lahoradigital.com
Edición testing    20 de enero de 2021

Fernandez Mañueco

Ayuso sigue jugando a su capricho, desdiciéndose de sus propios pactos. Los presidentes de las Castillas salieron de una reunión a tres, en Avila, “absolutamente convencidos de que había un pacto a tres para cerrar las tres comunidades” y así lo manifestaron a la prensa: “Tenemos claro que el virus no entiende de ideologías ni fronteras. Apostamos por proteger la vida y la salud de las personas”, anunció Mañueco. El problema llegó cuando Ayuso pidió “hablar la última” en la rueda de prensa y dio un giro de 180 grados que dejó a los dos líderes atónitos. “Madrid ha sido tratada a veces como apestada y con madrileñofobia”, comenzaba en un discurso sin ningún otro mensaje más que victimismo para después anunciar que pediría al Gobierno un confinamiento por días, siendo plena conocedora de que el Decreto del Estado de alarma establece una duración mínima de las medidas de siete días. Finalmente, al retar al Gobierno de que o "Madrid cerraba por días o no cerraba", y ante la inminencia del puente de Los Santos, el Presidente Sánchez optó por proteger la salud de los madrileños y en un acto de responsabilidad y sensatez, prefirió aceptar "otro caprillo más de la díscola presidenta".

Segovia y Soria son dos de las provincias castellano leonesas que están siendo abruptamente golpeadas por el avance de la Covid-19. Los pacientes están teniendo que ser trasladados a hospitales de Burgos y Valladolid ante la saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos. En Segovia incluso se ha montado un nuevo hospital de campaña.

  • 1