lahoradigital.com
Edición testing    11 de agosto de 2020

ética

Apenas hace una hora continuaba entre las sábanas, estrenando y maldiciendo la melodía de la alarma que elegí la noche anterior. Ahora, malhumorado y con la cabeza dispersa, intento distraerme con el vaivén de personas entrando y saliendo del tren. Me imagino a dónde van, si duermen mejor que yo y si tienen la suerte de trabajar de lo que les apasiona. ¿Es lo habitual?

En la era de la posverdad, los hechos son menos influyentes sobre la opinión pública que las emociones o las creencias personales. Uno de los motivos por el que los votantes apoyaron a Trump, fue porque habían dejado de creer a los grandes medios: los acusaron de vivir en una burbuja elitista y liberal. Hubo una proliferación digital de noticias falsas, como que el Papa Francisco apoyaba al multimillonario. Un artículo de Craig Silverman mostró que en Facebook las noticias falsas habían generado más interacción que las publicadas por los grandes medios sobre la campaña. La pérdida de confianza es uno de los graves problemas para los grandes medios: por la tendencia entre los ciudadanos de considerar a las redes sociales como fuente informativa.

  • 1