lahoradigital.com
Edición testing    25 de septiembre de 2020

Consejo Europeo

Hay una serie de películas italianas, que tiene su réplica francesa, en las que ponen de relieve en clave de humor las diferencias de identidad entre los ciudadanos del Sur y del Norte de los respectivos países, que hacen énfasis en los estereotipos culturales de unos y otros. En España se intentó también con los ocho apellidos vascos y catalanes. Los estereotipos regionales existen en todas las latitudes, en muchos casos sirven de broma, unas veces con gran carga ofensiva. Estos terminan en la mayoría de las ocasiones convirtiéndose en verdaderos prejuicios que condicionan y orientan decisiones políticas y económicas. Los PIGS de ayer y los frugales de hoy son consecuencia de esto.

Seguramente, hemos asistido a uno de los momentos más importantes de la historia de Europa y España de los últimos años. Atrás quedaron capítulos fundamentales como la creación de la Comunidad Económica Europea (25 de marzo de 1957, gracias a los llamados Tratados de Roma) o el Tratado de Maastrich (7 de febrero de 1992) que significaron hitos para la construcción de una Europa unida, fuerte y cohesionada.

Mª Jesús Montero, portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, ha celebrado que tras 5 días consecutivos de reuniones en el Consejo Europeo, los 27 hayan alcanzado un importante acuerdo para hacer frente de forma unitaria a la crisis sanitaria y económica del coronavirus. El Fondo de Recuperación Post- Covid de 750.000 millones de euros aproxima una UE más fuerte, más justa y cohesionada. La reunión de Bruselas acabó en torno a las 5:30 de la madrugada, y a su término, el presidente Pedro Sánchez se desplazó a Madrid para presidir el Consejo de Ministros, donde fue recibido con un fuerte aplauso por los miembros de su Gabinete. "No estoy satisfecho al 100%, pero sí al 95%. Es un acuerdo histórico para Europa y muy bueno también para España", ha dicho Sánchez. Se acerca mucho a las posiciones iniciales de nuestro país.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez ha salido exultante del histórico Consejo Europeo Extraordinario en el que los 27 países comunitarios han acordado un ambicioso paquete financiero que impulsará las prioridades estratégicas de la Unión Europea para superar la crisis del Covid-19. Para Sánchez “Europa se ha enfrentado a un reto histórico y ha sabido responder con un acuerdo histórico”. Todos los líderes del club comunitario salen muy satisfechos, incluso los representantes de los países frugales que han conseguido reducir las transferencias directas a los países más afectados, así como mecanismos de control, pero se ha mantenido el montante inicial de la inversión global propuesta hace semanas por la Comisión Europea.

Pedro Sánchez ha luchado a fondo en la cumbre de la EUCO y ha tenido éxito. Con él, los presidentes Conte, de Italia, Costa, de Portugal y Macron, de Francia. Eso si, apoyados por la todapoderosa Alemania con Angela Merkel como maestra de ceremonias, esta vez si, Europa ha dado ejemplo poniendo por delante la solidaridad como uno de los grandes valores europeos. Los grandes tenían claro que Europa, en esta desastrosa situación de pandemia mundial, o era solidaria, generosa y valiente en las ayudas, o se hundía. Frente al nuevo orden mundial que ha adquirido el panorama con las grandes potencias en el eje central con China, Rusia y Estados Unidos. Tras cinco días de interminables y durísimas reuniones multilaterales, al fin el Consejo Europeo ha aprobado la concesión de 750.000 millones para la reconstrución frente al Covid19, de los cuales 140.000 corresponden a España, la mitad más o menos en créditos y la otra mitad en ayuda directa (no reembolsable). Todo un éxito para el Presidente Charles Michel, y sobre todo para el Presidente español, Pedro Sánchez. Veremos cómo se lo toma el jefe de la oposición, Pablo Casado, que ha hecho todo lo posible para que Sánchez, y por ende, España sacase malos resultados en esta cumbre.

Al filo de la noche del cuarto día consecutivo de reuniones para negociar el Fondo de Recuperación post-Covid19, el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha lanzado una nueva propuesta basada en los 750.000 millones de euros de los que 390.000 millones de euros se destinarían a ayudas directas o subvenciones a fondo perdido y el resto correspondería a préstamos. Esta propuesta, con algunos matices sobre el control y la unanimidad exigida, desbloquea en parte las negociaciones, multilaterales, que se vienen produciendo desde hace 4 días y en las que los grandes países tratan de vencer "la tacañería y las rigidez" de los llamados "países frugales", Paises Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca.

Lo dijeron todos los líderes europeos el pasado viernes antes de entrar a la reunión en Bruselas, estamos ante uno de los Consejos Europeos más importantes de la historia, pero las posiciones siguen alejadas y el acuerdo será muy complicado, a la vez que enormemente necesario. Entramos este lunes en el cuarto día de negociaciones maratonianas con reuniones bilaterales, encuentros informales, intercambio de propuestas y contrapropuestas… pero los cuatro países autodenominados ‘frugales’ (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia) junto a Finlandia siguen bloqueando el acuerdo porque quieren recortar la propuesta de la Comisión Europea sobre el fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros así como el presupuesto plurianual de la UE. Enfrente están el resto de socios comunitarios encabezados por Alemania, Francia, España e Italia que consideran inasumibles las peticiones de los primeros. A las cuatro de la tarde de este lunes se reanuda el encuentro de los jefes de Estado de y Gobierno en un nuevo intento de llegar al consenso definitivo.

