lahoradigital.com
Edición testing    23 de octubre de 2020

crisis económica

En la semana de la moción de censura de la ultraderecha de Vox, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos ha denunciado la práctica de “oposición de tierra quemada” que realiza el PP y su desnortamiento que ha convertido a la formación de Casado como “el gran problema político de España”. El dirigente socialista afirma que los conservadores han optado “por comportarse como un partido antisistema que niega la legitimidad democrática al Gobierno de Coalición”. Por eso, ha exigido a los populares que “voten NO, junto al resto de fuerzas democráticas, para decirle NO a la extrema derecha y decirle SI a la moderación”.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha negado que desde Europa se estén planteando bloquear los fondos europeos que le corresponden a nuestro país por la reforma de la elección del Consejo General del Poder Judicial. El secretario de Organización del PSOE ha afirmado que ésta es una “polémica artificial” que se enmarca en la estrategia del PP de desprestigiar las instituciones españolas en Europa.

Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera detallaron este miércoles el ambicioso Plan de Recuperación y Resiliencia en el que trabaja el Gobierno para canalizar la ayuda del Fondo Europeo de Recuperación que dotará a España con 140.000 millones de euros gracias al instrumento aprobado por la UE, el “Nest Generation EU”. En los próximos tres años se vehicularán alrededor de 72.000 millones de euros y el Ejecutivo se marca el objetivo prioritario de crear 800.000 puestos de trabajo.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.876.389 personas en septiembre, lo que representa un aumento de 84.013 cotizantes respecto a agosto (un 0,45% más). Como ya ocurriera el mes pasado, el sistema sumó más mujeres que hombres en septiembre: se han contabilizado 82.528 afiliadas más, mientras que el número de trabajadores crece en 1.485.

La guerra abierta de la Comunidad de Madrid contra el ministerio de Sanidad sigue su curso y el final del conflicto es aún incierto. El ejecutivo regional se niega a ver la realidad y a asumir que los datos de la pandemia están descontrolados, lo que no hará más que agravarse en las próximas semanas. Ahora, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso presume de unos datos de ingresos hospitalarios que ha ‘retorcido’ para que parezcan positivos cuando son todo lo contrario. El ministro Salvador Illa puso encima de la mesa los datos que justifican la adopción de medidas más contundentes: 13.449 nuevos casos en los últimos tres días, 223 fallecidos y una incidencia acumulada que se acerca ya a los 800 casos por cada 100.000 habitantes.

Sánchez y Ayuso acuerdan una mesa de trabajo de los gobiernos de España y de Madrid, contra la pandemia. Ayuso ha pedido que cese el activismo en las calles y el Presidente del Gobierno ha vuelto a pedir unidad porque "esta es una batalla epidemiológica, no ideológica", ha resaltado.

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso de este lunes había suscitado muchas expectativas por lo inédito del encuentro. Lo primero que ha pedido Sánchez es unidad, unidad y más unidad y ha dicho que "quienes esperaban confrontación se van a ir con las manos vacías". Y es que, efectivamente la opinión pública estaba expectante por las muchas discrepancias que ambas administraciones han tenido desde el inicio de la pandemia, en el mes de marzo. No obstante, dada la trancendencias geopolítica de Madrid, como km 0 de España, gran parte de la población y muchos líderes políticos deseaban por el bien de todos, que la reunión sirviera de cooperación y se dejaran a un lado las posturas ideológicas. Especialmente que desde el PP de Casado y el de Ayuso, se dejara de culpar permanentemente a Sánchez de la gestión que se realizaba en Madrid. Finalmente, a falta de que se concreten con hechos las palabras de este lunes, el Presidente socialista del Gobierno y la presidenta popular de Madrid, han llegado a un acuerdo de colaboración que se materializa en crear un “espacio de colaboración” que se reunirá semanalmente para analizar la situación y tomar las mejores soluciones. En un ambiente cordial, ambos dirigentes han explicado en una rueda de prensa conjunta la importancia de los acuerdos alcanzados y se han emplazado a seguir una senda de colaboración.

