lahoradigital.com
Edición testing    14 de abril de 2021

corrupción PP

Estos días vemos desfilar en sede judicial, una vez más, a los no tan antiguos dirigentes del Partido Popular, Javier Arenas, Dolores de Cospedal, Álvarez-Cascos, Federico Trillo, Rodrigo Rato y los ex presidentes del Gobierno español José María Aznar y Mariano Rajoy, entre otros, que declaran en la Audiencia Nacional. Uno tras otro, la cúpula del PP, se presenta como testigos en el juicio por el pago de la reforma de la sede de Génova del PP con dinero de esa “caja B”, que definen con todo lujo de detalles, "los papeles del ex tesorero Bárcenas", en el llamado Caso Kitchen. Faltan a la verdad, en este caso, como mintieron en la primera parte del caso Gürtel, cuando nada menos que un vicepresidente, Rodrigo Rato, también involucrado en esta causa, ya salió condenado y encarcelado, por el caso Bankia. Y aunque Casado diga que son cosas del pasado, el pasado vuelve cuando su número dos, Teodoro García Egea, emula a Aguirre y su cúpula en el caso Tamayazo, con la compra de tránsfugas en Murcia. Lo que demuestra que el viejo y el nuevo PP siguen manteniendo una tóxica atracción fatal por la corrupción.

La portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra ha recalcado que “la respuesta de Casado ha sido exactamente la misma que la de quienes le precedieron en el puesto, intentar tapar la corrupción con más corrupción”. Lastra califica de nuevo “tamayazo” el aborto de moción en Murcia, después de que tres diputados de CS retirarn su apoyo a la moción, un día después de haberla firmado con el Psoe. “La derecha de Gürtel, de la Púnica, de Brugal, de Correa, de Rato, de Mato, la derecha que corrompió la política y las instituciones con el ‘tamayazo’ de Aguirre, vuelve a hacerlo con el ‘tamayazo’ de Casado”, en una corrupción que “ya no salpica al PP, sino que lo inunda” zanjaba la vicesecretaria general del Psoe. De esta forma, defendía que el mejor candidato "contra este mercado persa que compra gente y vende cargos" es Ángel Gabilondo reconocido político de una decencia, transparencia y honestidad incuestionable.

La máxima del buen votante de derechas de toda la vida ha sido: "si saben robar, que roben, pero que nos dejen a nosotros también llevarnos algo". La picaresca y las corruptelas son parte de nuestra idiosincrasia y de una carencia de educación cívica respecto a nuestros derechos y obligaciones como miembros de una sociedad democrática y solidaria. Algo que llevamos arrastrando casi cinco décadas desde la dictadura de Francisco Franco. Sólo hay que ver cuantos personajes públicos de cualquier ámbito (empresarios, políticos, artistas, deportistas, youtubers, etc) han incurrido en delitos fiscales o en prácticas tributarias y financieras poco éticas, y aún así siguen siendo los más admirados del panorama patrio. Por ello, para muchos votantes de la derecha sigue vigente aquel dogma de fe “ultraliberal” que considera “saber robar un arte”, siempre que ¡nos dejen algo para robar nosotros también!.

La fiscalía anticorrupción incorpora al proceso de investigación de la Operación Púnica los contratos adjudicados por el Partido Popular y su actual Portavoz Mirina Cortes a Waiter Music. El órgano considera que dicha información podría ser clave para esclarecer la trama.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se enfrenta a 8 años de prisión por delitos de fraude a la administración y malversación de caudales públicos por la compra de la empresa brasileña Emissao con fondos públicos del Canal de Isabel II.

El Partido Popular en la Comunidad de Madrid quiere designar como senador autonómico a David Erguido, investigado por la Guardia Civil en la trama Púnica, por lo que automáticamente se convertiría en aforado y su caso se tendría que investigar en el Tribunal Supremo

A seis días de la final, el principal enemigo de Pedro Sánchez y el Psoe, pueden ser las "confiadas encuestas". Ni las televisiones ni los debates. Eso se ha quedado muy anticuado. Aunque sirven como pasto y devaneo de politólogos demoscópicos que no quieren perder protagonismo y tienen que amortizar su trayectoria profesional, mientras se adaptan a los tiempos nuevos donde la incertidumbre es quien reina. Adaptarse a la incertidumbre es ganar.

La gestión y construcción de 7 hospitales construidos en Madrid durante la última etapa de Esperanza Aguirre es un tema del que Podemos advirtió en su momento. La formación morada acusa al PP madrileño de prevaricación, fraude, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias. Los grandes proyectos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid son investigados desde marzo de 2018.

De momento, la Consejería de Sanidad de Madrid ha entregado a la Fiscalía Anticorrupción la documentación solicitada. Bajo la dirección de Ruiz Escudero, Sanidad está colaborando absolutamente con la Fiscalía.
  • 1