lahoradigital.com
Edición testing    23 de enero de 2021

Comunidades Autonómas

El continuo incremento de contagios y el aumento de las muertes por coronavirus ponen en alerta a las distintas Comunidades Autónomas, que solicitan al Gobierno más herramientas jurídicas para ampliar las restricciones y combatir la tercera ola. En este sentido, los Gobiernos autonómicos aúnan esfuerzos para que el Ejecutivo modifique el Estado de alarma, con el fin de adelantar el toque de queda más allá de las 22.00 horas, como está fijado actualmente. Ya son 13 las autonomías que se han mostrado favorables a la reforma, y tan solo cinco no tienen clara su posición, por lo que dicha propuesta se debatirá este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), para consensuar una decisión definitiva.

El Ministerio de Sanidad ha actualizado los datos vacunación en España con la información aportada entre el miércoles y el jueves por la CCAA. Las comunidades han administrado el 59’3% de las vacunas recibidas, un total de 676.186 dosis, 200.000 más que las registradas el lunes. En cabeza se mantienen la Comunidad Valenciana, Asturias, Galicia, Castilla y León y Cantabria, con entre el 70 y el 85% de los viales administrados, después las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, con un 75’6% y un 91’1% respectivamente. A la cola, País Vasco y Madrid, con apenas un 41’2% de las dosis utilizadas. Esta última región, aunque aumenta considerablemente el ritmo inyectando 38.488 viales en los últimos días, se sitúa muy por debajo de los objetivos. Las Residencias de Mayores de Madrid denuncian que el 88’75% del total de los centros no han recibido ni una dosis y el gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso, ya ha confirmado que no podrá cumplir los objetivos de Sanidad marcados para esta semana. Desde el Ministerio de Sanidad mantienen que a finales de esta semana las Comunidades tendrán que haber administrado una primera dosis a todos los usuarios y trabajadores de las residencias, algo que comunidades como La Rioja, Andalucía y Galicia sí cumplirán.

La pandemia de coronavirus vuelve enfrentar a los estudiantes y a las universidades españolas. Los universitarios denuncian que la gran mayoría de centros celebren los exámenes de manera presencial a pesar del repunte de contagios y la actual ola de frío. Asimismo, el alumnado no comprende que la forma de evaluación sea presencial, cuando la docencia a lo largo de todo el curso ha sido semipresencial, o incluso online en algunos casos. En definitiva, los universitarios sienten que no se les tiene en cuenta en una situación que no está siendo fácil, por lo que han manifestado su opinión a través de las redes sociales o incluso con recogida de firmas. A la protesta se ha sumado el Sindicato de Estudiantes (SE), que ha exigido que se paralice de manera “inmediata” la realización de exámenes de manera presencial, ya que consideran que se “pone en riesgo la salud de los estudiantes y sus familias”. Aun así, parece que los rectores siguen sin escuchar las réplicas del conjunto estudiantil y este martes han vuelto a reiterar que hasta el último de los exámenes se realizará en las aulas.

España se encuentra en una situación de alerta extrema ante el repunte en los contagios de coronavirus. Desde finales de diciembre, se muestra un empeoramiento de la pandemia y las comunidades autónomas han comenzado a endurecer sus restricciones tras la relajación de las medidas permitidas durante las fiestas navideñas. En el marco de la situación, muchas autonomías han optado por mantener el confinamiento perimetral en sus regiones, otras creen oportuno aplicar medidas en la hostelería y el comercio, mientras que Cataluña y la Comunidad Valenciana han impuesto el teletrabajo como forma para reducir la movilidad. Asimismo, algunos gobiernos regionales ya han anunciado que reforzaran las medidas impuestas hasta ahora para evitar que las cifras que está dejando la pandemia sigan en alza, ya que, tal y como han comentado las autoridades, se espera que pronto se llegue al pico de la tercera ola.

A pesar del frío, la pandemia sigue su curso y la tercera ola tan temida parece que es inevitable. Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 61.442 nuevos contagios desde el pasado viernes, el mayor incremento registrado en un fin de semana desde que el virus llegó al país. Asimismo, la cifra de fallecidos también ha ascendido, situándose en 401 personas. Por lo tanto, el número de personas afectadas por la enfermedad desde el inicio de la pandemia se sitúa en 2.111.782, mientras que la cifra total de fallecidos aumenta a 52.275. Actualmente, la incidencia acumulada se encuentra en 435,62 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que el pasado viernes era de 350,48, sufriendo una importante subida. Junto a estos datos, también es preocupante el incremento de la presión hospitalaria en los últimos días, ya que se contabilizan más de 17.900 personas que necesitan ingreso hospitalario a causa de la enfermedad.

