lahoradigital.com
Edición testing    12 de abril de 2021

digitalización

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha abierto una consulta pública para subsanar las deficiencias del sistema español en la apertura y el crecimiento empresarial, incluyendo la innovación, modernización y digitalización de los mecanismos. El Ministerio de Asuntos Económicos pretende utilizar las opiniones de los actores empresariales para impulsar un Anteproyecto de Ley que estimule el tejido empresarial español. Esto pasaría por la eliminación de trabas administrativas que se traducen como discriminatorias a la hora de acceder y aumentar la actividad comercial, la digitalización y modernización de los procesos de registro e información relacionada con el registro mercantil y el aumento de las inversiones público-privadas. De esta forma, con esta nueva normativa las empresas de responsabilidad limitada no necesitarían de unos fondos mínimos de 3.000 euros exigidos ahora por la Ley de Sociedades, sino que se podrían crear por el precio simbólico de un euro y en un plazo de 10 días de manera digital. El anteproyecto recoge otros problemas como la unidad de mercado, la seguridad jurídica o los problemas en materia de morosidad que benefician ahora a las grandes empresas por el mantenimiento de las relaciones comerciales.

La ministra de Educación y Formación Profesional (FP), Isabel Celaá, y los consejeros de las comunidades autónomas de este ámbito han defendido este miércoles en la IV Conferencia Sectorial de Educación que las aulas son lugares seguros para los alumnos. Celaá ha asegurado que la situación epidemiológica en los centros educativos es de “contención” y tanto la ministra como los consejeros han coincidido en la importancia de mantener las clases presenciales. Además, en la reunión se han compartido las prioridades del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el ámbito de la Educación, que son la digitalización, la FP y la modernización del sistema educativo con equidad. Este plan, tal y como ha anunciado Celaá, contará con una financiación de más de 4.500 millones de euros procedentes de los fondos europeos. Asimismo, Celaá y los consejeros también han hablado sobre el desarrollo de un nuevo currículo más competencial a través de la Lomloe que, a juicio de la ministra, sea “menos enciclopédico y más competencial”.

El Ayuntamiento de Leganés, a través de la Delegación de Desarrollo Local y Empleo, ha iniciado un nuevo proyecto, en el que ya trabajan 16 personas, para impulsar y promocionar la digitalización del comercio local. Esta es una de las iniciativas recogidas en el acuerdo por el empleo firmado con UNELE y los sindicatos comarcales, incluido en el Plan Protege Leganés. El objetivo es impulsar el estado de la digitalización de los comercios de la ciudad, así como obtener un censo actualizado de este sector.

Todo esto respetando un punto clave, la lucha contra la brecha de género que es especialmente grave en el sector de las tecnologías digitales y que desde el Gobierno lo consideran como “injusta” e “intolerable”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves los ambiciosos planes la digitalización económica y social del país, uno de los principales puntos marcados para la Recuperación de España tras la crisis del coronavirus. Los planes, recogidos dentro de la Agenda Española Digital 2025, contarán con una inversión pública de 11.000 millones de euros tanto de la Agenda como de los Fondos europeos y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que dedica un tercio de su presupuesto total a la digitalización. Los tres ejes serían, el Plan de Digitalización de las Pymes, dotado con 5.000 millones de euros, el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, dotado con 2.600 millones, y el Plan Nacional de Competencias Digitales, que movilizará 3.750 millones de euros. Los objetivos primordiales que se pretenden alcanzar al acabar el plan, son que el 80% de la población esté formada en digitalización básica, que el 25% del volumen de negocio de las pymes provenga del comercio electrónico y que el 50% de los servicios públicos esté disponible a través de aplicaciones.

Pedro Saura, secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha reunido con los principales representantes del sector de transporte para concretar y revisar todas las materias de actuación que se contemplan dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia impulsado por el Gobierno. Saura ha remarcado la importancia de cumplir con uno de los cuatro puntos principales del plan, la Transición Ecológica, a través de la descarbonización y la mejora de la calidad del aire, impulsando y optimizando el transporte público. El departamento apuesta también por una optimización de las estructuras que permitan una movilidad inclusiva y segura para lograr la cohesión social y la igualdad, otros de los puntos principales de la recuperación española, así como la digitalización del sistema económico y social. De esta forma, se impulsarán proyectos como el “Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos” o “Movilidad sostenible, segura y conectada”. En la reunión también han participado Sergio Vázquez Torrón, secretario general de Infraestructuras, y María José Rallo, secretaria general de Transportes y Movilidad para perfilar las propuestas y observaciones de los objetivos marcados para el sector en el Plan de Recuperación.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha presentado una serie de nuevas políticas de empleo para garantizar su plena eficiencia. Centrándose en las necesidades de los jóvenes, esta estrategia laboral apuesta por la digitalización, del Big Data y la Inteligencia Artificial como garantías para alcanzar la renovación y la eficiencia de esta. Por otro lado, la ministra en materia, Yolanda Díaz, en la presentación del plan ante los representantes de las CCAA, ha puntualizado la necesidad de establecer unas actuaciones ligadas a la esfera europea para dar a conocer el empleo de los fondos por parte del país.

