lahoradigital.com
Edición testing    28 de febrero de 2021

educación coronavirus

El pasado 13 de noviembre la Consejería de Educación de Madrid envió una carta al Ministerio rechazando 1.904.699 euros destinados al Programa para la Orientación, Avance y Enriquecimiento Educativo (PROA+). Este programa sirve para crear un plan de apoyo, motivación y acompañamiento para aquellos estudiantes que tienen necesidades educativas específicas y que Madrid ha rechazado por falta de participación. Desde la Federación de asociaciones de padres y madres del alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos han emitido un comunicado en el que exigen a la Consejería que acepten estas ayudas que son ahora más necesarias que nunca por los problemas a los que se enfrenta la educación en plena pandemia. Señalan que la gestión del Gobierno regional durante el Covid – 19 “está siendo una tomadura de pelo”, que quedan muchísimos puestos de profesores sin cubrir y que PROA+ funciona con gran éxito cuando la Administración lo apoya. Madrid, a pesar de conocer el plan desde verano, no informó a los centros hasta finales de septiembre, dejando 15 días hábiles para que pudieran solicitarlo. Mientras rechazan este plan y este dinero, desde el Ejecutivo madrileño exigen al Ministerio de Educación más ayudas económicas y amenazan con despedir a los profesores de refuerzo por coronavirus que finalizan su contrato el 22 de diciembre, lo que afectará a cientos de alumnos.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha sacado adelante una nueva normativa defendida por la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que permitirá al equipo docente evaluar a un alumno en función de unos objetivos generales establecidos por ellos mismos para que puedan alcanzar los conocimientos básicos. Serán los docentes los encargados de decidir si un estudiante avanza o no en su formación al considerar si cumplen estos nuevos criterios establecidos en su itinerario académico. Los partidos de la derecha han rechazado el RDL al considerar que conlleva un “aprobado general” y un consiguiente “empobrecimiento” educativo mientras Celaá ha asegurado que “afirmar que podrá titularse con suspensos es sencillamente falso”. Este Decreto recoge también la opción de reforzar las plantillas de profesorado con profesionales que no cuenten con el máster específico siempre que sea necesario.

Fue durante la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid

Propusieron al consejero Ossorio comenzar a trabajar ya en un pacto por la educación y la ciencia en Madrid. Reclamaron por la suspensión de los convenios con los ayuntamientos para la etapa 0-3 años, y por el despido de 20.000 docentes en los últimos 45 días. Recordaron que, a pesar de poseer el PIB más elevado, Madrid es dónde menos dinero se invierte por alumnos.

  • 1