lahoradigital.com
Edición testing    24 de octubre de 2020

Enrique López

“Desde el día 2 de octubre, Madrid ha bajado su número de pruebas. La bajada es del 54% (…) se han dejado de hacer 76 mil PCRs a la semana”, denuncian los sindicatos sanitarios.

La puesta en práctica de los test de antígenos en la Comunidad de Madrid ha provocado un descenso ostensible en el número de pruebas PCR y, por ende, del registro de positivos por coronavirus. Expertos aseguran que los datos obtenidos por estas pruebas no son fiables, y no permiten hacer un rastreo y seguimiento fiel de la evolución de la pandemia. A pesar de las justificaciones que proporciona la Comunidad de Madrid al respecto, el sindicato de sanitarios y expertos del CSIC acusan a la dirección de la Comunidad de una posible manipulación de datos.

Los Bomberos de Leganés ya forman parte del cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. Gracias a un convenio que fue planeado hace más de tres años, y que este pasado 1 de octubre el Parque de Bomberos de Leganés oficializó su traspaso. Esta anexión permitirá ganar “eficacia, coordinación y efectividad ante las emergencias”, además de aumentar efectivos en la cobertura de incendios forestales.

Miembros del Ejecutivo regional se han reunido por primera vez con el Gobierno central tras la entrada en vigor de las medidas impuestas por Sanidad el pasado viernes. Estas reuniones, que se celebrarán semanalmente, tienen como objetivo establecer actuaciones unitarias contra el virus y analizar la situación pandémica. Ahora, han acordado crear un grupo de seguimiento que analice la evolución de la pandemia diariamente en medio de la polémica causada por la repentina bajada de contagios en las diez zonas madrileñas afectadas por las restricciones que justamente ha coincidido con la puesta en marcha de las mismas.

Este viernes a partir de las 22:00 horas comenzaron las restricciones a la movilidad en la Comunidad de Madrid que afectarán a 4,8 millones de madrileños. Estas restricciones se extienden a diez municipios, fundamentalmente del sur, además de la propia ciudad de Madrid. Las medidas permiten la movilidad dentro de cada área municipal, pero restringen horarios y aconsejan salir para lo imprescindible e intentar no reunirse salvo lo estrictamente necesario y con pocas personas, los parques seguirán abiertos y los colegios y universidades funcionando también. Estas restricciones limitarán las entradas, salidas y aforos de los madrileños, aunque no excluirán las llegadas procedentes de otras ciudades o de Barajas (recuérdese que Barajas sólo ha aportado el 0,2 del toal de los contagios). El comité de expertos científicos ha asegurado que los durísimos datos de incremento de contagios, hospitalizados y UCIs (el 37% del total nacional) apuntan a que la situación en Madrid es muy grave y por tanto las medidas son inevitables aunque el pulso que el gobierno regional de Ayuso ha echado al Gobierno de la Nación y al comité de científicos, ha hecho que estas medidas lleguen más tarde de lo debido. Aún así, la inmensa mayoría de las Autonomìas las aprueban, salvo Madrid, que ha recurrido a los tribunales.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha adelantado este jueves -a escasas 24 horas del anuncio de nuevas restricciones y confinamientos selectivos- que la Comunidad de Madrid "solo restringirá zonas que cumplan los parámetros objetivos de alta incidencia de contagios" del Covid-19 y descarta, a priori, "el confinamiento que se produjo durante el estado de alarma salvo en una situación extraordinaria".

Una ciudad en la que más de 200 policías locales controlarán el perímetro de las 26 zonas más afectadas por los nuevos brotes por coronavirus, con el fin de garantizar el cumplimiento de las medidas anunciadas el pasado viernes por la Comunidad Madrid

Y VOX dijo:”Hágase Presidenta a Isabel Díaz Ayuso”. Y fue, sin más mérito que no haber hecho ni dicho nada (salvo naderías) y buscar avales para las inversiones de su padre. No sé el tiempo que lleva calentando su escaño en la Asamblea de Vallecas, pero nadie, salvo sus vecinos, la conocía cuando Pablo Casado ungió su cabeza con sus manos y la eligió “number one” del PP madrileño en nombre del padre Aznar.
  • 1