre marzo y mayo. Este jueves, desde Sanidad notificaban una cifra total de 47.019 muertes desde el comienzo de la pandemia, cifra que según el INE se habría alcanzado prácticamente en la primera ola de pandemia. De este número, 32.652 personas contaban con un diagnostico positivo por Covid – 19 mientras que las otras 13.032 se clasifican como sospechosas de haber sido causadas por el virus. Sanidad solo contabiliza las defunciones que contaban con un diagnostico a través de una prueba y, por el momento, los datos oficiales recogían 28.986 fallecimientos hasta el 31 de mayo, 3.666 menos que los contabilizados por el INE.

Estas cuatro semanas, del Estado de Alarma y las medidas implantadas en cada comunidad autónoma, según las autoridades sanitarias, estan surtiendo su efecto. El coronavirus va ralentizándose en España, con unos datos de incidencia acumulada de 374 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 529 del pasado día 8. Lo mismo ocurre con los contagios, ya que este fin de semana se han registrado 25.886 nuevos casos, en relación con los 38.273 contagios del pasado lunes y los 52.386 del anterior. Sin embargo, en el informe de este lunes se han registrado 512 nuevos decesos, en comparación con los 328 del viernes y los 484 del lunes, suponiendo la segunda cifra más alta en un fin de semana de la segunda ola.

Madrid lleva semanas planteando que se puedan realizar test de detección rápida del Covid – 19 en las farmacias. Su objetivo es que toda la población madrileña pueda someterse a un test de antígenos antes de la campaña de Navidad para poder aliviar las restricciones, a pesar de la dificultad logística que esto conlleva. El vicepresidente, Ignacio Aguado, anunció que elevaría la petición al Consejo Interterritorial de Salud. A esto se sumó el Govern de Cataluña con la consellera de Salud, Alba Vergés. En cambio, el ministro de Sanidad, Salvador Illa ha contestado que no se niega a ello pero que las CCAA tendrían que presentar un plan detallado que asegure las condiciones de seguridad y eficacia en las farmacias. La presidenta Ayuso ante la negativa directa de la Agencia del Medicamento, elevó su petición a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El epidemiólogo y director del CCAES Fernando Simón celebraba ayer la nueva noticia de la vacuna de Moderna que ha mostrado una eficacia del 94’5% en su Fase III de ensayos. Hace una semana se conocía la primera noticia esperanzadora sobre estos fármacos con el anuncio de Pfizer que, en su Fase III, había mostrado una eficacia del 90%, todo un hito en fármacos de este tipo. La Unión Europea ya negocia con Moderna la compra de 80 millones de dosis, que servirían para vacunar a 40 millones de personas, de las cuales unos 4 millones llegarán a España. La vacuna de Pfizer distribuirá de momento 200 millones de dosis, una cantidad mayor que su competidor, y unos 20 millones llegarán a España a principios de año. Aunque Pfizer llegará, por lo tanto, antes, Moderna cuenta con la ventaja de que no necesita temperaturas extremas para su conservación, a diferencia de la otra que requiere temperaturas de -70oC. En total ya se ha confirmado que España recibirá unos 24 millones de dosis a la espera de noticias de otras vacunas como la de Oxford o AstraZeneca que también se encuentran en fases muy avanzadas de investigación.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha afirmado la buena noticia que supone para España que 14 de sus autonomías se encuentren en situación de “estabilización o descenso” de contagios, a pesar de que la ocupación hospitalaria siga siendo preocupante. Por otro lado, en las últimas 24 horas, se han notificado más de 7.759 contagios, acumulando desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo un total de 1.437.220 casos por COVID-19. Este pasado jueves, se notificaron, 356 nuevos fallecimientos en las últimas 24 horas y 2397 transmisiones infecciosas menos que en el jueves de la semana anterior, significando un descenso en la curva de contagios.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha afirmado la buena noticia que supone para España contar con 20 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y Biontech de la que este lunes se anunció que tiene una efectividad del 90% contra la Covid-19. Sin embargo, pide no apresurarse puesto que estas vacunas todavía se encuentran en la última fase de investigación y los resultados actuales podrían no ser los definitivos.

La llegada de la vacuna contra el coronavirus a España podría tardar más o menos, según las fuentes que informen de la noticia. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha declarado que es posible contar con una primera tanda, de Pfizer, para principios del próximo año, mientras que farmacéuticas como AstraZeneca o Moderna aún no garantizan un plazo. A día de hoy, la Unión Europea (UE) y por extensión España poseen tres acuerdos con diferentes farmacéuticas para la compra y suministro de vacunas. En este sentido, la UE ha firmado tres contratos para la adquisición de 300 millones de dosis con AstraZeneca, otras 300 millones con Sanofi y 200 millones con Johnson & Johnson. España cree que en enero ya se estarán administrando las primeras dosis a diez millones de vulnerables, mayores y sanitarios.

Los escaladores Eneko e Iker Pou le hicieron una pregunta machista pretendidamente "graciosa" al doctor Simón, que no supo estar a la altura: “No les preguntaba si eran infecciosas, eso se veía después”, refiriéndose a las enfermeras. Simón ya ha pedido perdón.

Las polémicas palabras del director del CCAES, Fernando Simón, sobre las enfermeras han levantado un gran número de críticas entre políticos y sanitarios. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha calificado este martes de “inapropiados” y “absolutamente desafortunados” los comentarios. Asimismo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que las declaraciones “no fueron afortunadas” e insta a Simón a pedir disculpas por su equivocación. A su vez, tanto el Consejo General de Enfermería como el Partido Popular califican las palabras como “sexistas”, y las enfermeras exigen el cese del epidemiólogo si no reciben una disculpa por su parte. Simón se apresuró a pedir perdón en su comparecencia de este martes.