La borrasca ‘Filomena’ y la ola de frío que se extenderá en los próximos días ha obligado a algunas comunidades autónomas a suspender las clases en distintos niveles educativos. La Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Aragón han cerrado sus centros educativos el lunes y martes, mientras que una parte importante de Castilla y León y 49 ayuntamientos de Valencia han optado por suspender las clases tan solo el lunes. Asimismo, los Gobiernos de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha estudian prolongar dicho cierre más allá del martes, hasta que la situación en ambas comunidades mejore y se pueda garantizar de manera correcta la seguridad de los alumnos y docentes. En general, todas las autonomías afectadas por ‘Filomena’ trabajan a contrarreloj para solucionar los problemas causados por la borrasca, que ha dejado carreteras cortadas, clases suspendidas y algunas ciudades, como la capital, con calles aun intransitables.

Esta previsión estaba ya lista desde hace varios días en el Comité Estatal de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil (CECOD), que preside Pedro Sánchez con los ministros Ábalos y Marlaska.

Las 350.000 nuevas dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus han llegado este lunes a los aeropuertos designados, salvo al de Madrid-Barajas, debido a las grandes placas de hielo y a la abundante cantidad de nieve que se encuentra en la capital. Esta contingencia, prevista desde ayer, se ha solucionado desviando el vuelo dirigido a la Comunidad de Madrid hacia el aeropuerto de Foronda, en Vitoria, aunque ahora el problema reside en cómo repartir la vacuna a todos los rincones de España tras el temporal ‘Filomena’. Pese a la incidencia climatológica, el Gobierno ha impuesto como prioridad que no se altere la campaña de vacunación contra la Covid-19, comprometiéndose a garantizar lo antes posible el suministro de la próxima remesa de vacunas, despejando en primer lugar Barajas, y seguidamente repartiendo las dosis por carretera. De esta manera, el Ejecutivo prepara convoyes guiados para facilitar el transporte de camiones con alimentos y vacunas, para poder distribuir los suministros a las distintas comunidades autónomas lo antes posible.

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Cazón, ha asegurado que es posible evitar un nuevo confinamiento nacional con la aplicación de las “medidas actuales”. En una entrevista al programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, la secretaria ha confirmado los primeros rebrotes tras las celebraciones de Navidad. Las Comunidades Autónomas más afectadas por la Covid-19, han comenzado a aplicar medidas más severas, incluso han exigido el confinamiento de sus regiones, como el caso de Castilla y León. Cazón ha querido lanzar un mensaje de optimismo respecto a los casos de la nueva cepa registrados en España, asegurando que se trata de casos minoritarios y dados en personas con una vinculación directa con el Reino Unido. Por su parte, la secretaria ha justificado la lentitud de la campaña de vacunación que se está llevando en el país, puntualizando que se trata de un procedimiento totalmente incipiente que irá aumentando de forma progresiva.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), María José Sierra, han comunicado este lunes la “preocupante” situación en la que se encuentra el país tras las fiestas navideñas. El último balance de la pandemia realizado durante el puente de Fin de Año representa un aumento de los contagios, así como de la presión en los hospitales y en las UCIs. Desde el jueves 31 de diciembre se han notificado 30.579 nuevos casos, llegando a sobrepasar los 1,9 millones de contagios desde el inicio de la pandemia. El número de muertes ya ha llegado a las 51.078 desde que el virus llegó a España, notificando 241 decesos desde el día de Nochevieja. Por su parte, la incidencia acumulada de la enfermedad desciende siete puntos, hasta los 272,22 casos por cada 100.000 habitantes, aunque sigue situándose en riesgo extremo. Junto a estas cifras, también cabe destacar el incremento de la presión hospitalaria, ya que en el país hay 13.458 pacientes ingresados por Covid-19 y 2.192 en una UCI. Este conjunto de datos ha generado que las comunidades autónomas comiencen a mover ficha y endurezcan las restricciones contra el virus.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha adelantado que el déficit público cerró 2020 conforme a la estimación prevista de “en torno al 11,3% del PIB”, con una caída de los ingresos cercana al 7,6%, como consecuencia de la crisis generada por la pandemia de la Covid-19. Estas cifras suponen la mayor bajada en términos de porcentaje de déficit registrada en un solo ejercicio, en torno a tres puntos. En este sentido, Montero ha avanzado que dichos números se situarán en los entornos estimados, aunque a lo largo del mes de enero se tendrá una aproximación más clara, una vez se cierre la contabilidad y cuando las autonomías y las entidades locales comuniquen sus finanzas públicas. Asimismo, la ministra ha explicado que se continuará con las políticas “anticíclicas” y ha abogado por unos Presupuestos “expansivos” en 2022, retrasando el plan de ajuste a cuando sea realmente necesario y “lo exija la Comisión Europea”.