Desde el comienzo de la cumbre europea para definir las ayudas económicas a las países miembros de UE, para paliar los efectos del Covid-19, se han hecho patentes las tensiones entre norte y sur. Pese al esfuerzo del presidente español, Pedro Sánchez, y al optimismo del presidente francés, Emmanuel Macron, quien ve posible el pacto aunque "no será a costa de la ambición europea", la canciller alemana Angela Merkel se ha mostrado preocupada e incluso ha señalado que el acuerdo por los fondos de recuperación podría no llegar a buen puerto ya que "todavía hay muchas diferencias" marcadas por Holanda, Suecia, o Dinamarca, los llamados países frugales. La cuestión es cúanto dinero habrá de créditos y cúanto de subvenciones y fondos no reembolsables. También está de por medio el posible control de la UE a los gobiernos pidiendo medidas de austeridad, algo para lo que el PP español ha trabajado profundamente de forma desleal a España.

Desde las 10 de la mañana de este viernes 17 de julio los líderes de los 27 países de la Unión Europea participan en el transcendental Consejo Europeo donde se trata la aprobación del fondo de recuperación tras la pandemia del coronavirus así como el presupuesto plurianual de la UE. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha hecho unas breves declaraciones a la entrada de la reunión en las que enfatiza que llega a Bruselas con el compromiso de “defender los intereses de España” y también la posición de nuestro gobierno respecto a la gobernanza del fondo de recuperación que está en línea con lo propuesto por la Comisión Europea. Sánchez ha manifestado que estamos ante un Consejo “histórico” e “inédito” por la situación que vive Europa tras desatarse la pandemia de la Covid19.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se reunió este martes con la canciller alemana Angela Merkel antes del trascendental Consejo Europeo de los próximos 17 y 18 de julio en el que los 27 de la UE debatirán sobre la reconstrucción tras el Covid-19 y el presupuesto plurianual de la Unión para hacer frente a la crisis económica. El dirigente español tuvo un encuentro más cordial con su homóloga alemana que con el primer ministro holandés el pasado lunes. Tanto España como Alemania apuestan por una salida que fortalezca los vínculos europeos y, aunque reconocen las dificultades y divergencias, apuestan por una respuesta “coordinada, concertada y con prontitud” para superar cuanto antes la situación.

El presidente del Gobierno comenzó este lunes un periplo por las capitales europeas del norte que tratarán de torpedear este fin de semana un acuerdo de reconstrucción que ayude a los países más golpeados por la pandemia. Y lo hizo presentando las credenciales de nuestro país al más duro de los representantes de los países “frugales”, el impermeable primer ministro holandés, Mark Rutte. España no está dispuesta a ceder ni un milímetro y el presidente español explicó a su homólogo holandés la importancia de alcanzar un acuerdo solidario y ambicioso en julio que sea beneficioso para toda Europa. A pesar de los ataques de la caverna mediática española que defiende más las posturas de dirigente holandés que la estrategia de nuestro presidente, las buenas dotes negociadoras de Sánchez hacer prever un largo Consejo Europeo del que debe salir una Europa más fortalecida.

España ha formalizado la candidatura de Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a la presidencia del Eurogrupo, órgano presidido hasta ahora por el portugués Mario Centeno. El plazo para presentar las candidaturas finaliza hoy y la elección se ejecutará el próximo 9 de julio, en la reunión del Consejo Europeo.

El presidente del Consejo Político Federal del PSOE y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, indica que “vienen decisiones esenciales en el futuro”, como las que esta semana han debatido en el Consejo Europeo el Pacto Financiero Plurianual y el Plan de Reconstrucción, donde se ha pedido “unidad interna y externa, coordinación y, dejar a un lado lo que nos separa, para conectarnos en lo que nos une”. “España en estos momentos se merece que los partidos políticos estén unidos para superar la pandemia en lo sanitario, económico y social”.

Este miércoles, 27 de mayo, la Comisión Europea presentará con más detalle el plan de ayudas a los países miembros tras el Covid-19. Éste, contendrá una propuesta para el futuro presupuesto de la Unión Europea a largo plazo entre 2021-2027. El vicepresidente de la CE, Vladis Dombrovskis señaló que el fondo propuesto está en torno a billón y medio de euros, que incluirá préstamos y subvenciones, en la línea de lo solicitado por el presidente español, Pedro Sánchez, junto con el primer ministro de Italia Guiseppe Conte y el Presidente de la República francesa, Emmanuel Macron.

El Gobierno prorroga hasta el próximo 15 de junio la restricción de viajes no imprescindibles a países de la Unión Europea.