lahoradigital.com
Edición testing    1 de junio de 2020

Cataluña arde

El Ministerio de Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska ha denegado el permiso a la celebración de las manifestaciones en coche convocadas por Vox para el próximo sábado en las cuatro capitales catalanas. Se entiende que puede existir un riesgo alto de contagio entre los manifestantes que luego trasladarían a otras personas, poniendo en riesto la salud de los ciudadanos.

Hace ya una década que el Govern de la Generalitat está fuera de la realidad, que vive en un mundo paralelo llamado “procés”. Lo peor de todo es que ha arrastrado a la sociedad y la economía catalanas hacia un pozo del que urge salir. Las anunciadas elecciones, cuando acontezcan, abrirán una ventana de oportunidad.

Ni un solo corresponsal extranjero entiende el extraño fenómeno que está sucediendo en España, donde la deslealtad con el Estado, el bloqueo y la irresponsabilidad política se banalizan mediáticamente y son utilizados como combustible altamente inflamable contra el pueblo, el orden público, y la desestabilidad territorial. Cuando Carles Puigdemont proclamó en 2017 la DUI, que inmediatamente desconvocó, Pedro Sánchez, entonces en la oposición y en las antípodas políticas de Rajoy, acudió a La Moncloa y se puso al lado del Presidente del Gobierno, incluso cuando privadamente le había dicho que personalmente “no estaba de acuerdo con la aplicación del art.155 en aquellas condiciones concretas”. De este modo demostró, cara al indepentismo catalán, al resto de España y a Europa, una Unidad con el Gobierno frente al desafío territorial.
  • 1