El Gobierno ha anunciado a primera hora de este martes la llegada de la primera gran remesa semanal de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus, compuesta por 369.525 dosis. El lote debió recibirse este lunes, pero sufrió un retraso en su entrega debido a un problema logístico de la compañía farmacéutica. Las vacunas han llegado en cinco vuelos diferentes que han aterrizado en los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Vitoria, y de allí se manda su correspondiente pedido a los aeropuertos de Valencia y Sevilla, y desde estas ciudades serán distribuidas al conjunto de las autonomías para que pueda continuar la vacunación masiva contra la Covid-19 en España, tras inyectarse las primeras dosis el pasado domingo.

El periodo medio de pago a proveedores (PMP) de la Administración central se cifra en octubre en 30,59 días, 4,88 días menos que en septiembre, mientras que en las comunidades autónomas se sitúa en 33,17 días, con lo que se reduce en 1,6 días con respecto al mes anterior, suponiendo una disminución del 4,6%. Las Entidades Locales tienen un PMP de 68,42 días en octubre, mostrándose un descenso de 5,29 días en relación con septiembre, mientras que el PMP registrado en los Fondos de la Seguridad Social en el décimo mes del año se sitúa en 14,29 días, aumentando en 3,65 días con respecto al mes anterior.

Casi 160.000 familias españolas en las que conviven más de 460.000 personas recibirán en el mes de diciembre el Ingreso Mínimo Vital, tal y como ha hecho público este miércoles el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. El ministro ha explicado que se han recibido 1,1 millones de solicitudes para cobrar el subsidio desde los seis meses que lleva abierta esta prestación y que la Seguridad Social ya ha tramitado casi el 80%, gestionando cerca de 800.000 solicitudes. Sin embargo, aproximadamente el 50% de las solicitudes tramitadas han sido denegadas, la mayoría por superar los niveles de renta y patrimonio. Como consecuencia, la cifra de hogares que recibirán esta prestación se quedará muy lejos de los 850.000 previstos inicialmente por Escrivá esta misma semana.

Finalmente, el Gobierno optará por aumentar el número máximo de personas en reuniones familiares a 10, siempre que las reuniones sean con la familia y en las fechas señaladas de las fiestas. La propuesta inicial de Sanidad presentada hace una semana mantenía el máximo en 6 pero fueron varias las regiones que pidieron que se aumentara esta cifra, entre ellas Madrid, Cataluña y País Vasco. Asimismo, solo se pueden saltar el confinamiento perimetral de las regiones con una excepción, para que aquellos que viven lejos de sus familiares puedan juntarse. Madrid ya ha dicho NO. Pero las normas son de acato obligatorio para todas las CCAA. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha insisido "estas navidades en casa". También ha pedido a los estudiantes que cumplan la cuarentena antes de volver a casa con sus familias.

La Seguridad Social registra su mayor subida de afiliados desde 2006, con 31.638 personas, siendo noviembre el séptimo mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media. Asimismo, el número total de ocupados medios se ha situado en 19.059.094 cotizantes, cifra conseguida por primera vez desde marzo. Sin embargo, el paro aumenta en 25.269 personas, siendo también una buena subida desde 2012, y el número de personas en ERTE se sitúa en 746.900, tras sumar 18.000 trabajadores más en esta segunda ola de coronavirus. No obstante dos terceras partes de los trabajadores en ERTE han recuperado su trabajo.