Este año de la segunda legislatura del Gobierno de Sánchez, ha estado marcado por la llegada de la pandemia del coronavirus y sus trágicos efectos. El Ministerio de Sanidad ha dirigido todos sus esfuerzos a la lucha contra la pandemia, y aprovecha para mejorar un Sistema Nacional de Salud deteriorado por los recortes y las privatizaciones. En este sentido, el Ejecutivo también ha apostado por medidas como la eliminación del copago farmacéutico o la regulación de precios de mascarillas y geles hidroalcohólicos para que sean accesibles para casi toda la población. La coordinación con las Comunidades Autónomas también ha sido clave en la lucha contra el Covid – 19, lo que ha servido para la mejora de los mecanismos de trabajo en conjunto y el refuerzo de la sanidad a nivel regional. Sanidad trabaja ya con vistas al futuro para preparar al país frente a la llegada de nuevas olas del coronavirus y evitar un colapso de hospitales y Atención Primaria y continua en constante seguimiento de la Estrategia de vacunación.

Moncloa ha publicado el balance del informe Cumpliendo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital dirigido por la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, que ha destinado gran parte de sus esfuerzos este año a las medidas de protección económica y recuperación de la crisis pandémica. En total, de los 11 Reales Decretos – ley aprobados por el Gobierno para la respuesta económica y social del coronavirus, siete han sido liderados por este departamento. Entre estas se encuentran algunas de las medidas más importantes como la reciente prohibición de los desahucios y del corte de suministros básicos, así como nuevas líneas e incentivos fiscales de ayuda al sector de hostelería, comercio y turismo, de los más castigados por la pandemia. En total, se ha destinado para esta causa un 20% del PIB junto a ayudas europeas por valor de 540.000 millones de euros impulsadas tras la aprobación del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia. No obstante, desde Asuntos Económicos también han mantenido sus compromisos de campaña, siendo prioritario el impulso de la transición digital de la economía española en línea con la transición ecológica.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha reunido con los representantes de los principales organismos de las Pymes para detallar el proyecto impulsado por el Gobierno para fomentar la creación y el crecimiento de estas empresas. “Las Pymes se han situado en el epicentro de la crisis y debemos colocarlas en el centro de la recuperación”, señalaba Maroto. Para ello, el Ejecutivo destinará 2.894 millones de euros de ayudas europeas recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para dotar a las Pymes de un “papel protagonista” en la reactivación económica del país. El plan cuenta con cinco objetivos estratégicos, el fomento del emprendimiento, el impulso del crecimiento empresarial, la digitalización, el impulso del sector comercial y la internacionalización. Según explicaba la ministra “el Plan recoge un importante número de reformas e inversiones orientadas a reforzar el ecosistema de las Pymes españolas, aumentando su competitividad y el crecimiento potencial mediante el refuerzo de su resiliencia y el impulso de la doble transición verde y digital”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha notificado una inversión pública de 600 millones de euros para el desarrollo de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, durante el periodo 2021-2023. Una estrategia que responde a los objetivos establecidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, con la finalidad de impulsar un crecimiento económico “sólido” y socialmente justo en los diferentes ámbitos de aplicación. El éxito de esta estrategia, que cuenta con hasta seis ejes de actuación del entorno digital y tecnológico nacional, podría incentivar la futura aportación económica del entorno privado, “si lo hacemos bien”.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido su proyecto presupuestario incluido en los Presupuestos Generales del Estado en su intervención en el Congreso. El proyecto apuesta por las líneas marcadas en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, destacando la digitalización y la sostenibilidad. Todas las políticas agroalimentarias y pesqueras están orientadas hacía planes que aseguren el mantenimiento del medioambiente y del entorno rural con planes de regadío y uso eficiente del agua, desarrollo de un sistema pesquero sostenible que garantice la conservación de los entornos naturales y los recursos y otros planes como la energía verde. El sector también apuesta por la digitalización y la innovación para impulsar el modelo del crecimiento económico y, a su vez, el atractivo para personas jóvenes y mujeres. El presupuesto total es de 8.496,2 millones de euros incluidos en la cifra total del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia con un aumento del 10’47% respecto a cifras anteriores.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, ha participado en la Asamblea General de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), en la que han confirmado que el Gobierno impulsará un proyecto tractor para la digitalización del sector comercial como palanca para su reactivación económica, dentro de la Agenda España Digital 2025.

Según los datos que acaba de publicar Eurostat y algún medio de información financiera internacional como Bloomberg, España, por desgracia, se lleva la palma en cuanto a haber sufrido la caída más importante del PIB en lo que va del 2020. La contracción de nuestra economía se cuantifica en un brutal descenso en términos interanuales del 22,1%, que no solo es la mayor de nuestra historia, salvo en periodos de guerras, sino que tenemos el dudoso honor de encabezar la lista a nivel mundial de los países más castigados económicamente por los efectos de la pandemia. Por detrás de España vienen países como Francia con una caída interanual del PIB del 19%, como México con un 18,9% de descenso, Italia con un -17,3%, Portugal con un retroceso del 16,5%, Bélgica -14,5% y una caída interanual del PIB de la Eurozona en su conjunto del 15%. Hasta aquí las malas noticias. A partir de ahora, la enorme oportunidade que tiene España y su Gobierno de situarnos ante un futuro tecnológico de progreso y menor dependencia turística.

Se trata de 50 medidas articuladas en torno a diez ejes estratégicos sobre la digitalización que se posiciona como una de las palancas clave para la recuperación económica y la modernización del tejido productivo español. La inversión se realizará entre el 2020 y el 2022, en línea con las estrategias de la Unión Europea y apoyada en el Plan de Recuperación Next Generation EU. Entre los objetivos se encuentran el despliegue del 5G, el refuerzo de la ciberseguridad, la digitalización de las administraciones públicas o el desarrollo de la Inteligencia Artificial. El presidente Pedro Sánchez considera que la Agenda España Digital “es uno de los pilares estratégicos en los que debe asentarse la recuperación económica”.

DESCARGA AQUÍ LA AGENDA ESPAÑA DIGITAL 20205