El líder de la oposición, Pablo Casado, lleva meses poniendo la gestión del gobierno de la Comunidad de Madrid, de Isabel Díaz Ayuso, como ejemplo de gestión de la pandemia. Estaban tan seguros de que lo que hacían era lo correcto que ha contrapuesto sus medidas con las que ha ido tomando el Gobierno central. Y se han opuesto al Estado de Alarma, y quisieron salir cuanto antes de las fases de la desescalada, incluso contra todo criterio científico. Pero hace un par de semanas, Ayuso se vió ahogada por los datos que sitúan a Madrid como epicentro europeo de la pandemia. Tanto es así, que su vicepresidente no tuvo màs remedio que lanzar una llamada de socorro y afirmó que el gobierno regional no puede por sí solo afrontar la situación. Enfrente, el presidente Sánchez reaccionó con prontitud y ofreció, como lo ha hecho desde el mes de junio, la ayuda del Ejecutivo central. Este mismo lunes acude a la Puerta del Sol a reunirse con Ayuso para ofrecerle toda su colaboración y establecer estrechos lazos de cogobernanza, porque lo que importa, dice Sánchez no son los colores políticos sino "doblegar la curva de rebrotes" en esta segunda oleda.

Estamos viviendo tiempos muy complicados. Esta es una época sumamente compleja donde estamos librando una batalla durísima contra un virus desconocido que se está llevando miles de vidas humanas en todo el mundo. Lo que nos plantea una gran lección a todos y también una serie de exigencias. La pandemia quiere ganarnos esta batalla. Nuestro deber como sociedad es no ponérselo fácil. Tenemos los medios pero lo que falta es voluntad política para unirnos todos. Al Partido Popular, y especialmente al gobierno de la Comunidad de Madrid les pido, salgan del tacticismo electoral y pongan la vida por encima de los votos, por favor.

Superado el mes de agosto vemos que la dimensión de las consecuencias del Covid-19 nos obliga a ser muy cautelosos con el camino hacia el futuro. A pesar del empeño puesto por autoridades y el propio sector, evitar el agujero turístico no ha sido posible. Los rebrotes no lo han facilitado; el teórico fin de la primera ola estaba demasiado cercana a la temporada veraniega y las certidumbres sobre optimizar la seguridad son escasas; las dudas que se ciernen sobre el curso escolar en toda Europa es prueba de ello.

El Gobierno repartirá un total de 15 millones de mascarillas a partir del lunes 21 de septiembre. Esta distribución contará con el apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y de entidades sociales. Se estima que los Ayuntamientos de las diversas localidades obtengan 11.998.000 mascarillas a repartir entre los habitantes, mientras que el resto irán destinadas a organizaciones como Cáritas, Cruz Roja y el Comité Español de Representante de Personas con Discapacidad (CERMI). La principal finalidad de este reparto es abastecer a las entidades locales y familias más necesitadas de mascarillas en unos momentos en los que los rebrotes del coronavirus están creciendo en algunas zonas del país.

Una semana más, la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados se ha convertido en un ‘control de reproches’, especialmente por parte de los partidos de la oposición. Pablo Casado, ha preguntado al presidente por unos hipotéticos recortes que deberá hacer el Ejecutivo en el fututo, y el Presidente socialista se ha mostrado contundente al recordar al PP la ‘operación Kitchen’ y les ha acusado de “tapar un delito con otro”. En el rifirrafe político de este miércoles la oposición ha vuelto a sacar a ETA, la corrupción, la gestión de la pandemia, la renovación de los órganos judiciales… en definitiva la ristra de acusaciones ya conocida.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado que su departamento está trabajando en un nuevo Real Decreto que incluya medidas para que los municipios aumenten sus recursos económicos para hacer frente a la crisis del coronavirus y tengan más margen presupuestario. Tras la no convalidación sobre los remanentes de tesorería de los entes locales, el Ejecutivo de Pedro Sánchez propone ahora una alternativa, aunque lamenta que la oposición haya bloqueado un sistema que venía a solucionar un problema estructural provocado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Partido Popular. Ahora, el Gobierno abrirá un proceso de negociación con los partidos de la oposición para garantizarse los apoyos necesarios. Si la medida sale adelante, supondrá una inyección de unos 3.000 millones de euros para los municipios y también mejorará las condiciones de financiación de aquellos ayuntamientos que peor situación económica tienen. El objetivo, según Montero, es no dejar a nadie atrás en la actual crisis provocada por la Covid-19.

Lenta y gradualmente crece el caos y la anarquía en Argentina sin que el gobierno kirchnerista reaccione ante las demandas provocadas por la crisis sanitaria y socioeconómica.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la orden ministerial de Hacienda que establece el reparto de 2.000 millones de euros a las Comunidades Autónomas correspondiente al tramo educativo del Fondo COVID, cuyo importe total asciende a 16.000 millones.