lahoradigital.com
Edición testing    23 de octubre de 2020

Comunidades Autonómas

España sigue presentando malos datos en esta segunda ola de la pandemia de coronavirus, algo que sucede en toda Europa. El Ministerio de Sanidad, dirigido por Salvador Illa, ha reportado este martes 13.873 nuevos positivos y ha añadido 218 fallecimientos al balance total, lo que eleva la incidencia acumulada en los últimos 14 días a 322,9 casos por 100.000 habitantes, la mayor registrada desde que comenzó la epidemia en el mes de febrero y marzo.

El Ministerio de Sanidad, de Salvador Illa, ha asegurado el reparto de 7.776 respiradores a las CCAA desde el inicio de la pandemia de coronavirus, cubriendo de esta manera el 95 por ciento de las necesidades comunicadas por las distintas regiones. Esta acción ha generado que los hospitales del Sistema Nacional de Salud cuenten actualmente con un parque de 13.557 respiradores.

El Ministerio de Sanidad plantea una reforma del sistema de alerta temprana y control de la pandemia que presentó en julio, para ahora establecer cuatro niveles de alerta con unas medidas mínimas para coordinar las restricciones frente a la Covid-19 en las distintas comunidades autónomas, adaptables según la situación y el contexto de cada región.

La ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, trasladó a las Comunidades Autónomas el efecto de la suspensión de las reglas fiscales para los años 2020 y 2021 durante la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Con esta decisión las administraciones autonómicas verán incrementados sus recursos de financiación para hacer frente a la crisis producida por el coronavirus. No obstante, el Ejecutivo ha recomendado no superar el 2,2% de déficit en el próximo ejercicio, a pesar de que el Gobierno asumirá la mitad de ese déficit.

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, deja en manos de las comunidades autónomas que un alumno pueda pasar de curso sin límite de asignaturas suspensas, siguiendo el contexto de la pandemia de coronavirus. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto Ley donde se establece que los docentes valorarán la evaluación global del estudiante y no el número de materias suspensas, lo que contradice una Ley de mayor rango, la LOMCE, que aún sigue vigente.

El infantilismo político de Ayuso, cuya ineficacia ha originado el descontrol de la pandemia en Madrid, foco pandémico europeo, basó su acuerdo con el Gobierno en extender normas al resto de CCAA

Las posiciones del PP y de su gobierno en la Comunidad de Madrid, en manos de Isabel Díaz Ayuso, siguen una actitud frentista contra el Gobierno de España en medio de la peor pandemia de los últimos 100 años. El Ejecutivo de Pedro Sánchez, instalado desde hace meses en "la unidad y centrado en la lucha contra la Covid-19", sufre permanentemente una política de tierra quemada, plagada de provocaciones de la derecha y la ultra derecha que les invitan a la confrontación. Ante esto, el Gobierno ha optado por armarse de paciencia para priorizar lo verdaderamente importante ahora: "controlar la incidencia del Covid, especialmente en Madrid, que ostenta el 30% de los casos, muertes y hospitalizaciones". Así, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, armado de "paciencia infinita" en su negociación con el Gabinete de Ayuso, ha conseguido alcanzar un acuerdo para que Madrid asuma que debe endurecer las restricciones en su región para frenar el descontrol comunitario de la Covid-19, que es el más alto de toda Europa. Muchos pedían "Ya" una intervención inmediata del Gobierno que hubiera conllevado a un "choque de trenes y a un conflicto judicial entre administraciones", olvidando lo urgente de la situación. Si el "infantilismo político" de Ayuso, para tapar sus errores, exigía "un criterio común para todas aquellas ciudades españolas de más de 100.000 habitantes por el que se llevarán a cabo limitaciones a la movilidad cuando se superen unos determinados umbrales en tres parámetros concretos", Illa se lo ha concedido y de esa forma salvar a Madrid sin más dilación, donde ya se está llegando tarde.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), celebrado este miércoles, una nueva estrategia para aumentar las medidas control de la COVID-19.

Fernando Simón, director del CCAES, advierte de posibles rebrotes de Covid-19 en alguno de los 28.000 colegios de España debido a la reapertura de los centros escolares, pero intenta calmar a la población recordando que las medias tomadas “son muchas y deberían de ser eficaces”. Ha insistido en la diferencia de casos entre las CCAA.

Vivimos una segunda ola de la pandemia en España, que podría llegar al resto del continente europeo en unos días, y que está ya aumentando la presión hospitalaria de muestro país dado el incremento de ingresos por Covid-19. El número de positivos, la mayoría asintomáticos, ya supera el medio millón de contagios desde que comenzara la pandemia a finales del mes de febrero. Cabe destacar que este incremento también viene dado por la gran cantidad de pruebas PCR que se realizan, en torno a medio millón por semana.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la orden ministerial de Hacienda que establece el reparto de 2.000 millones de euros a las Comunidades Autónomas correspondiente al tramo educativo del Fondo COVID, cuyo importe total asciende a 16.000 millones.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, junto al Grupo Parlamentario Socialista plantearán al resto de formaciones una modificación normativa para que las iniciativas jurídicas que tomen las Comunidades Autónomas para frenar la pandemia del coronavirus tengan suficientes garantías jurídicas.

Todas las autonomías han apoyado este plan de medidas protocolarias para el inicio del nuevo curso, salvo el caso del País Vasco, una serie de medias que ha declarado que “llegan tarde” y que son poco ambiciosas. Pese a esto, ya se están llevando acabo las diferentes adaptaciones de protocolos en las diferentes comunidades.

El presidente del Gobierno ha presidido el primer Consejo de Ministros tras el parón veraniego y ha comparecido en rueda de prensa para anunciar las medidas aprobadas. El jefe del Ejecutivo, ante la “preocupante situación” de la pandemia del coronavirus ha vuelto a insistir en la co gobernabilidad entre el Gobierno central y las administraciones autonómicas. Así, ha recordado que los presidentes y presidentas de las autonomías que lo consideren podrán pedir la activación del estado de alarma para dar respuesta a la extensión de la Covid-19. Sánchez también se ha referido a la vuelta al colegio que ha asegurado que se realizará con todas las garantías sanitarias posibles; y a la intención del Gobierno de comenzar una ronda de contactos con el resto de grupos parlamentarios para abordar la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este viernes las medidas que han acordado todas las Comunidades Autónomas y el Gobierno Central para controlar los rebrotes del Covid-19. Entre ellas, destaca la prohibición de fumar en la vía pública si no hay distancia de seguridad, el cierre de discotecas y pubs en toda España, la prohibición de hacer botellón y restricciones horarias para la hostelería, restauración y bares. También se ha aprobado nuevas medidas para los centros sociosanitarios que harán pruebas de PCR a los nuevos ingresos, a los empleados que regresen de permisos y visitas estarán restringidas. Illa insiste en que no estamos en la situación vivida en marzo y que no hay previsión de colapso hospitalario, pero insiste en que hay que seguir alerta y no se puede echar por tierra todo lo conseguido.

Galicia es una de las comunidades que ha puesto en marcha restricciones respecto a fumar en lugares públicos o al aire libre, ahora bien, ¿qué quieren hacer el resto de comunidades? Navarra por ejemplo, va establecer medidas reduciendo las reuniones sociales, en el caso de Catalunya y las Islas Baleares realizarán pruebas PCR generalizadas y algunos hospitales madrileños como el Hospital de Móstoles, el 12 de octubre o La Paz han suspendido operaciones no urgentes.