lahoradigital.com
Edición testing    25 de octubre de 2020

Caza de brujas

El presidente en funciones tiene tres opciones para gobernar y ninguna es buena. Puede hacerlo con un Gobierno de cooperación, colaboración o coalición, llámenlo como quieran, con Pablo Iglesias, el político agarrado a un ministerio, y la abstención de los independentistas de EH Bildu y ERC. O puede seguir esperando hasta el día del juicio final y que el temor a las calderas de Pedro Botero obligue a la extrema derecha española, PP y Cs, a poner alfombra roja a la Moncloa al sanchismo...

Vox en Andalucía sigue con su anunciada caza de brujas. Ya no pide nombre y apellido del funcionariado que evalúa los casos de violencia de género. Pero sí pide el resto de su biografía laboral. La formación de ultraderecha, una de las tres que se citaron en la Plaza de Colón, cree que emiten informes “ideológicos movidos por un feminismo supremacista”. En pleno siglo XXI y en los tiempos donde las mujeres reivindican sus derechos en todo el mundo, los de Santiago Abascal no terminan de entender que feminismo no es otra cosa mas que igualdad de derechos.
  • 1